La inteligencia matemática en los niños

4 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
La inteligencia matemática implica una serie de habilidades básicas para el desarrollo en la vida cotidiana. A continuación, te explicamos más sobre este tema.

El aprendizaje y el entrenamiento de la inteligencia matemática en los niños es fundamental para el desarrollo cognitivo. De hecho, la competencia matemática es la que se necesita para describir y analizar:

  • Las cantidades.
  • El espacio.
  • Las formas.
  • Los cambios
  • Las relaciones
  • La incertidumbre y el azar.

Por tanto, está muy presente en todos los aspectos de la vida de las personas. Por ello, los niños, desde pequeños, deben aprender a apreciarlas y comprenderlas.

“En las matemáticas es donde el espíritu encuentra los elementos que más ansía: la continuidad y la perseverancia”.

-Jacques Anatole France-

La inteligencia matemática en los niños

Según Howard Gardner, la inteligencia lógico-matemática es la capacidad para usar los números de manera efectiva y de razonar adecuadamente. Esto incluye las siguientes habilidades:

  • Analizar situaciones de una manera lógica.
  • Solucionar problemas matemáticos.
  • Utilizar y representar sistemas de cuantificación numérica.
  • Asumir retos basados en el descubrimiento.Ábaco para impulsar la inteligencia matemática en los niños.

Para adquirir estas competencias, es preciso que los niños se sientan cómodos con los números y con las tareas que están relacionadas con su uso. Asimismo, es indispensable que aprendan a entender la información que se presenta en términos matemáticos.

Así, según María del Carmen Chamorro, las dimensiones de la capacidad matemática, que los niños deben aprender durante la etapa escolar, son las siguientes:

  • Comprensión conceptual de las nociones, propiedades y relaciones matemáticas.
  • Desarrollo de destrezas procedimentales.
  • Pensamiento estratégico: formular, representar y resolver problemas.
  • Habilidades de comunicación y argumentación matemática.
  • Actitudes positivas hacia las situaciones matemática.
  • Conciencia de las propias capacidades matemáticas.

Enseñanza de las matemáticas en la escuela

En el sistema educativo actual, la enseñanza de las matemáticas está enfocada de un modo rutinario y repetitivo, de modo que se realizan de forma continua ejercicios de cálculo y aritmética hasta conseguir su automatización.

Por tanto, las actividades matemáticas que se proponen en el colegio se basan en la memorización de una serie de pasos para lograr llegar a la solución. Así, en muchos casos, los niños resuelven las tareas de forma mecánica sin llegar a emplear la reflexión y el razonamiento lógico para hallar la respuesta correcta del ejercicio.

Para remediar dicho problema, los profesores deben abandonar la metodología tradicional de enseñanza y aplicar una más práctica. Es decir, los alumnos tienen que aprenden las matemáticas a través de actividades realistas que ejemplifiquen la utilidad de los conocimientos numéricos.

En este sentido, se incluyen varios elementos innovadores dentro de la educación basada en competencias y que son:

  • Potenciar una actitud activa en el proceso de aprendizaje de las matemáticas.
  • Fomentar la satisfacción y la diversión hacia las matemáticas a través de tareas lúdicas.
  • Desarrollar la creatividad en la solución de problemas.
  • Promover la manipulación de objetos matemáticos.
  • Reflexionar sobre la adquisición del pensamiento lógico.
  • Fomentar la confianza en uno mismo.
  • Potenciar la transferencia de los conocimientos matemáticos a la vida cotidiana.
  • Desarrollar la capacidad de utilizar eficazmente las nuevas tecnologías.Niños desarrollando su inteligencia matemática en clase.

La importancia de desarrollar la inteligencia matemática

Desarrollar la inteligencia matemática es fundamental para vivir en la cultura y en la sociedad actual, puesto que esta capacidad intelectual permite poder entender horarios, mapas, gráficos, tablas, análisis, etc. Asimismo, proporciona las habilidades básicas para realizar compras, ventas, facturas, viajes, recetas, etc.

Es decir, gracias al hecho de conocer y comprender la lógica y el cálculo numérico se pueden llevar a cabo muchas de las tareas que uno se encuentra en el día a día. Por otro lado, la inteligencia matemática fomenta el pensamiento crítico y divergente,lo cual es indispensable para:

  • Llevar a cabo debates y discusiones defendiendo las ideas con cierto criterio.
  • Seleccionar y comprender la información que aportan los medios de comunicación, especialmente si esta está relacionada con aspectos matemáticos.
  • Buscar patrones y relaciones entre ideas y conceptos.
  • Prestar atención a los detalles.

En este sentido, cabe destacar la siguiente reflexión que se expone en el Manual de Matemáticas y su Didáctica para Maestros de la Universidad de Granada:

«Uno de los fines de la educación es formar ciudadanos cultos, pero el concepto de cultura es cambiante y se amplía cada vez más en la sociedad moderna. Cada vez más se reconoce el papel cultural de las matemáticas y la educación matemática también tiene como fin proporcionar esta cultura.»

-Godino, Batanero y Font-

  • Cardoso, E. y Cerecedo, M. (2008). El desarrollo de las competencias matemáticas en la primera infancia. Revista iberoamericana de educación47(5), 1-11.
  • Chamorro, M. (2003): La didáctica de las matemáticas para primaria. España: Síntesis Educación.
  • Gobierno Vasco. (2010). Decretos curriculares para la Educación Infantil, Básica y Bachillerato de la Comunidad Autónoma del País Vasco. País Vasco: Departamento de Educación, Universidades e Investigación.
  • Godino, J. D., Batanero, C., y Font, V. (2003). Fundamentos de la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas para maestros. Granada: Universidad de Granada.