Enseña a tu hijo a gestionar su tiempo

El tiempo es para los niños algo abstracto y difícil de controlar. Enseña a tu hijo a gestionar su tiempo, con este paso a paso.

El tiempo en los niños

Muchos niños viven estresados debido a un amplio programa de actividades extraescolares, programadas desde que se levantan hasta que se acuestan.

La mayoría de los niños necesitan ayuda para aprender a organizar su tiempo, esta es una habilidad que puede enseñarse y aprenderse.

Debemos enseñar a nuestro hijo a gestionar su tiempo dentro y fuera del hogar, para que pueda disfrutar.

La puntualidad, el orden y la organización son cosas que se aprenden en casa, por lo que debes inculcarle a tus hijos la importancia de valorar el tiempo que disponen, para poder organizarse en su día, y aprovecharlo de la mejor manera según su edad.

La gestión del tiempo es una herramienta que pocos niños manejan adecuadamente, pero que a todos se les exige. Las carencias a este nivel se traducen siempre en una espiral de malos resultados académicos, desmotivación y pérdida de interés por todo lo relacionado con la escuela.

 

Tiempo presente, al mencionarlo ya es ausente

-Anónimo-

 

 

su tiempo2

 

Enseña a tu hijo a gestionar su tiempo

El concepto de la noción del tiempo puede resultar demasiado abstracto para un niño, y difícil de explicar para un padre. Entender que existe un momento del día concreto para la realización de cada tarea y que, además la realización de la tarea es por un tiempo limitado, no es sencillo.

Te damos algunas claves:

Familiarizarse con las medidas de tiempo

  • Aprender a usar el reloj o el calendario para actividades en las que tenga interés
  • Memorizar la fecha de su cumpleaños de su cumple o  de las vacaciones
  • Saber a qué hora se levantan , se acuestan o comen
  • Jugar a juegos en los que hay tiempo limitado para hacer las cosas
  • Practicar deportes cronometrados.

Limitar el tiempo frente a la televisión

La televisión es una de las formas más fáciles de perder el tiempo para los niños. Limitar el tiempo frente a la misma, ayuda a que los niños sean conscientes del tiempo que pasan frente a ella, les enseña a ser responsables, y puede que les haga encontrar tiempo para hacer otras cosas.

No pasar tiempo con el móvil

Los niños, prefieren siempre pasar tiempo con nosotros, jugar con nosotros, compartir juegos, espacio y diálogo, antes que estar delante de un móvil con un juego.

Lo prefieren siempre, a menos que seamos tan aburridos o tan poco comunicativos que nos den por imposibles. Busca alternativas, juegos, ofrécete para pasar un rato con ellos, llévalos a la calle, al parque, a jugar, coge una pelota o lee con ellos un libro. Todo antes que dar el móvil para que se entretengan.

su tiempo4

 

Priorizar tareas

Enseñar a los niños a priorizar es enseñarles a no dejarse llevar por sus impulsos, aprender a organizarse y a diferenciar entre aquello importante lo aplazable. Además aprenden valores tan importantes como el esfuerzo, el orden y la disciplina.

Realizar una actividad a la vez

Hacer solo una cosa a la vez supone poner la atención, el esfuerzo y la energía en eso que se está trabajando. De esta manera, se podrán obtener mejores resultados.

Evitar la prisa 

Vivir apurado no es un buen consejo, ya que puede estar afectando el resultado de las acciones y provocando irritabilidad.

Administrar el tiempo evitará caer en esta situación de desesperación.

Tomar decisiones

Es importante fomentar el hábito de tomar decisiones en nuestros niños, porque muchas veces se aumenta la ansiedad, y no se puede administrar el tiempo correctamente, por no saber decidir.

Fomenta la disciplina

Ayudar a desarrollar la voluntad de hacer las cosas diariamente aunque a veces no coincida con lo que deseamos.

¿Por qué es importante aprender a gestionar el tiempo?

No saber gestionar el tiempo correctamente puede provocar en nuestros hijos:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Problemas de conducta
  • Malas relaciones sociales
  • Baja productividad
  • Rendimiento bajo

Una de las causas más importantes del estrés, es la falta de tiempo necesario para llevar a cabo la actividad.

No debes olvidar…

Para empezar cada uno de nuestros días, es importante saber administrar el tiempo de acuerdo a nuestras necesidades y forma de ser.

Lo que es adecuado para una un niño puede no serlo para otro.

Es importante educar con nuestro ejemplo ya que somos un modelo para nuestros hijos. No podemos transmitirles nuestras prisas.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar