Embarazo y diarrea

Corina González · 3 agosto, 2018
Las molestias estomacales son, por mucho, unas de las más frecuentes durante el estado de gravidez. Con sencillos hábitos, podemos reducir las probabilidades de que estas nos aquejen.

Embarazo y diarrea, una combinación realmente incómoda para cualquier futura madre. Además, y para desgracia de muchas mujeres, es muy común; incluso más de lo que se piensa.

La dupla embarazo y diarrea puede estar presente durante todo el período de gestación sin que esto signifique que algo grave ocurre. Esto, siempre y cuando las heces no estén acompañadas de sangre, dolores abdominales y que no haya presencia de fiebre.

Esta incómoda situación es muy común, tanto que podría ser considerada como uno de los síntomas regulares del embarazo. Las ganas de ir al baño aumentan en las futuras madres y sus evacuaciones son más acuosas, sobre todo en el primer y tercer trimestre.

Se debe tener en cuenta que, durante el embarazo, los cambios que sufre el cuerpo de una mujer son importantes. Por lo tanto, estos también pueden provocar reacciones indeseables.

En el primer trimestre, cuando por lo general hacen su aparición las náuseas y vómitos, también se presenta la diarrea como un componente complementario al malestar propio del inicio del embarazo.

En adición, casi al llegar a término, también suele aparecer la diarrea, gracias a la presión que ejerce el bebé sobre el estómago de su madre. Esto provoca una digestión menos eficaz.

Embarazo y diarrea: ¿cuáles son las causas?

Si bien puede tener diversos desencadenantes, estos son los orígenes más comunes de esta afección:

Cambios hormonales

Los cambios hormonales juegan un papel importante en cuanto a las causas de la diarrea durante el embarazo. Las hormonas hacen de las suyas y afectan el sistema gastrointestinal; así, provocan vómitos, náuseas, diarrea y también estreñimiento, en algunos casos.

Embarazo y diarrea es una molestia que aqueja a muchas mujeres embarazadas.

Modificaciones en la dieta

Algunas veces, embarazo y diarrea se combinan cuando la futura madre modifica sus hábitos alimenticios por unos más saludables, debido a su estado.

Por lo general, se aumenta la ingesta de frutas y alimentos fibrosos para prevenir el estreñimiento; esto desencadena la diarrea. Afortunadamente, si es por cambios en la dieta diaria, este malestar sólo se presentará por unos días.

Medicación o consumo de vitaminas

Algunos multivitamínicos que son recetados a las mujeres gestantes pueden provocar diarrea en el embarazo. Caso contrario a lo que ocurre con el hierro, que causa estreñimiento.

Problemas en la digestión

Es muy probable que, durante el embarazo, se presenten problemas en la digestión, pesadez en el estómago náuseas y vómitos. La diarrea muchas veces se presenta en estos casos como consecuencia de la mala digestión de los alimentos.

“En el primer trimestre, cuando por lo general hacen su aparición las náuseas y vómitos, también se presenta la diarrea”

Intolerancia a la lactosa

Un gran número de futuras mamás incrementa su consumo de leche durante la gravidez. Esto, en ocasiones, las lleva a presentar una repentina intolerancia a la lactosa, comúnmente acompañada con diarrea.

Esta causa se puede descartar fácilmente deteniendo el consumo de leche y consumiendo otros suplementos con calcio. Si se nota que la diarrea ha parado, entonces debemos continuar con las medidas adoptadas. Por suerte, tras el parto, es probable que puedas seguir consumiendo lácteos sin ningún tipo de problema.

Vulnerabilidad del sistema inmune

Mientras la mujer esta embarazada, es el blanco perfecto para contraer enfermedades e infecciones debido a la vulnerabilidad de su sistema inmune.

En este sentido, las bacterias, las infecciones y los virus estomacales la eligen como la candidata ideal. Esto da lugar a la combinación indeseable: embarazo y diarrea.

¿Puedo prevenir la diarrea en el embarazo?

¡Afortunadamente si! Podemos evitar la terrible combinación embarazo y diarrea siguiendo únicamente estos muy fáciles consejos:

  • Mantén una alimentación balanceada.
  • Asegúrate de que tus vegetales y frutas estén perfectamente higienizados antes de consumirlos.
  • Evita comer mucho en una sola comida; es preferible hacer varias comidas pequeñas al día.
  • Si sales de paseo, consume únicamente agua embotellada en los lugares de comida que visites.
  • Evita experimentar con platos y condimentos que no conoces.
  • Reduce considerablemente el consumo de bebidas con azúcar procesada, como las gaseosas y las energéticas.
  • Vigila los medicamentos que consumes y lo que causan en ti; si identificas a uno como el culpable de las diarreas, consulta a tu médico para que te recete otro.
Las molestias digestivas son comunes durante el embarazo.

Sugerencias finales

Luego del embarazo, cuando tus rutinas se reacomoden a tu nueva vida, seguramente este tipo de malestares se reducirá considerablemente. 

En tanto, si se te presenta durante el embarazo, debes recordar que es algo perfectamente normal. No obstante, si sientes que ya está ocurriendo de manera excesiva, visita a tu médico para evitar complicaciones.

Asimismo, en caso de que tengas episodios de diarrea, ten a la mano bebidas deportivas que contengan electrolitos para evitar la deshidratación.

Por último, no dejes que este malestar arruine tus días. Sigue adelante con la mejor actitud, que seguramente podrás sobreponerte a esto y a muchas cosas más.