El retraso simple del lenguaje

Kawaii · 1 abril, 2018
A continuación te comentamos todo lo que necesitas saber acerca del retraso simple del lenguaje y cómo puedes actuar al respecto.

El retraso simple del lenguaje se trata de una dificultad de tipo leve a la hora de desarrollar el lenguaje. En otras palabras, no supone un problema a largo plazo.

Cuando un niño no tiene un lenguaje acorde a su edad, es probable que esté experimentando un retraso. Las causas más comunes de esto son la sobreprotección y la falta de estimulación en el hogar. Por ejemplo, si los padres se anticipan siempre a los deseos del niño, este no se verá motivado a expresar sus deseos en voz alta.

Si bien la expresión del lenguaje está afectada, esto no implica que la comprensión también lo esté. Al contrario, el retraso simple del lenguaje indica que un niño comprende más de lo que habla.

¿Cómo se manifiesta?

El retraso simple del lenguaje indica que este se va desarrollando más tarde de lo normal y lentamente.

El retraso simple del lenguaje.

En estos casos, las primeras palabras del niño comienzan a aparecer a los 2 años de edad, en lugar de al año de edad. Por otra parte, la unión de las dos palabras y se manifiesta después de los 3 años. Por ejemplo: “flor amarilla”, cuando esto debería suceder a los 18 meses aproximadamente.

Cabe destacar que, en la medida que el lenguaje es más escaso, la formación de las frases se hace más difícil. Esto provoca que, cuando al niño se le pregunta algo, responde con frases muy cortas y, en general, es muy escueto. En este mismo sentido, resulta evidente que toman una actitud pasiva en lo que respecta el lenguaje.

Hay algunas etapas en las que el niño comprende frases concretas especialmente en las que interviene su familia, por ejemplo: dame la pelota.

Sin embargo en frases más abstractas de espacio-tiempo o también en frases que no son muy familiares para él, cómo por ejemplo: te vas de viaje es algo común que a temprana edad no entienda.

El retraso simple del lenguaje y sus causas

  • Antecedentes familiares de retraso simple del lenguaje.
  • Ciertos factores ambientales: vocabulario pobre o deficiente en el entorno familiar, falta de estimulación, sobreprotección.
  • Conflictos y violencia en el hogar.

¿Cuáles son las diferencias entre el retraso del lenguaje simple y otros trastornos del lenguaje?

El trastorno específico del lenguaje, también conocido como disfasia, se ha considerado según estudios realizados una patología más compleja y severa que el retraso simple del lenguaje. En este caso el lenguaje también se adquiere de manera tardía. Con la diferencia que lo hace sin respetar las pautas evolutivas de una situación normal. En especial, suele estar más afectada la comprensión del lenguaje que en el retraso simple.

Sin embargo, los profesionales expertos cuando empiezan a tratar a un niño que presenta trastornos de aprendizaje simple se le hace difícil poder diferenciar un trastorno comparado con el otro.

Por ello, es que se hace indispensable visitar con la urgencia del caso y cuanto antes a un profesional especialista en la materia. La razón es porque la evolución y soluciones al problema se hace de manera eficaz cuando se trata de modo precoz.

El retraso simple del lenguaje.

Aspectos a tener en cuenta

Hay quienes opinan que este trastorno no tiene mayor incidencia en el desarrollo en el aprendizaje del niño, se estima que a partir de los seis años la situación comenzará a mejorar.

Los casos de retraso simple del lenguaje en niños se puede asociar en algunos casos a las torpezas motoras específicamente en la coordinación en la motricidad fina, en la coordinación de la lateralidad y saber diferenciar los colores, formas y espacios temporales.

Las sugerencias más indicadas para tratar estos casos de retraso simple de lenguaje en niños, es por ejemplo vocalizar adecuadamente, no hablar de prisa, evitar el vocabulario infantil, etc. Asimismo, se recomienda que vaya a una guardería y si se llegase a entablar una conversación con el niño, se tiene que respetar su emisión y tiempo de intervención.

Se debe establecer una conversación práctica y agradable y muy especialmente que sea adaptada a su capacidad de comprensión. Por último, es recomendable leerle cuentos con imágenes, esto sirve de soporte en su vocabulario. Así como introducirlos en canciones infantiles se considera un excelente modelo para iniciar la repetición verbal y otros ejercicios para mejorar el habla.