Cuáles son los cambios que experimenta el ombligo durante el embarazo

Durante la gestación, el cuerpo de la mujer sufre diferentes tipos de cambios, por fuera y por dentro. El ombligo durante el embarazo no es la excepción.
Cuáles son los cambios que experimenta el ombligo durante el embarazo

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 13 noviembre, 2022

A muchas mujeres les toma por sorpresa los cambios de su ombligo. Puede que se lo vean abultado, sobresalido o hasta aplanado. Incluso es probable que les dé la impresión de que se les volteó. A continuación, descubre cuáles son los cambios que sufre el ombligo durante el embarazo.

La función que cumple el ombligo durante el embarazo

En el período de gestación, el ombligo cumple una función muy importante, pues marca el punto en que se une el feto con tu cordón umbilical. Por medio de este, le suministras todos los nutrientes, la sangre y el oxígeno. En otras palabras, todo lo que tu bebé necesita para desarrollarse dentro del útero.

Cambios que experimenta el ombligo durante el embarazo

Durante el embarazo, se presentan ciertos cambios. Por ejemplo, el aumento de tamaño del útero, que hace presión en el centro del cuerpo. Esto ocasiona, en algunas mujeres más que en otras, cambios en el ombligo. Entre las transformaciones más comunes, se pueden mencionar las siguientes:

  • Aplanamiento del ombligo: a medida que pasan los meses, la piel se va estirando. Esto trae como consecuencia que el ombligo se estire, lo que da la impresión de que se borra o desaparece.
  • Abultamiento del ombligo: entre el segundo y tercer trimestre de embarazo, después de la semana 28, ocurre la retroversión o desviación del ombligo. Este es un fenómeno indoloro que hace que el ombligo salga hacia afuera, como un botón.
  • Aparición de la línea oscura o negra: esta línea vertical, llamada también la línea alba, va desde el ombligo (o un poco más arriba) hasta el pubis. Los cambios hormonales que se presentan durante la gestación hacen que se torne oscura; va desapareciendo de manera paulatina después del parto.
Muchos creen que la forma de tu barriga puede indicar el sexo de tu bebé.


Período en que el ombligo vuelve a su sitio

Si el ombligo se sale antes o después de la fecha indicada anteriormente, no debe ser un motivo para que te preocupes. Se debe a que, en las mujeres con tejidos flácidos, el ombligo puede brotarse antes. A diferencia de las de piel más dura y gruesa, en quienes puede pasar desapercibido.

Aunque el ombligo durante el embarazo pierde su aspecto, este vuelve a tener su posición original después del parto. El útero comienza a acomodarse y retomar su tamaño; así también vas a ir recuperando tu peso.

“Por medio del ombligo, le suministras al bebé todos los nutrientes, la sangre y el oxígeno. En otras palabras, todo lo que necesita para desarrollarse dentro del útero”

Complicaciones que suelen presentarse

Debido a un agotamiento excesivo de los músculos abdominales, puede que se te produzca una hernia umbilical. Los síntomas más comunes que se presentan son los siguientes:

  • Sensibilidad o dolor en el abdomen.
  • Presencia de abultamiento o masa blanda.
  • Vómitos.
  • Indigestión.
  • Fiebre.
  • Trastornos del sistema gastrointestinal, como estreñimiento.
  • Infecciones.
  • Dermatitis.

¿Cómo prevenir las complicaciones?

Por desgracia, no existe una medida 100 % infalible para evitar la aparición de una hernia umbilical durante el embarazo. Sin embargo, puedes seguir ciertas recomendaciones para reducir la probabilidad de padecer esta complicación. Las recomendaciones están orientadas a disminuir la tensión sobre el abdomen y destacan las siguientes:

  • Evita una ganancia excesiva de peso.
  • Mantén una postura adecuada, evitando el aumento de la curvatura lumbar.
  • Usa cinturones pélvicos o fajas especiales.
  • Realiza ejercicios de intensidad leve o moderada para fortalecer el abdomen.

Razones por las que duele el ombligo

A algunas embarazadas les duele el ombligo y su alrededor solo con rozarlo. Este dolor se relaciona con que la tripa ha crecido de forma rápida. Esta distensión tan veloz de la piel no ha permitido que se adapte al cambio.

A fin de aliviar el dolor, utiliza una faja para embarazadas, algo especialmente útil si existe separación de los músculos abdominales (diástasis de los rectos). Asimismo, puedes ponerte ropa interior que te tape el ombligo para que tu cuerpo se adapte a su nuevo estado; este subirá de peso progresivamente.

Por ser una zona muy sensible, el dolor puede resultar terriblemente molesto. Es probable que debas utilizar ropa ancha o que lo deje más expuesto para evitar roces que te irriten el ombligo.

El ombligo durante el embarazo puede ser origen de diversas molestias y preocupaciones para la mujer.


Vigila el dolor

Si bien las molestias ocasionales pueden aparecer como consecuencia de los cambios fisiológicos en el embarazo, debes prestar atención si existe dolor. Si es algo pasajero no hay problema, pero recuerda que todo dolor abdominal intenso debe ser evaluado por un médico, especialmente en compañía de otros síntomas.

Por ejemplo, es común que muchos casos de apendicitis se originen en la región umbilical y se extiendan a la zona típica (fosa ilíaca derecha, el cuadrante inferior y lateral derecho del abdomen). Además, hay otros síntomas típicos como fiebre, falta de apetito, náuseas y vómitos. Según estudios, esta es la causa de intervenciones quirúrgicas más frecuente durante la gestación.

Recomendaciones que puedes seguir

No se puede hacer absolutamente nada para evitar que el ombligo se salga. Sin embargo, sí puedes analizar los siguientes consejos que son fáciles de cumplir:

  • Utiliza ropa cómoda para que las molestias sean menores en la zona.
  • Controla tu dieta con el objetivo de no aumentar demasiado peso durante el embarazo.
  • Consulta con tu médico sobre la posibilidad de realizar ejercicios para fortalecer la pared abdominal.
  • Si después del embarazo tu ombligo queda muy resaltado y no recupera su aspecto original, un cirujano puede corregirlo. Con una pequeña intervención, lo reconstruye, así de una vez eliminará el exceso de piel.
  • Utiliza mucha crema corporal, para que mantengas hidratada la piel alrededor de tu ombligo.
  • Mantén una higiene adecuada utilizando jabones neutros, sin fragancia y sin químicos irritantes. Además, si tienes dudas, consulta a un especialista en dermatología.

Aunque estos cambios te tomen por sorpresa, no debes preocuparte demasiado, porque todo es normal. Tu útero y tus músculos abdominales volverán a su estado natural.

En ese momento, todos los cambios que sufrió el ombligo durante el embarazo desaparecerán. Por lo tanto, si estás en el proceso de embarazo, no debes angustiarte por este detalle. Ahora, si posterior al parto tu ombligo no regresa a la normalidad, deberás buscar atención médica especializada.

Te podría interesar...
Son peligrosos los embarazos a una edad tardía
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Son peligrosos los embarazos a una edad tardía

Los embarazos a una edad tardía son aquellos que se producen después de los 35 años de edad o a inicio de los 40. Conoce sus riesgos y cuidados nec...



  • Flores-Ramírez Salvador, Flores-Morales José Luis, Fuentes-Rivas Adolfo. Apendicitis durante el embarazo: Experiencia en el Hospital General Toluca Dr. Nicolás San Juan. Cir. gen  [revista en la Internet]. 2011  Dic [citado  2022  Nov  13] ;  33( 4 ): 218-221. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-00992011000400002&lng=es.