El momento en el que se te cae el bebé al suelo por primera vez

Agetna 19 julio, 2017

Se te cae el bebé al suelo y quieres que ese instante, antes de que él llegue al suelo, se quede congelado en el tiempo. Así como si se tratara de un filme que puedes pausar y retroceder una y mil veces, deseas que ese momento de presenciar la caída de tu hijo no llegue nunca.

Pero claro, como se trata de una fantasía, para ese entonces estás condenada a ver cómo el cuerpecito de tu pequeñín toca el suelo a la vez que se te nubla el mundo.

¡Bebé al suelo! Maneras de evitar que esto pase

No existe el modo de evitarle una caída a un niño de 1 año que está aprendiendo a caminar, tampoco al que está corriendo, trepando o haciendo piruetas. Pero sí existen miles de maneras de evitar las caídas de un bebé que apenas se mueve en los brazos de mamá.

Todo está en que las tengamos en cuenta.

Nunca lo dejes solo encima de la cama

Nadie quiere que un hijo se le caiga al suelo; pese a ello, la mayoría de las caídas de los bebés tienen su origen en accidentes que pueden evitarse.

Una de las principales causas que originan las caídas de los bebés es la de dejarlos solitos encima de la cama.

Muchas madres ponen a sus hijos sobre sus camas para ponerles la ropa, cambiarles el pañal, vestir la cuna con sábana limpia… en dichas faenas no siempre tienen a mano todo lo que necesitan y se separan por un instante del bebé que aguarda encima del colchón.

Como el niño no sabe girar y apenas se mueve, la madre no considera el hecho de que en cualquier momento pueda ir al suelo. Sin embargo, el bebé la sorprende y buscándola a ella misma, o intentando ver algo que le ha llamado la atención, da un giro “mágico” y se gira. Para ese entonces, de nada vale que la madre se asuste y corra hacia él. El niño va a dar al suelo.

bebé al suelo 2

Mamá, si quieres evitar que tu hijo se golpee contra el suelo nunca lo dejes solo encima de tu cama.

Haz que su baño sea seguro

El momento del baño es otro de los instantes que más originan caídas en los bebés. Esos cuerpecitos pequeñitos que se cuelan entre las manos, enjabonados y siempre en movimiento, son un verdadero “peligro”.

Por eso, el momento del baño, por lo riesgoso que es en cuanto a caídas, debe ser lo más seguro posible.

Tiempo atrás, cuando no existían los cuartos de baño, los bebés se bañaban encima de las camas. Aunque con tantos adelantos hoy puede resultar un método bastante anticuado no deja de ser uno de los más seguros.

Con un nylon encima de la cama para evitar que el colchón se moje, la bañera encima de él, un recipiente con agua tibia, una jarra para coger el agua y el gel de baño del bebé, cualquier madre puede evitar que si, por casualidad su hijo se le resbala de las manos, vaya a dar al suelo.

Mientras lo tengas en brazos debes concentrarte en él

Por último, existe la tendencia de hacer diversas labores mientras se tiene al bebé en los brazos; aunque claro, más que la tendencia, es la necesidad.

Las madres de este tiempo dejaron de ser las amas de casa que fueron antes y las 24 horas del día no les alcanzan para cumplimentar las faenas del hogar, las necesidades personales, su descanso, y atención del bebé.

bebé al suelo 3

Cuando tengas qué hacer mientras cargas a tu hijo en brazos no olvides estar atenta a él. Nada es más importante.

Los bebes no crecen solo por la cantidad de leche que ingieren, sino también –y sobre todo– por el contacto emocional con la mamá.

 —Laura Gutman—

 

¿Cómo actuar ante la caída de un bebé?

Si por un motivo u otro tu hijo pequeño se te cae al suelo debes saber cómo actuar. Para terminar, te aconsejamos:

  • Revísalo. Si se le hizo algún corte y comienza a echar sangre, limpia la herida con una gasa, presiónala y llévalo a urgencias. Si se le levanta un chichón ponle hielo para que le baje el absceso
  • Bésalo, procúrale caricias, cántale… cuando te sientes mal, te caes o te duele algo, mejoras si alguien se ocupa de ti y al menos te pasa una mano por el hombro. A tu hijo le sucede lo mismo
  • Cárgalo enseguida pero no lo zarandees. Si tiene alguna lesión puedes perjudicarlo más al sacudirlo
  • Obsérvalo. Cuando alguien enferma y va al médico los doctores siempre recomiendan la observación del paciente y no es por gusto. Si en la caída tu bebé se golpeó la cabeza y sufrió un traumatismo craneoencefálico tendrá síntomas posteriores que te van a revelar dicha lesión: vómitos, pérdida de la consciencia, convulsiones, sangramiento por la nariz, entre otros. Cuando adviertas cualquiera de ellos llévalo inmediatamente con su pediatra.
Te puede gustar