El coste real del embarazo

16 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Un embarazo se planea y se afronta con ilusión, muchas veces sin tener en cuenta que implica costes personales y financieros que hemos de valorar.

Cuando una mujer descubre que está embarazada se prepara para iniciar un proceso mágico. Sabe que, a partir de ese momento, y en poco tiempo, su vida cambiará por completo. Pero, a pesar de tratarse de una experiencia sumamente gratificante, el embarazo tiene un coste real para toda mujer.

Desde el inicio de la gestación experimentará cambios a nivel físico, personal y emocional. Los costes ocultos de engendrar vida en tu interior han de tenerse muy en cuenta a la hora de seleccionar el momento idóneo para convertirse en madre. Es necesario ser consciente de que no será un camino fácil, has de estar preparada.

Por ello, tanto si estás embarazada como si estás planeando aumentar tu familia en un futuro próximo, seguro este artículo te será de utilidad. La maternidad es una de las decisiones más importantes que tomarás en tu vida, y has de hacerlo contando con toda la información al respecto.

La baja por maternidad

No todas las mujeres pueden disfrutar de una baja por maternidad pagada. Hay muchas mujeres que son trabajadoras autónomas y, aunque estén sin trabajar por baja maternal, deben seguir pagando igual sus impuestos.

Pero no solo eso, además, deberán contar con ahorros suficientes para poder pagar sus facturas durante los meses de baja y cubrir las necesidades del bebé cuando este haya llegado al mundo. Las trabajadoras autónomas si no trabajan, no cobran.

Meditando el coste real del embarazo

Posible pérdida de empleo y sanciones, un coste real

Esta es una triste realidad. La sociedad quiere que las mujeres tengan hijos pero al mismo tiempos las sancionan si los tienen porque dejan de ser ‘productivas’. Se supone que la ley protege a las mujeres embarazadas de la discriminación, pero en muchos casos, en la vida real, esto no sucede. Las mujeres embarazadas pueden perder trabajos que sean físicamente exigentes e incluso pueden ser penalizadas por bajo rendimiento.

Son muchas las empresas que se niegan a emplear a mujeres que quieran ser madres a corto plazo. Pueden darles permiso sin sueldo en caso de que se queden embarazadas o incluso -y por desgracia- despedirlas.

La ropa de maternidad

A menos que formes parte del escaso grupo de mujeres privilegiadas que no necesitan llevar ropa específica para el embarazo, deberás renovar tu armario. La realidad, para la gran mayoría de madres, es que tendrán que invertir algo de dinero en ropa premamá. Tal vez no sean muchas prendas las que necesites, pero siempre supondrá un coste adicional.

La ropa de mujer embarazada no es barata, es otro coste real que debes tener en cuenta. Por ello será necesario que tengas un dinero apartado para poder gastarlo en este menester. Aunque quizá tengas la suerte de conocer a alguien que te pueda prestar la ropa de maternidad durante los nueve meses que dura el embarazo.

Posibles complicaciones

Todas esperamos tener un embarazo fácil y saludable pero, en ocasiones, aparecen complicaciones que no se pueden remediar. Quizá se necesiten tratamientos médicos específicos que requieran un gasto adicional por tu parte. O tal vez necesites reposar en la cama y dejar de trabajar -y dejar de cobrar si eres una mujer autónoma-. Es necesario que antes de quedar embarazada tengas en cuenta estos posibles imprevistos para evitar echarte las manos a la cabeza en el futuro por falta de dinero.

pregnancy-1576450_640

Seguro médico

Son muchas las mujeres que pueden tener asistencia por la Seguridad Social en el caso de vivir en España, pero no todas las mujeres gozan de estos servicios. O incluso es posible que, aunque tengas esta oportunidad, prefieras tener una atención personalizada y mucho más específica. En este caso, hay mujeres embarazadas que optan por pagar un seguro médico para ser atendidas durante todo el embarazo en una clínica privada y tener un parto en el lugar donde consideran serán mejor atendidas.

Ten presente el coste real del embarazo

Estos son solo algunos de los elementos que forman parte del coste real que supondrá el embarazado para ti. Evidentemente más adelante tendrás otros gastos adicionales relacionados con la crianza de tu bebé, pero este es un aspecto que se suele tener más en cuenta.

El embarazo suele planearse y afrontarse con ilusión, muchas veces sin reflexionar acerca de todo lo que implica. Por ello, antes de convertirte en madre trata de estar preparada para ello.

  • Basurko, O. F. Algunos aspectos relativos a la prevención y protección de la maternidad y la lactancia de las trabajadoras autónomas y TRADES. Lan Harremanak. Revista de Relaciones Laborales, (23).
  • Roda, C. (2020, marzo 13). Cerebro del embarazo: cambios en la estructura y el tamaño durante años. Recuperado mayo de 2020, de https://lamenteesmaravillosa.com/cerebro-del-embarazo-cambios-en-la-estructura-y-el-tamano-durante-anos/