Educación vial para niños

Lorena González 26 agosto, 2018
La educación vial no solo consiste en enseñar a colocarse el cinturón de seguridad en un vehículo. A continuación te contamos más.

Una de las enseñanzas o mejor dicho, herramientas más importantes que se puede adquirir en la infancia, en materia de ciudadanía y seguridad personal, viene a ser todo lo relativo a la educación vial. Por ello, a continuación te comentaremos todo lo que necesitas saber al respecto y cómo puedes transmitirlo a tus hijos.

El término ‘seguridad vial’ es bastante amplio, ya que no solo incluye el conocimiento de las tecnologías empleadas para el desplazamiento terrestre y su correcto uso, sino las normas reguladoras de tránsito, la responsabilidad de los usuarios y las actitudes preventivas por parte de todo ciudadano.

El tema principal de la educación vial radica en el entendimiento y acatamiento de la norma, tanto por el propio bien como por el de otros. En este sentido, se entiende que una actitud irresponsable de una persona, puede llegar a perjudicar a otras.

Un ejemplo muy evidente viene a ser el siguiente: si un conductor mira su teléfono en lugar de concentrarse en la vía, puede llegar a provocar un accidente en el cual no solo él mismo se vea afectado sino también otros conductores y peatones.

La educación vial debe reforzarse en el hogar.

¿La educación vial es solo teoría?

A la hora de educar en materia vial no es necesario obligar a los niños a memorizar a la perfección las normas de tránsito recopiladas en libros de texto no escolares.

Se trata de generar en ellos el interés suficiente para que asimilen el conocimiento como una herramienta práctica, capaz de ayudarles a desenvolverse en un entorno vial de manera eficiente, por el resto de sus vidas.

Por ende, la información no solo debe ser teórica sino práctica. Y para que sea bien asimilada, lo mejor es intentar transmitirla mediante juegos didácticos.

En las escuelas, los maestros suelen valerse de actividades que estimulan a los niños a aprender, mediante diversas estrategias, las normas de seguridad y prevención vial. No obstante, ninguna educación vial estará completa si no se brinda un refuerzo en el hogar. 

¿Cómo transmitir la educación vial a los niños?

Para empezar, es necesario hacerles saber a los niños todos los beneficios que incluye el cumplimiento de las normas de seguridad vial, a su edad y en el futuro. Hay que realizar hincapié en el hecho de que, consolidar el conocimiento a su edad, les ahorrará tener que hacerlo en el futuro.

Por ejemplo, si aprenden y mantienen la información acerca de las señales de tránsito, el día de mañana se les hará más fácil aprender a conducir un vehículo y obtener su respectivo certificado o licencia.

Para conseguir una buena educación vial, resulta muy conveniente llevar a la práctica la información. Por ejemplo, se puede ir a una zona de poco tránsito para practicar el cruce peatonal en compañía de los padres. En el parque, se puede aprender a dejar libre el canal de las bicicletas para evitar accidentes, etcétera.

Puntos importantes a enseñar

1. Identificar señales

Cuando se salga a la calle con los niños, se les deberá mostrar y explicar la función de las señales que encontrarán a su paso. Evidentemente, se les deberá enseñar a identificar el paso peatonal, los colores del semáforo, y otras señales.

En las zonas donde hayan circuitos para caminar y para andar en bicicleta, se pueden ‘pulir’ los conocimientos de los niños en materia de seguridad vial.

2. Subir y bajar del vehículo por el lugar correcto

Otra de las normas de seguridad vial que debes enseñar a tus hijos, es la forma correcta de subir y bajar de un vehículo. No solo será necesario indicarles que deben esperar a que el vehículo no esté en movimiento sino que deben subir y bajar siempre por el lado de la acera. 

Por otra parte, se les debe enseñar a no sacar la cabeza ni las extremidades por las ventanas de ningún vehículo, puesto que esto implica poner en riesgo su integridad.

3. La postura corporal correcta y el cinturón

Esta viene a ser la norma más difícil de acatar para los niños, pero es necesario hacer que la entiendan. Siempre que se viaje dentro de un vehículo, se debe mantener una postura correcta y llevar puesto el cinturón de seguridad para prevenir accidentes o bien, minimizar su impacto.

Es necesario enseñarles y ayudarles a colocarse y quitarse correctamente el cinturón de seguridad.

La educación vial incluye el buen uso de los dispositivos electrónicos.

Importante: el uso de los dispositivos electrónicos

Es sumamente importante ser consecuentes con lo que deseamos transmitir a los niños. En este sentido, a la hora de conducir, es necesario que no se utilicen celulares ni ningún otro dispositivo que pueda distraer y contradecir el mensaje que se les quiere dar a los niños.

El conductor debe saber delegar ciertas acciones al copiloto, a fin de velar por la seguridad de todos. Por ejemplo, si la familia acostumbra a viajar con música, se le pude pedir al copiloto que la coloque, o bien, el conductor puede colocarla antes de poner en marcha el vehículo.

Cuando se vea a otra persona incumpliendo las normas de seguridad vial, se le debe explicar al niño por qué es un mal ejemplo y el peligro que supone para sí mismo y para otras personas.

También se les debe enseñar a que, al caminar por la calle, no deben mirar ni manipular ningún dispositivo electrónico que pueda distraerlos, ya que esto evitará que miren si hay o no una amenaza en la vía.

Te puede gustar