Diferencias entre las escuelas infantiles tradicionales y las alternativas

Al igual que la sociedad, la educación evoluciona y nos presenta nuevas opciones. ¿Son muy diferentes las escuelas convencionales a las alternativas? Te lo contamos todo.
Diferencias entre las escuelas infantiles tradicionales y las alternativas

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 08 febrero, 2022

Descubrir las diferencias entre las escuelas infantiles tradicionales y las alternativas es el primer paso para elegir qué tipo de educación le vas a brindar a tu niño.

La educación tradicional consolidó su modelo en el siglo XX, con la masificación de la escuela pública. Su objetivo principal fue transmitir conocimientos, enseñar normas y preparar a los niños para que desarrollen alguna actividad profesional a futuro.

Sin embargo, con el avance de las ciencias y el estudio más profundo de la infancia, en el siglo pasado surgieron otros modelos educativos que se estructuraron de forma diferente. Estas pedagogías aplican novedosos enfoques al proceso de enseñanza-aprendizaje y, por ello, se las conocen como escuelas nuevas o de educación alternativa. Algunas de las más populares son las siguientes:

  • Método Montessori.
  • Sistema Amara Berri.
  • Filosofía Reggio Emilia.
  • Método Waldorf.
  • Escuela Popular de Paulo Freire.
  • Escuelas Bosque.

¡Aprendamos más sobre el tema!

 “La educación es nuestro pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a las personas que se preparan para hoy”.

-Malcolm X-

Conoce las principales diferencias entre las escuelas infantiles tradicionales y las alternativas

La educación que reciben nuestros niños tiene el objetivo de formarlos integralmente y tanto las escuelas infantiles tradicionales como las alternativas lo hacen a su manera. A continuación, te vamos a explicar las diferencias más importantes entre ellas.

Proceso de enseñanza aprendizaje

Profesor motivando a sus alumnos y promoviendo el apego en el aula.

En la educación convencional, el maestro o el profesor enseñan y el alumno aprende. Es un proceso unidireccional y estandarizado, que no toma en cuenta ni los intereses ni las individualidades de los pequeños o del grupo.

En cambio, en la escuela alternativa el rol del docente es el de guiar al niño y de fomentar su interés, pues es el mismo infante quien genera sus propios aprendizajes. En este proceso se respetan los tiempos de cada pequeño y el maestro trata de intervenir lo menos posible.

Actores en el espacio educativo

Para la escuela tradicional los papeles están bien marcados: el niño tiene un rol pasivo y el maestro es el protagonista, el personaje que está más activo en el aula.

Con un enfoque diferente, la educación alternativa pone al niño en el centro y es quien aprende en base a su interés y a sus propias experiencias. Y además, se retroalimenta gracias a la comunicación libre que establece con sus pares y con su entorno.

Articulación de los contenidos

En el sistema de la escuela convencional los temas se articulan en asignaturas y los niños, según el nivel, tienen que alcanzar ciertos conocimientos mínimos, establecidos por la autoridad educativa.

La estrategia de contenidos de la educación nueva se ejecuta de acuerdo a la etapa del desarrollo en la que se encuentra el niño. En este caso, el rol de maestro es saber identificarla para ofrecerle al alumno los contenidos más adecuados para él.

Métodos de enseñanza

Los métodos de enseñanza de la educación tradicional están basados en la memorización y en la repetición de los conceptos y de las ideas transmitidas por el docente. No obstante, en los últimos años ha tomado mayor relevancia la investigación, la experimentación y las propuestas más dinámicas.

En un camino opuesto, en las escuelas alternativas se prioriza iniciar la percepción a través de los sentidos, para pasar luego a las ideas abstractas. Al usar materiales manipulativos, a los pequeños les surgen muchas preguntas sobre los objetos concretos y son ellos mismos quienes se las responden para construir sus propios conocimientos.

Planificación del tiempo

Los horarios de clase son la forma de organización de las escuelas convencionales. Este tipo de planificación obliga a delimitar las tareas en un tiempo preciso y así, priorizar el orden y el cumplimiento.

Con una estrategia completamente diferente, el aprendizaje con el método alternativo se lleva a cabo en el tiempo que el niño necesita para lograrlo. Se considera a este proceso como un acto educativo integral, que no se puede fragmentar ni acotar.

Disposición en las aulas

Aunque las nuevas formas de enseñar han introducido el cambio en la disposición de los alumnos dentro de las aulas, finalmente todos tienen que estar sentados y atender al docente. No hay libre circulación.

De modo contrario, los espacios físicos de las escuelas alternativas les permiten a los niños tener libertad de movimiento. Además, las aulas se adaptan a las necesidades de sus alumnos y se aprovecha el entorno completo.

Métodos de evaluación

Las evaluaciones de las escuelas tradicionales están estandarizadas según los objetivos a alcanzar. También, se califica según la cantidad de conocimientos aprendidos en un proceso que planifica y que dirige el docente.

El método alternativo evalúa cómo el niño lleva adelante los procesos mentales para resolver los problemas. En este contexto, los errores son oportunidades para repensar y para cambiar el camino del aprendizaje.

Profesora con sus alumnos impartiendo la educación de María Montessori en su 150 aniversario.

Tradicionales o alternativas: ¿cuáles son las mejores escuelas para tus hijos?

La respuesta a esta pregunta la tienes tú, que conoces perfectamente las capacidades de tu niño y que puedes evaluar en qué ámbito se sentirá más incentivado para desarrollar sus procesos de aprendizaje.

Los modelos son diferentes y se encuentran en etapas muy distintas. La educación tradicional tiene 200 años de trayectoria y busca la forma de adecuarse a los cambios. Incluso, hay escuelas convencionales que incluyen pedagogías alternativas más modernas, como la educación por proyectos, la STEAM o las escuelas sin muros.

Por otro lado, la escuela nueva, con su visión multidimensional, está en sus etapas iniciales y tiene mucho camino por descubrir y por recorrer. Trae aire fresco, pero también se enfrenta al desafío de integrarse más a la sociedad y de demostrar que sus resultados son eficaces y sostenidos en el tiempo.

¡Este es el momento de elegir! Pero lo mejor es que tomes tu decisión con los conocimientos necesarios y siempre con el foco puesto en tu hijo, que es único e irrepetible. Así, seguramente descubras la alternativa más inteligente para su educación.

Te podría interesar...
Diferencias entre la pedagogía Montessori y Waldorf
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Diferencias entre la pedagogía Montessori y Waldorf

Te vamos a contar las mayores diferencias entre la pedagogía Montessori y Waldorf, ¡y también algunas similitudes!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.