No quiere lavarse los dientes: cómo conseguir que los niños se cepillen todos los días

El momento de lavarse los dientes puede resultar muy tedioso para algunos niños y para sus padres. Descubre cómo puedes ayudar a los más chicos a interesarse por esta práctica.
No quiere lavarse los dientes: cómo conseguir que los niños se cepillen todos los días
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 17 noviembre, 2022

Es común que algunos pequeños se resistan y se nieguen a realizar las actividades que les proponemos. Desde la salida del primer elemento dentario es necesario comenzar a cepillarlo. Y, a medida que aparecen más dientes, es fundamental mantener un hábito de limpieza de toda la boca. De lo contrario, aumenta el riesgo de que aparezcan enfermedades. Te contamos algunas estrategias para que los niños que no quieren lavarse los dientes aumenten su interés en este hábito de salud.

Sostener la rutina de higiene oral no siempre resulta fácil. Los niños muchas veces no quieren lavarse los dientes, mientras que los chicos más grandes y los adolescentes pueden obviar la higiene bucal por olvido o por rebeldía. Por eso, acompañar y enseñar a tus hijos la importancia del cuidado de su boca es una labor que te corresponde, aunque puede ponerse difícil.

El cepillado dental en los niños

Antes de enfocarnos en las estrategias para que los niños quieran lavarse los dientes, es importante entender algunos aspectos del cepillado. Comprender por qué se realiza y cómo se hace según la edad del pequeño, te ayudará a ti.

Limpiar las encías del bebé

La cavidad bucal debe empezar a higienizarse desde antes que aparezcan los primeros dientes. Para esto se debe pasar una gasa limpia y húmeda o un dedil de silicona por las encías del bebé. De esta manera, el pequeño se acostumbra a tener su boca limpia desde edades tempranas.

Utilizar un cepillo de cuerdas suaves

Cuando aparece el primer diente es momento de comenzar a limpiarlo con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor. Se debe utilizar solo una pequeña mancha de pasta, menor al tamaño de un grano de arroz. A medida que salen todos los dientes de leche, los adultos deben ocuparse de limpiar la dentadura del niño al menos dos veces al día, todos los días.

Al igual que los dientes y las encías, la lengua también debe higienizarse. Para todo el proceso, lo ideal es utilizar un cepillo de cuerdas suaves y pasta con flúor.

Higienizar la lengua

Se ha de procurar limpiar cada una de las caras de todos los elementos dentarios de la boca del pequeño. Es de utilidad seguir un orden para no olvidar ningún sector. Por último, también se debe limpiar la lengua y pedir al pequeño que escupa la pasta dental en lugar de tragarla.

Prevenir enfermedades

Los padres han de realizar la higiene de sus hijos hasta que ellos puedan hacerlo por sí solos, lo que ocurre alrededor de los 6 u 8 años. Luego, deberán acompañar la práctica, es decir, recordar y supervisar el momento del cepillado.

No higienizar la boca de tu hijo aumenta el riesgo de que padezca enfermedades bucales, como las caries y la gingivitis. Si bien los dientes de leche se caen y se recambian, cumplen un rol fundamental durante la infancia. Por este motivo, es clave que los adultos se ocupen de su cuidado.

Estrategias para que los niños quieran lavarse los dientes

Ahora ya sabes la manera correcta de limpiar la boca de tu pequeño. De todos modos, puede que tu hijo sea de esos niños que se resisten a lavarse los dientes y necesites seguir algunos de estos consejos para motivarlo.

Dejarlos participar

Si bien son los adultos los que realizan el cepillado efectivo, una manera de que los niños quieran lavarse los dientes es dejarlos hacer parte del trabajo. Darles un cepillo para que usen ellos y jueguen a realizar la tarea es un modo de que se familiaricen con la actividad y aumenten el interés.

Otra opción es que el pequeño comience con la labor y luego los papás terminen el aseo. De esta manera, el niño participa en el cuidado de su propio cuerpo y se siente responsable de sí mismo. También, se puede ir a la tienda o la farmacia y dejarlo elegir su propio cepillo y pasta de dientes. Esto puede motivarlo a querer usarlos en su boca.

Usar el espejo

Muchas veces, los pequeños no ven lo que sucede en el interior de su boca mientras cepillan sus dientes. Colocarlos frente al espejo, enseñarles cómo se realiza y explicarles por qué se hace los motivará a colaborar con el cepillado. Verse al espejo, abrir la boca grande e incluso hacer morisquetas al lavarse puede transformarse en un momento divertido.

Realizar el cepillado de dientes frente al espejo es una buena opción para incentivar al niño. Además, se puede aprovechar para realizar algunos juegos que tornen el momento más divertido.

Recurrir a cuentos y canciones

Contar cuentos o comprar libros que traten sobre el cepillado de dientes puede ayudar a que los pequeños comprendan la importancia de cuidar su higiene.

También, durante el momento del cepillado, puedes cantar o reproducir alguna canción sobre la higiene bucal que a tu pequeño le guste. Escucharla todos los días mientras se limpian los dientes hará de la situación un momento especial y divertido. Además, el ritmo y la duración de la música pueden servir para indicar la cantidad de tiempo que se debe sostener el cepillado.

Jugar

El juego es un buen aliado a la hora de motivar a los pequeños. Por ejemplo, puedes jugar a contar los dientes o inventarles nombres a medida que los limpias. Luego, cuando los niños son más grandes, se pueden inventar desafíos, como usar reveladores de placa bacteriana y tomar el tiempo que implica limpiar bien toda la dentadura.

Recompensar al pequeño

Hacer una tabla de objetivos y marcar cada vez que se realiza el cepillado permite al final de la semana sumar puntos a cambio de alguna recompensa. Vale la pena aclarar que el premio no debe ser un dulce que atente contra la salud bucal. Por ejemplo, ofrecer un cuento de buenas noches a cambio de acostarse con la boca limpia es una excelente motivación. En los chicos más grandes se puede recompensar el cepillado dándole permiso para ver un episodio de su serie favorita.

Creatividad y constancia para que los niños quieran lavarse los dientes

La higiene bucal es un hábito que se construye con constancia y mucha paciencia por parte de los papás. Habrá días en que los niños se muestren más predispuestos a lavarse los dientes que otros.

Entender el rol del adulto en la atención de la salud bucal de sus hijos es clave para no descuidarla. Acompañar al niño con respeto, explicándoles y enseñándoles sobre la necesidad de mantener su dentadura limpia y buscar alternativas para que ese momento sea divertido y disfrutado es parte de su tarea.

La clave para que la boca de tu pequeño se mantenga sana está en tu buena predisposición y constancia. Con tu creatividad e ingenio, de seguro encontrarás la manera más conveniente para ayudar a tus niños a lavarse los dientes.

Te podría interesar...
¿Cómo cuidar los dientes de leche en los pequeños?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo cuidar los dientes de leche en los pequeños?

La caída de los dientes de leche en los pequeños es un proceso natural que delimita una etapa de su maduración. Como padres, podemos acompañarlos e...



  • Ortiz Pérez, T. P. (2019). El juego simbólico como estrategia para la higiene personal en niños de 4 años (Bachelor's thesis, Universidad Técnica de Ambato-Facultad de Ciencias de la Salud-Carrera de Estimulación Temprana).
  • Gutiérrez Guillén, M. D. C. (2022). El valor formativo de las canciones infantiles.
  • Pardo Meléndez, O., & Quiróz Cerón, A. (2022). Canciones para mejorar los hábitos de higiene personal en niños de cuatro años de la Institución Educativa Inicial N° 218 Micaela Bastidas _ Abancay, 2021.
  • Herrero Trabanco, M. (2022). La música como herramienta para la adquisición de rutinas: una propuesta didáctica para el segundo ciclo de Educación Infantil.
  • Llacsahuanga Chapoñan, A. F. T. (2021). Proyecto de aprendizaje para fomentar la autonomía y el cuidado de la higiene personal en los niños y niñas de 5 años.
  • Aire Vilcapoma, N. A. (2019). PARTICIPACIÓN DE LA FAMILIA EN LA PROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL DEL NIÑO PREESCOLAR DE UN CENTRO POBLADO DE SAPALLANGA, 2018.
  • Llenque Fiestas, S. S. (2021). Talleres de sensibilización a padres de familia para fortalecer el desarrollo de hábitos de higiene en niños de cinco años.