Los desafíos y dificultades de criar con apego a los hijos

Nathalie Sánchez Isea · 25 octubre, 2017
Desafíos de la crianza con apego

La crianza con apego es un término que, si bien no es nada nuevo, en los últimos años se ha puesto de moda. El hecho es que si como padres decidimos conscientemente criar con apego a nuestros hijos, nos tendremos que enfrentar a numerosas críticas y cuestionamientos.

Esto ocurre porque en sociedades occidentales como la nuestra se favorece y se glorifica la productividad y la independencia, y llevar estos conceptos a la práctica entra en conflicto con las demandas naturales (y normales) de un bebé.

Dificultades de criar con apego a los hijos

Así, en una sociedad de competencia donde se le brinda más importancia a las posesiones y las apariencias que a la felicidad, cuando una madre hace el esfuerzo por criar con apego a su hijo también tiene que enfrentarse a numerosas dificultades. A continuación te enumeramos algunas de ellas:

Protocolos hospitalarios rígidos

Investiga los protocolos de tu hospital y el apoyo que ofrecen a la lactancia; puedes pedir amablemente que te entreguen tu bebé inmediatamente al nacer, que duerma en tu misma habitación y que no le administren fórmulas lácteas sin tu permiso. Sobre todo, no dejes que decidan por ti.

Los cortos permisos laborales por maternidad

Muchas veces tenemos que tomar la decisión de dejar de trabajar al menos durante un tiempo por cuidar de nuestros hijos. Otras veces, en cambio, debemos seguir trabajando para poder vivir. Sin embargo, son muchos los impedimentos que existen y que no nos permiten conciliar como querríamos nuestra vida personal y profesional.

Existen numerosos nombres originales para niños que seguro te encantarán.

Dejar a nuestro hijo al cuidado de alguien no es, desde luego, la más fácil de las decisiones, pero a veces no existe opción; así que, ante todo, ten presente que tu bebé también notará la separación, por eso deberás darle todo tu cariño al regresar del trabajo para compensar tu ausencia.

Pérdida de confianza en tus propias capacidades

Después de escuchar repetidamente que tu leche no es suficiente, que coges demasiado a tu hijo en brazos y llora por malcriado, que si lo sigues dejando dormir contigo será un adulto dependiente y otras opiniones ajenas acerca del cuidado de tu hijo, es de esperar que pierdas la confianza en ti y en tus decisiones.

Pero, piénsalo: ¿es que acaso la humanidad repentinamente no puede sobrevivir sin fórmulas lácteas, biberones, chupetes, sillitas y cualquier otro sistema que pretende sustituir el cuerpo de la madre? En caso de tener dificultades, infórmate bien, investiga y busca ayuda si lo consideras necesario. Una vez más sigue tus instintos de madre, tú eres la mejor solución a los malestares de tu bebé.

Tus propias dudas e inseguridad

Incluso cuando escuches tus instintos de madre y mantengas tu autoconfianza, aparecerán las dudas. Después de todo, ser madre no es fácil. Se trata de una gran responsabilidad, por lo que es normal que alguna vez te preguntes si lo estás haciendo bien. Son esas dudas las que te permitirán evaluarte a ti misma y tratar de mejorar en determinados aspectos.

“Nadie ni nada es perfecto, ser padres es una escuela donde el aprendizaje no acaba nunca”

Desaprobación social constante hacia tu manera de criar

Muchas veces y quizás con la mejor de las intenciones, familiares y amigos saturan a la nueva madre con consejos y recomendaciones, disminuyendo así su confianza en sí misma. Una madre ocupada en escuchar a todos los que tiene a su alrededor no puede concentrarse en conocer su bebé y aprender a descifrar sus señales.

Aunque para la mayoría de personas estés criando niños débiles, en realidad criar con apego generará en tu hijo la seguridad emocional necesaria para ser un adulto independiente y con buena autoestima.

fin de semana con niños

Tus heridas de infancia

Relacionadas con la forma en la que fuiste educada, es la más difícil de todas las dificultades. Convertirte en madre te brinda una oportunidad única de descubrirte a ti misma, de explorar de nuevo tu alma infantil. Sana tus heridas, perdona y continúa. Al criar a tu hijo en el valor del respeto y la comprensión le das el permiso a tu niña interior de ser aceptada, respetada y comprendida.

“Al escoger el camino de la no violencia y el respeto hacia tu hijo estas contribuyendo a lograr un cambio social necesario”

No olvides que ser padre es un aprendizaje diario y que todos cometemos errores. Criar con apego es criar con amor, y nada de lo que se hace con amor y desde el mismo está equivocado.