Deportes de playa para niños

Corina González · 25 abril, 2018
La playa es un escenario perfecto para el disfrute, sobre todo en los meses de verano. Además, se presenta como una muy buena opción para practicar deportes, fortalecer la salud y consolidar lazos afectivos con toda la familia y los amigos.

La práctica de deportes de playa para niños con una progresión gradual en cuanto al esfuerzo físico es una increíble alternativa para los pequeños de la casa. Como en cualquier tipo de disciplina deportiva, convendrá dosificar siempre las prácticas de acuerdo a las características de cada pequeño.

A través de un previo examen y dictamen médico, se definirá en qué condiciones se encuentra cada infante; esto permitirá actuar de acuerdo con las posibilidades inmediatas de cada uno.

No hay que olvidar que el cuerpo infantil es frágil, débil; todos los ejercicios o deportes han de servirle siempre para el fortalecimiento físico y mental y nunca para estropear su salud.

“Mente sana, cuerpo sano”, reza un antiguo dicho de la época de los griegos. Sin embargo, aún tiene especial vigencia, debido a que ha aumentado el ocio social pero se observa un alejamiento de los niños de la naturaleza.

Los deportes de playa para niños: una opción fantástica

Dentro de los paisajes y lugares idóneos que existen al aire libre, el predilecto es el mar; mejor aún si es época de verano. Es un excelente momento para practicar deportes de playa para niños.

La arena de playa resulta altamente beneficiosa para la salud, ya que actúa como exfoliante para la piel y elimina células muertas. Además, correr sobre ella hace que los músculos trabajen el doble y produzcan más energía y mayor adrenalina.

En cuanto al agua del mar, también tiene muchos beneficios siempre y cuando se tomen las medidas de seguridad pertinentes. En primer lugar, al practicar natación en ella se ejercitan todos los músculos, ya que todo el cuerpo está en pleno movimiento.

Los deportes de playa para niños ofrecen muchas variables y beneficios.

Por eso, la natación es uno de los deportes de playa para niños más importantes que existe; ayuda a los pequeños a mejorar la coordinación y controlar la respiración, lo que se traduce en una mejor capacidad cardiorrespiratoria.

Dentro de los beneficios que ofrece este deporte, se puede mencionar el hecho de promover el bienestar, ya que el infante interactúa con otras personas alejado del bullicio de la ciudad; esto se traduce en la liberación de las hormonas de la felicidad (endorfinas). Asimismo, la natación en aguas abiertas implica un mayor esfuerzo, por lo que los beneficios de esta se duplican.

Después de descargar toda la energía durante su estadía en la playa, ya sea dentro o fuera del mar, los chiquillos también podrán descansar plácida y relajadamente en ese hermoso lugar. El debido descanso contribuye a su desarrollo intelectual y físico de manera positiva.

Diferentes deportes de playa para niños

Son numerosos los tipos de deportes de playa para niños. No obstante, hay algunos que se han convertido en los favoritos de la mayoría. Estos son:

  • Natación en aguas abiertas
  • Voleibol
  • Fútbol

Otros deportes menos populares, pero que son igual de beneficiosos y divertidos son:

Buceo

Permitirá conocer de cerca las profundidades del mar, su flora y fauna. Para llevarlo a cabo solo se requiere aletas, gafas de bucear, un tubo para respirar; puede necesitarse también una preparación previa, según el caso, y también hay que contar con supervisión y guía.

Carreras en la arena

Es recomendable realizar este deporte con calzado deportivo, debido a que estos ayudan a que la pisada sea firme y de menor impacto en tobillos y rodillas. Esta actividad favorece la circulación sanguínea.

“Correr sobre la arena hace que los músculos trabajen el doble y produzcan más energía y mayor adrenalina”

Otros juegos de playa

Gracias al espacio con el que se cuenta en una playa, hay otras actividades divertidas que demandan mayor amplitud espacial. Entre las más conocidos están: el escondite, las carreras, el paso, entre otras.

Estas no representan un deporte como tal, pero en ellas se hace necesaria la actividad física intensa, por lo que traen consigo beneficios deportivos.

En estos juegos de playa para niños se puede involucrar un gran número de infantes del mismo o diferente sexo y edades; por ende, la diversión esta garantizada para todos.

Los deportes de playa para niños permiten que muchos participen en una misma actividad.

Carreras con obstáculos

Las carreras pueden ser de cintas, sacos, llevando un vaso lleno de agua, una vela encendida, una cuchara con una papa o un limón. Gana el que agarre más cintas, llegue antes, derrame menos agua, no se le apague la vela ni se le caiga la papa o limón, según la variante escogida.

El paso

Un niño deberá agacharse en forma de obstáculo con la finalidad de ser saltado por otros, quienes les colocan las manos sobre la espalda. Si hay muchos niños, el que salta se pone para que salten los demás y así sucesivamente.

El palo

Consiste en sostener por ambos extremos una barra recta; los demás niños se forman en fila y van pasando por debajo de ella sin tocarla. La idea es ir bajando la barra, aumentando así el nivel de dificultad para pasar. No existe ningún peligro al caer, ya que la arena cumple papel de amortiguador.

Como ves, no te faltarán actividades y juegos si decides pasar uno o varios días en la playa con los niños. Además, los deportes de playa para niños repercutirán positivamente en su salud.