Defensinas: los antibióticos de la leche

15 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La leche materna es la estrategia de la naturaleza para que los humanos enfrentemos el desafío de la supervivencia. Las defensinas contenidas en leche materna están asociadas con la protección contra enfermedades diarreicas, infecciones del tracto respiratorio y enterocolitis necrotizante.

Las defensinas son una enorme familia de pequeñas proteínas (o péptidos) que ejercen diferentes estrategias de defensa ante microorganismos patógenos. Actualmente, se conoce que estos péptidos se codifican por una familia de genes antigua y diversa.

Las defensinas están presente en la mayoría de los organismos multicelulares. Estos incluyen desde plantas, hongos, insectos, moluscos y arácnidos hasta mamíferos, incluidos los humanos. Durante su evolución, las defensinas se han diversificado mucho y han adquirido nuevas funciones en diferentes especies.

Las defensinas han evolucionado para ser altamente eficientes en sus respuestas antimicrobianas a una amplia gama de patógenos.

Las defensinas son parte de la defensa innata que poseemos los seres vivos

Esta familia de péptidos antimicrobianos son parte de la respuesta inmune innata que compartimos todos los seres vivos. Las diferencias fundamentales existentes entre las células procariotas (por ejemplo, las bacterias) y eucariotas (por ejemplo, las de nuestro cuerpo), que representan objetivos del ataque de las defensinas.

Mamá dando el pecho a su bebé durante la lactancia para proveerle de las defensinas de la leche materna.

Diversos estudios han demostrado que las defensinas matan un amplio repertorio de microorganismos. Estos incluyen bacterias, virus envueltos, hongos e incluso células transformadas o cancerosas.

¿Por qué son péptidos multitarea?

A diferencia de la mayoría de antibióticos convencionales, las defensinas tienen la capacidad de funcionar como inmunomoduladores. Así, es como estos péptidos antimicrobianos se conforman en verdaderas ‘armas secretas’ de la naturaleza.

Específicamente, estos péptidos son capaces de mejorar la fagocitosis, estimular la liberación de prostaglandinas y neutralizar los efectos sépticos de LPS (un componente bacteriano). Además, pueden promover el reclutamiento y la acumulación de diversas células inmunes en los sitios inflamatorios. También, pueden aumentar la angiogénesis (revascularización) e inducir la reparación de heridas.

Es fácil entrever que estos péptidos antimicrobianos constituyen una de las alternativas más investigadas a los antibióticos convencionales. Por su variedad de funciones, las defensinas han mostrado amplias perspectivas para aplicaciones clínicas.

¿Qué tejidos producen defensinas?

Principalmente, se producen en epitelios. Así, se ha demostrado en la superficie del intestino, el pulmón y la piel, y también en la glándula mamaria. En estos ambientes, las defensinas confieren  protección directamente contra la colonización bacteriana del epitelio. También hay defensinas en los gránulos de los leucocitos, la saliva y el epitelio bucal.

¿Contiene defensinas la leche materna?

Si. De hecho, las concentraciones de defensinas reportadas en la leche humana exceden las reportadas en otras superficies mucosas. Hasta la fecha, solo dos familias de péptidos antimicrobianos se han identificado en la leche humana: las catelicidinas y las defensinas.

Hace mucho tiempo que se conocen las propiedades bactericidas, antivirales y antifúngicas de la leche materna. En concordancia, la incidencia de enfermedades como diarrea o infecciones respiratorias es significativamente menor en los lactantes amamantados que en los lactantes alimentados con fórmula.

Así, se cree que los péptidos antimicrobianos contribuyen fuertemente a la menor incidencia de enterocolitis necrotizante, infecciones del tracto respiratorio y otras enfermedades gastrointestinales en lactantes amamantados.

Mujer dando el pecho a su bebé.

El contenido de defensinas se adecúa a las necesidades del bebé

En los casos de nacimientos pretérmino, hay una mayor susceptibilidad a sufrir infecciones sistémicas y enterocolitis necrotizante (NEC). Existen reportes que señalan concentraciones más altas de defensinas alfa, tanto en el calostro como en la leche madura, de madres que han tenido niños pretérmino. Esto se pone en comparación con el calostro y la leche madura de madres de niño nacidos a término.

Además, se conoce que las defensinas beta contenidas en la leche humana inhiben el crecimiento de dos cepas bacterianas, comúnmente asociadas con NEC (Salmonella y E. Coli), lo que sugiere su papel en la reducción del riesgo de NEC.

Ejemplo de trabajo en equipo

Se cree que una variedad de factores protectores en la leche humana son los responsables, en conjunto, del efecto protector que ejerce la lactancia. En este fluido, el sistema de defensa del bebé se conforma por las inmunoglobulinas, que proveen protección específica. Pero, además, en este sistema son importantes las proteínas antimicrobianas. Los más relevantes son las defensinas, la lisozima, la lactoperoxidasa y la lactoferrina.

También protege las glándulas mamarias

La producción y secreción de defensinas por parte del epitelio de la glándula mamaria es mayor en el calostro que en la leche madura. En la actualidad, se considera que las defensinas tienen una función protectora para la madre y previenen la mastitis.

  • Reddy, K. V. R., Yedery, R. D., & Aranha, C. (2004). Antimicrobial peptides: premises and promises. International journal of antimicrobial agents, 24(6), 536-547.
  • Lei, J., Sun, L., Huang, S., Zhu, C., Li, P., He, J., ... & He, Q. (2019). The antimicrobial peptides and their potential clinical applications. American journal of translational research, 11(7), 3919.
  • Lopez-Exposito, I., & Recio, I. (2008). Protective effect of milk peptides: antibacterial and antitumor properties. In Bioactive components of milk (pp. 271-294). Springer, New York, NY.
  • Baricelli, J., Rocafull, M. A., Vázquez, D., Bastidas, B., Báez-Ramirez, E., & Thomas, L. E. (2015). ß-defensin-2 in breast milk displays a broad antimicrobial activity against pathogenic bacteria. Jornal de pediatria, 91(1), 36-43.
  • Lewis, E. D., Richard, C., Larsen, B. M., & Field, C. J. (2017). The importance of human milk for immunity in preterm infants. Clinics in perinatology, 44(1), 23-47.