¿Debemos hablar a los niños desde el vientre materno?

Naí Botello 14 mayo, 2018
¿Debemos hablar a los niños desde el vientre materno? La respuesta es sí, esta acción potencia el desarrollo neuronal del bebé y consolida el vínculo con la madre, entre muchos otros beneficios.

¿Debemos hablar a los niños desde el vientre materno? Todos los especialistas indican que sí. Los beneficios son múltiples, no solo para estimular la formación neuronal del feto, sino porque desde los primeros meses de desarrollo se puede consolidar un vínculo afectivo entre madre e hijo.

Intuitivamente, las mujeres desde siempre han sentido la necesidad de hablar con el bebé que llevan en su vientre, tal vez respondiendo a un impulso afectivo. Sin embargo, con los avances de la medicina ya ha quedado demostrado que, a partir de los 6 meses de embarazo, esta acción es una de las más provechosas.

Por eso, te contaremos a continuación cada una de las ventajas de comunicarte con tu hijo cuando esté en tu vientre.

¿Debemos hablar a los niños desde el vientre materno?

Como apuntamos previamente, los especialistas coinciden en que las ventajas de hablarles a los niños desde el vientre materno son varias. Estas son las principales:

Vínculos afectivos

Entre los seis y los siete meses de gestación, el oído de los bebés culmina casi en su totalidad su formación. Cuando esto ocurre, ellos comienzan a prestar atención a los sonidos más próximos a él. Por cuestiones lógicas, estos son la voz de su madre y los latidos de su corazón.

Desde luego, no escuchan estos sonidos con total claridad, pues se encuentran sumergidos dentro del líquido amniótico, pero el escucharlos continuamente crea en ellos una sensación de familiaridad, protección y vínculo.

Tanto es así que, a partir de los 6 meses, el feto es consciente del hábitat exterior. Además, puede moverse con sonidos agradables o incluso asustarse con ruidos intensos, hecho que han evidenciado los médicos al evaluar las pulsaciones de su corazón.

Por lo tanto, que tanto la madre como el padre y demás miembros de la familia le hablen constantemente estimulará al bebé a vincularse con las voces que lo acompañarán durante su crecimiento; así, despertará el amor y la ternura de los padres hacia el bebé por nacer.

Muchos padres tienen la siguiente duda: ¿debemos hablar a los niños desde el vientre materno?

Beneficios para su formación

Los especialistas estiman que hablarle a los bebés, al igual que cantarles o ponerles música, puede servir como un buen estímulo para su desarrollo neuronal.

Estos estímulos externos van a inducir en el niño un interés particular por escuchar; de hecho, puede moverse en dirección al estímulo sonoro que percibe, ya sea los latidos del corazón de la madre o los sonidos propios de su tránsito intestinal de ella, entre otros.

Cuando los bebés escuchan ruidos o sonidos agradables tienden a moverse en señal de gozo. Como señal de ello, mueven sus brazos y piernas y giran su cabeza; algunas madres también reportan que sienten patadas o golpecitos a partir del movimiento.

Todas estas acciones contribuyen con el desarrollo cognitivo del feto; también ayudan a tranquilizarlo debido al estrés inmanente que sienten por su  desarrollo anatómico o incluso por la presión ejercida por el útero sobre su cuerpo en las últimas semanas de gestación.

“Que los bebés escuchen a sus padres crea en ellos una sensación de familiaridad, protección y vínculo”

¿Cómo debemos hablar a los niños desde el vientre materno?

La voz de la madre, el padre y los hermanos crean un vínculo con el bebé en gestación. Él puede escucharlos con una nitidez bastante notable; sobre todo la voz de la madre.

Al hablarle, se recomienda hacerlo en un tono de voz regular, sin gritar. Los padres y hermanos pueden acercarse al vientre de bebé para hacer notar un poco más su voz.

Las horas del día más recomendadas para hablarle son durante la tarde y la noche, pues se estima que su actividad se incrementa y están más alertas.

¿Debemos hablar a los niños desde el vientre materno? Muchos estudios afirman que sí.

La música clásica

Además de hablarle al bebé, muchos padres también le ponen música. Los niños sí pueden escucharla, pero esta no debe estar a un volumen alto, pues puede crear incomodidad en el pequeño.

Por otro lado, también se ha indicado que la música clásica puede estimular a los niños haciéndolos más inteligentes. Lamentablemente, esta aseveración es controvertida, pues son muchas más las investigaciones que no son terminantemente concluyentes con respecto a esta idea.

De cualquier forma, no es nada negativo; muchas madres aseguran que al nacer, el niño reconoce las melodías que se le reproducían cuando estaba en el vientre y que esta acción los ayuda a dormir más fácilmente.

En definitiva, mamá y papá: comiencen a consolidar el vinculo con su querido bebé mediante el diálogo. Como un extra, acompaña tu voz con unas cálidas caricias sobre tu vientre. 

Te puede gustar