El juego sensopático ¿De qué se trata?

María José · 31 agosto, 2017

¿Alguna vez has oído hablar del juego sensopático? Pues tal y como lo dijo en su momento Albert Einstein dijo una vez: El aprendizaje es una experiencia. Todo lo demás es solo información.

¿Ya tienes una pista? Te ayudamos: el juego sensopático es una forma de aprendizaje basada en la experiencia que permite a los niños experimentar a través de los cinco sentidos.

¿Qué es el juego sensopático?

El juego sensopático es una forma divertida y atractiva de jugar y aprender con infinitos beneficios para el desarrollo infantil. Se trata de brindar a los niños una oportunidad para que experimenten el mundo a través de los sentidos.

Los aparatos electrónicos son instrumentos que no son capaces de darles una verdadera oportunidad de experimentar el mundo a través del tacto, por ejemplo.

No estamos en contra de los aparatos tecnológicos, sino de delegar enteramente la responsabilidad de educar a nuestros hijos con ellos. Un dispositivo cualquiera puede brindar entretenimiento pero nunca será completamente capaz de permitirle experimentar el mundo por completo. Hay que estar claros que los aparatos también tienen sus limitaciones.

Como te comentábamos, este método lúdico cuenta con infinitos beneficios para el desarrollo infantil, especialmente a través del tacto. A continuación te revelamos más al respecto.

La importancia del tacto

El juego sensopático utiliza el sentido del tacto para ayudar a los niños a comprender mejor el mundo que les rodea. Este método se vale del sentido del tacto –el mayor sistema sensorial del cuerpo– y a través del mismo ayuda a los niños a experimentar, entender y disfrutar de la actividad que estén realizando.

Es decir; por medio del tacto, el juego busca hacerles entender mejor a los niños qué es lo que tienen en sus manos. De este modo, los niños aprenderán mientras juegan, a través del tacto. El juego sensopático es una forma muy real, concreta y definitivamente experiencial de aprender a través de la experiencia.

El juego sensopático es el rey del buen desarrollo

Juguetes sensopáticos

Hay muchos juguetes en el mercado que fomentan el juego sensopático. No tienen nada de extraordinario y suelen ser muy accesibles. Un buen ejemplo de ellos serían los siguientes:

  • Las pinturas. (Para que pinten con los dedos)
  • Masas de construcción o flex-masas. (Como las populares MoonSand y Play-Doh) –> Desarrollo táctil al 100% para nuestros hijos.
  • Peluches. (Los clásicos compañeros de los niños desde temprana edad)
  • Muñecas.
  • Marionetas.
  • Pelotas de goma.
  • Rompecabezas.
  • Bloques de construcción. (Sí, nos referimos a los queridísimos Legos)
  • Encajables con diversas texturas. (Generalmente los más populares son los de formas geométricas para bebés)
  • Juguetes que incluyan diversas texturas y sonidos. ¡Todo suma al final!

Cada niño necesita una oportunidad de experimentar el mundo en un sentido muy real y con el sentido del tacto. Al no darle la relevancia que merece al juego sensopático, tu hijo posiblemente no aprenderá tan eficazmente como cuando están completamente involucrados físicamente en su propio aprendizaje creando experiencias significativas.

El rey de toda la vida: el juego sensopático

Indudablemente, lo tradicional muchas veces es lo mejor. Por supuesto, la tecnología nos permite mejorar y desarrollar cada vez mas y mejores alternativas pero no se puede olvidar del todo lo que dejamos atrás. La clave está en ser inteligentes y optar por evaluar bien cuáles son los mejores recursos para estimular los sentidos de los niños.

El juego sensorial o sensopático, amplía las capacidades de aprendizaje de los niños y les brinda la oportunidad de aprender por sí mismos las mecánicas de los objetos y el mundo táctil.

Las pantallas no proporcionan un verdadero aprendizaje. Un niño de cuatro años puede jugar en una tablet pero si no puede hacerlo en el mundo real, tendrá dificultades motrices, estructuración espacio-temporal, coordinación, atención, memoria, entre otras. 

Del mismo modo, un niño de cinco años puede construir un rompecabezas de 64 piezas en un ordenador o tablet y presentar posteriormente dificultades con un juego que no incluya un dispositivo digital.

El juego sensopático nos acerca mucho más que la tecnología

Como muchas veces es imposible desconectarnos de la tecnología por completo, es necesario que como padres, administremos bien el tiempo que nuestros hijos pasan ante las pantallas. Es importante que pasen tiempo realizando actividades reales, jugando con diferentes objetos, interactuando con personas reales.

Hay muchos beneficios para el desarrollo infantil asociados a los juegos en donde el tacto es el protagonista. Estos beneficios son:

  • Buena coordinación motriz.
  • Desarrollo adecuado de la motricidad fina y gruesa.
  • Desarrollo de la paciencia.
  • Capacidad de identificar y reflexionar acerca de las causas y efectos de las cosas.
  • Potenciación de la creatividad y la imaginación.
  • Desarrollo de la capacidad para resolver problemas.
  • Ayuda a estimular la toma de desiciones.
  • Bienestar emocional.
  • Desarrollo de habilidades sociales como la cooperación
  • Desarrollo de la seguridad.

Antes que pasar más tiempo frente a la pantalla, considera las opciones del juego sensopático. Las pantallas electrónicas se quedan tan sólo en lo visual y no aportan todo lo que un niño necesita para desarrollarse adecuadamente. ¿Quién no aprende jugando con arena en la playa o con muñecos de goma?

Ayuda a tus hijos a adquirir un desarrollo sensorial REAL.