¿Qué tener en cuenta al elegir una buena guardería?

Amanda 19 enero, 2016

Muchos padres son temerosos de dejar a sus hijos con extraños, por eso es posible que dilaten el momento de tener que hacerlo; pero al final se ven en la necesidad de tomar esta determinación. Algunos cuentan con algún familiar para que cuide a sus hijos y otros prefieren contratar a una niñera, pero la guardería siempre es una opción a considerar.

En este sentido, surge una nueva duda, porque existe cierta desconfianza por el lugar al cual llevaran a sus hijos, en especial porque se trata una experiencia nueva para el niño, donde es preciso separarse del hogar y comenzar a socializar. En general, las guarderías son lugares apropiados, unas más que otras, pero no está de más cerciorarnos de la institución que vamos a elegir.70842619e78179a81d0013bd08366490

Por otro lado, es conveniente apresurarnos a tomar esta decisión porque los especialistas recomiendan que si queremos llevar al niño a una guardería, es preferible que se haga antes de cumplir los ocho meses, esto para favorecer las probabilidades de adaptación. No obstante, cuando es un niño más grande, se recomienda una vez que haya pasado los dieciocho meses de edad.

En el inicio es aconsejable que el niño sea llevado por pocas horas hasta que se adapte al lugar y el contexto. De igual manera, en este período de ensayo, los padres podemos aprovechar para evaluar las condiciones que nos preocupan de la guardería, conocer el personal y verificar que sea conveniente para nosotros.

De cualquier manera, no es obligatorio llevarlos a la guardería que no es de nuestro agrado, es ventajoso chequear opciones y asegurarnos mejor antes de tomar una decisión. Al respecto, hay aspectos que debemos tener en cuenta para elegir una buena guardería, por ejemplo la seguridad del lugar y la calidad del personal que funge como cuidador.d8264dc3d7d65b44788e8e11e58cf047

 

Principales factores a considerar para elegir una buena guardería

Como sabemos, cada familia es libre de tomar sus propias decisiones sobre sus hijos y tiene su propio concepto en cada aspecto a evaluar. Por esta razón la siguiente recomendación queda a criterio de cada padre, pues se enfoca en claves que podrían contribuir a esclarecer dudas puntuales que quizá surjan en el momento de elegir.

Dicho esto, a continuación presentamos el detalle de algunos aspectos que deben considerarse para definir una buena guardería.

  • Asegurarnos que es un lugar próximo al domicilio, lugar de trabajo o de acceso para los familiares cercanos del niño. Esto con el fin de garantizar el traslado correspondiente a la hora de entrada, salida o si surge alguna emergencia
  • El personal encargado del cuidado de los niños, debe ser un profesional especializado en la materia. Debe estar titulado por el magisterio en la especialidad de educación infantil y que garantice la educación además del cuidado.
  • El local, debe estar destinado exclusivamente a esta función; es decir, no es recomendable que sea de uso compartido para otra actividad o que tenga contacto con personas del exterior.
  • Las habitaciones o aulas, deben estar delimitadas según la edad de los niños, las cuales deben tener una cuidadora a cargo.
  • El personal disponible debe garantizar la atención de niños menores de doce meses, hasta los veinticuatro y hasta los treinta y seis, en grupos no mayores a veinte niños.
  • El centro debe contar con la seguridad necesaria para que los niños no corran riesgos. Es importante que no se puedan salir por su propios medios al exterior, que no haya escaleras, balcones, ventanas desprotegidas, superficies rugosas o deslizantes, utensilios y productos peligrosos al alcance de los niños
  • Es conveniente que los educadores dediquen tiempo personalizado a cada niño, buscando que no solo los vigilen, si no que les enseñen cosas útiles para su etapa escolar
  • Debe haber áreas de esparcimiento, ventiladas y diseñadas exclusivamente para niños. Del mismo modo, es preferible que los espacios estén delimitados según la edad de los pequeños, garantizando que no se crucen o permanezcan fuera de su zona.
  • Es muy importante que se trate de un lugar ordenado y aseado, donde la alimentación, la correcta higiene y seguridad sanitaria esté garantizada.
  • El centro debe estar provisto de un sistema de emergencias adecuado, donde se cumplan las normas contra incendios y plan de evacuación correcto.
Te puede gustar