Mamá y profesional: ¿cuándo debo regresar a mis labores?

Gladys 1 enero, 2016
Una vez que han transcurrido los primeros días desde el nacimiento del bebé muchas madres se preguntan ¿cuándo debo regresar a mis labores como profesional?

¿Cuándo debo regresar a mis labores? Una vez que han transcurrido unos días desde el nacimiento de nuestro bebé, no podemos evitar preocuparnos por nuestro trabajo, aún cuando tenemos un permiso de maternidad.

A pesar de que muchos países cuentan con un permiso de maternidad que brinda un tiempo determinado para la recuperación de la mujer y el respectivo cuidado del bebé, muchas empresas no respetan esto. Esto se debe a que, a menudo, consideran que las bajas por maternidad son un gasto innecesario.

Hoy en día muchas mujeres se sienten vulnerables, por lo que procuran retomar regresar a sus actividades lo más pronto posible para asegurar su puesto de trabajo y, por consiguiente, su ingreso económico. 

El permiso de maternidad

El permiso de maternidad consiste en un periodo de tiempo de descanso obligatorio, e ininterrumpido, que se le concede a la mujer (activa a nivel laboral) tras el alumbramiento. Por lo general, este consta de unas 16 semanas en España.

En los Estados Unidos conceden un permiso de maternidad por 12 semanas, pero las condiciones pueden varias, según sea el caso. Cabe destacar que, en este país, los días de baja no son remunerados a diferencia de otros países.

Algunas empresas tienen una política laboral que valora el desempeño de las madres profesionales. Razón por la cual pueden ofrecer las siguientes prestaciones sociales:

  1. El pago completo de su salario durante el reposo prenatal y postnatal.
  2. El pago de bonos compensatorios.
  3. Ayuda económica para el pago de guarderías.
  4. La posibilidad de flexibilizar el horario laboral y reducir la jornada laboral a medio día.

En este sentido, es sumamente importante que la mujer busque tanta información y asesoría legal como le sea posible. De esta forma conocerá hasta qué punto está amparada por la ley de su lugar de residencia y cómo puede organizar su periodo de posparto en función de ello.

La maternidad no tiene por qué estar divorciada del éxito profesional. Todo se trata de informarnos bien y establecer una organización.

¿Cuándo debo regresar a mis labores profesionales?

 

¿Cómo tomar una buena decisión?

No se puede establecer a simple vista cuáles son las decisiones correctas e incorrectas. Recordemos que el panorama varía de acuerdo a las condiciones de cada familia.

Existen mamás que pueden tomarse todo el tiempo que deseen para cuidar de sus hijos y otras, en cambio, necesitan regresar a sus labores antes de lo que quisieran.

Ante la duda: ¿cuándo debo regresar a mis labores profesionales? Lo principal a tener en cuenta la salud del bebé, la evolución de nuestro cuerpo (cuya recuperación es fundamental), con qué apoyo contamos, entre otros aspectos.

Lo importante es no dejarse abrumar por las diversas variables y buscar soluciones. Una actitud proactiva nos será de mayor utilidad que si esperamos a que las dificultades se resuelvan por sí solas.

A nuestro alrededor, la familia, los amigos y colegas nos aconsejarán, cada uno a su manera, pero somos nosotras las que debemos decidir cuáles son las medidas que aplicaremos.

Alternativas a nuestra disposición

Nuestra tarea es investigar cuáles son las alternativas a nuestra disposición. Algunas de las más comunes son:

  • La guardería. Cada vez más familias deciden llevar a sus niños a centros de cuidado diario. La separación es dolorosa, pero saber que tu bebé será bien atendido puede brindarte tranquilidad.  Así que con anticipación recorre las guarderías que estén cerca de tu residencia u oficina, compara precios, instalaciones y preparación de las cuidadoras.
  • Cuidarlo en casa. Contratar a una niñera que se ocupe del bebé en nuestra casa podría facilitar la transición de nuestro rol de mamá a tiempo completo a profesionales.
  • Apoyo familiar. Una buena idea también es permitir que las abuelas o tías nos ofrezcan su ayuda. Nada mejor que la familia para delegar el cuidado de los niños.
¿Cuándo debo regresar a mis labores profesionales?

¿Entonces cuándo debo regresar a mis labores profesionales?

El mantra que nos llevará por el buen camino debe ser: ”para regresar a mis labores, solo debo saber organizarme”. Con paciencia, constancia y determinación, podremos lograrlo todo. Hay que ser gentiles con nosotras mismas y dar un paso a la vez.

Aunque nos invada la incertidumbre y la angustia, debemos ser lo suficientemente flexibles para lograr adaptarnos a las circunstancias de buena manera. Por nuestros hijos y por nosotras mismas.

No se trata de una misión fácil, pero tampoco es imposible. Lo importante es preservar la salud y seguir adelante.

Te puede gustar