¿Cuál es la mejor mascota para los niños?

Óscar Dorado · 25 julio, 2018
Antes de comprar o adoptar un animal, es necesario preguntar sobre los pros y contras, además de evaluar si es el adecuado. Siempre debes recordar que es un ser vivo y necesita cuidado y afecto.

Es posible que haya llegado el momento en que tus hijos piden, todos los días y a cada hora, tener una mascota en casa. Incluso si estás considerando la idea de complacerles, seguramente te preguntes cuál es la mejor mascota para los niños. La verdad es que no existe una opción perfecta, ya que todas son diferentes, y la elección dependerá de la personalidad del niño y del animal.

Muchos padres no saben que tener una mascota en casa puede ser muy beneficioso para el crecimiento de los niños. Entre otras cosas, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, fomenta el desarrollo de buenos hábitos, como la responsabilidad, y mejora el estado de ánimo.

Es una opinión común entre psicólogos, pediatras y especialistas que la presencia de una mascota en casa es positiva y educativa para los niños. Esto ayuda a aumentar la autoestima, los pequeños aprenden lo que significa el respeto, el compromiso y la responsabilidad, entre otros valores.

Sin embargo, antes de elegir una mascota, es importante entender si la vida diaria y los compromisos de cada miembro permiten tener tiempo para dedicarle al animal, así como si hay espacio suficiente en casa.

También es esencial establecer ciertas responsabilidades, obviamente, teniendo en cuenta las necesidades de la mascota y la edad de los niños de la casa, a fin de establecer tareas y roles precisos.

¿Cuál es la mejor mascota para los niños?

1. Perros

Los perros siempre son la primera opción a considerar. Contrariamente a lo que uno podría pensar, los de gran raza son perfectos para los niños. Sin embargo, también las razas pequeñas pueden ser una excelente opción para infantes de entre 3 y 5 años de edad.

Se trata de una mascota excelente para los niños, ya que son sociables y afectuosos con ellos, lo que ayudará al desarrollo de la personalidad de los más pequeños. Los caninos son el amigo ideal, ya que los mantienen acompañados durante mucho tiempo y generan así un vínculo emocional especial.

El perro es la primera opción al elegir una mascota para los niños.

Sin embargo, aunque los perros pueden ser perfectos para los niños, son mascotas que necesitan mucho cuidado y atención. Ten en cuenta que deben asumir la responsabilidad de alimentarlo, limpiarlo y sacarlo a pasear, entre otras cosas.

Recuerda que la típica promesa de que “cuidaré de él” a menudo no es respetada por los hijos. Entonces, si tienes la oportunidad de dedicar el tiempo que precisa, el perro puede ser una mascota ideal.

2. Gatos

En segundo lugar, los gatos son ideales para los niños afectuosos y juguetones, que al mismo tiempo logran respetar su independencia. Estos son animales que adoran ser acariciados y jugar, pero a diferencia de los perros, necesitan su propio espacio.

Este tipo de mascota es perfecta si estás buscando un compañero para el niño que no requiera ni el tiempo ni el espacio que exigen los perros. Asimismo, el gato también puede ser una buena mascota para niños tímidos, que prefieren jugar exclusivamente en la comodidad de su propio hogar.

Los gatos necesitan atención como los perros con respecto a la comida y el agua. Sin embargo, necesitan menos compañía y, a diferencia del primero, son animales muy limpios mientras se laman cada día. No necesitan ir a pasear, pero es esencial respetar su independencia.

“La elección de la mascota para los niños debe ser bien pensada y ponderada no solo según los gustos, sino también tomando en consideración los espacios que puedes ofrecer al animal”

3. Conejos

Los conejos son una perfecta mascota para los niños tranquilos. Se trata de animales inteligentes y cariñosos que adoran que los acaricien, pero necesitan un espacio donde permanecer tranquilos e imperturbables, ya que se ponen nerviosos con facilidad.

Asimismo, pueden ser una buena opción si quieres enseñarle a tu hijo cómo cuidar a una criatura, pero sin mayores responsabilidades. Estos animales son muy populares en las familias porque, además de comportarse bien con los pequeños, no necesitan mucho espacio y su manejo no es particularmente complicado.

Aunque los conejos generalmente son sociables, necesitan tiempo para ganar confianza; por eso, debes ser paciente con ellos. Además, se trata de una criatura muy delicada, que se lastima fácilmente.

4. Pájaros

Por su parte, los pájaros, incluidos los canarios y los loros, son muy apreciados por los pequeños, encantados por los colores y el canto. Sin embargo, son algo ruidosos, lo que podría representar una desventaja, especialmente si hay poco espacio en casa.

También pueden no ser la mejor alternativa si hay niños muy pequeños, que necesitan dormir sin ser molestados incluso durante el día. En cuanto a las posibilidades de interacción con los habitantes de la casa, los loros son los que dan la mayor satisfacción.

Las ventajas de tener una mascota para los niños son tanto físicas como emocionales.

5. Hámsters

Debido a su pequeño tamaño, los hámsters a menudo se adquieren como mascotas para los niños que quieren jugar con ellos durante el día. No obstante, son animales nocturnos; justo cuando es hora de que el pequeño se vaya a dormir, es el momento en el que el hámster se despierta.

Entonces, se debe considerar que un hámster que se despierta repentinamente de una siesta durante el día puede morder. Por lo tanto, los hámsters deben manejarse solo con la supervisión de un adulto por niños menores de 8 años. Además, estos animales requieren suavidad para tratarlos; pueden ponerse fácilmente nerviosos por los movimientos bruscos o ruidos fuertes.

Finalmente, ten en cuenta que la elección de la mascota para los niños debe ser bien pensada y ponderada no solo según los gustos, sino también tomando en consideración los espacios que puedes ofrecer al animal y la posibilidad de satisfacer todas sus necesidades.