¿Qué es el crecimiento intrauterino retardado?

Mervis Romero · 2 noviembre, 2018
El crecimiento intrauterino retardado es una condición que experimenta el feto que no le permite desarrollarse correctamente. Descubre qué es y las posibles causas que provocan su aparición para prevenir y hacer todo lo posible para llevar una gestación exitosa.

La etapa del embarazo es una de las más placenteras en la vida de una mujer. Sin embargo, también conlleva riesgos y preocupaciones. Uno de los peligros poco frecuentes pero dignos de conocer es el crecimiento intrauterino retardado.

Esta complicación provoca que el feto tenga un tamaño por debajo del promedio. A continuación, te presentamos los factores que lo causan y cuál es el pronóstico de un bebé con esta condición.

¿Qué es el crecimiento intrauterino retardado?

Este problema, también llamado CIUR o restricción del crecimiento intrauterino, es una condición médica que señala el crecimiento del feto por debajo de los estándares. Es importante mencionar que no son bebés más pequeños, sino que su velocidad de crecimiento se ha reducido estando en el útero.

La consecuencia de esto es nacer con un peso bajo y experimentar complicaciones al momento del parto. Se considera un peso bajo de nacimiento a aquel por debajo de los 2,5 kg.

Tipos de crecimiento intrauterino retardado

La clasificación del crecimiento intrauterino retardado va a depender, básicamente, del origen de la anomalía. Por ello, se puede padecer CIUR simétrico o intrínseco propio de algunos defectos cromosómicos. En esta condición se da una reducción del crecimiento de todo el cuerpo, las extremidades, el abdomen y la cabeza.

También puede ocurrir el CIUR extrínseco o asimétrico, que por lo general se debe a una anomalía en la placenta. En estos casos, puede que la cabeza se desarrolle normalmente, mientras que el abdomen y las extremidades quedan pequeños.

No todos los bebés pequeños sufren de crecimiento intrauterino retardado.

Por otra parte, tenemos el tipo combinado de CIUR, que se debe a factores tanto internos —del feto— como externos, y aquel del que se desconocen sus causas. Cabe destacar que no todos los bebés pequeños sufren de crecimiento intrauterino retardado.

En este sentido, hay que descartar factores como la genética, ya que si los padres son de tamaño pequeño, obviamente el bebé va a ser de baja complexión. Asimismo, su tamaño reducido puede deberse a otras patologías.

Causas del crecimiento intrauterino retardado

Las causas de esta complicación pueden ser diversas; generalmente se atribuye a un mal funcionamiento de la placenta. Este órgano conecta a la madre con el feto y suministra los nutrientes que este debe consumir.

Sin embargo, si la placenta no funciona adecuadamente, se produce un crecimiento intrauterino retardado. Existen otros factores que pudieran causar esta condición, entre los cuales conviene destacar:

Condiciones del ambiente

Se estima que las mujeres embarazadas que viven en áreas altas están propensas a dar a luz hijos más pequeños. Esto podría deberse a la cantidad de oxígeno, que disminuye a mayor altitud. Algo similar ocurre con las futuras madres que viven en grandes ciudades contaminadas.

“El crecimiento intrauterino retardado es una condición médica que señala el crecimiento del feto por debajo de los estándares”

Hábitos nocivos

Otra de las causas del crecimiento intrauterino retardado pueden ser los hábitos perjudiciales de la madre. Entre ellos, se pueden mencionar: fumar estando embarazada, consumir drogas o ingerir alcohol. Estas adicciones pueden traer como consecuencia bebés de muy bajo peso.

Enfermedades

Enfermedades como la hipertensión arterial, los trastornos cardíacos y las alteraciones metabólicas pueden reducir la cantidad de oxigeno, vitaminas y minerales que llegan a la placenta. Esto hace que el feto no pueda desarrollarse de forma apropiada; por ende, se causa el CIUR.

Además, si la gestante se encuentra medicada para tratar estas afecciones, existe el riesgo de que se incremente la patología. Del mismo modo, la mal nutrición, la realización de un trabajo extenuante y la desinformación pueden llevar a un crecimiento por debajo de lo normal.

Otras causas

Otros desencadenantes que pueden provocar esta condición pueden ser alteraciones genéticas como el síndrome de Down o el síndrome de Turner. También puede deberse a la malformación de los órganos del feto, las infecciones del útero e incluso los casos de embarazo múltiple.

¿Cómo se diagnostica el CIUR?

Para detectar y diagnosticar esta afección, es necesario realizar los controles prenatales acompañados de una ecografía. En ella se observa si la sangre llega correctamente a la placenta y el comportamiento de este órgano. Estas pruebas son sencillas y de rutina, por lo que no conllevan ningún riesgo y son fundamentales para prevenir complicaciones mayores.

El útero bicorne se detecta durante las ecografías.

¿Cuál es la probabilidad de supervivencia de un bebé con CIUR?

En la mayoría de los casos, los bebés que experimentan esta condición se reponen rápidamente al nacer. Según el peso, se recomienda vigilarlo en una incubadora hasta que pueda comer por sí solo y tenga el tamaño adecuado.

En conclusión, el crecimiento intrauterino retardado es una condición que se puede presentar en cualquier fase del embarazo. Las causas son diversas y es posible realizar un buen pronóstico. Lo ideal es seguir las indicaciones del médico y cumplir con los controles indicados.