¿En qué consiste la Prueba de Alfa-Fetoproteína del Suero Materno?

La Prueba de Alfa-Fetoproteína del Suero Materno, AFPSM,  es realizada a la mujer embarazada. Sirve para saber si la madre necesita la realización de alguna prueba diagnóstico. Como tal, esta prueba permite observar el nivel de alfa-fetoproteína que se halla en la sangre de la gestante.

Es un examen de detección triple, la cual debe ser comparada con otros datos de la madre. Muchas veces este tipo de prueba ayuda a la madre a disminuir la ansiedad propia de su condición. En tal sentido, resulta muy importante para la madre a nivel físico y mental.

En sí la Prueba de Alfa-Fetoproteína no diagnosticará que existe un problema, pero sí puede indicar que hacen falta otras pruebas. Los resultados analizados en la sangre deben ser estudiados detenidamente. Es decir, hace falta una comparación con factores que indiquen la propensión a alguna anormalidad.

 ¿Cuándo se realiza la Prueba de Alfa-Fetoproteína?

Por lo general la Prueba de Alfa-Fetoproteína se realiza entre las 14 y 22 semanas de gestación. La madre acude a un laboratorio donde se le extrae sangre de las venas. El resultado se devuelve en al menos dos semanas. Se cree que la mayor precisión del examen ocurre cuando se realiza en las semanas 16 y 18.

Se tiene entendido que los niveles de la Alfa-Fetoproteína son diferentes dependiendo de la etapa del embarazo. Por tal motivo, es muy importante que la edad gestacional sea precisa. También es importante tomar en cuenta la edad de la madre, su origen étnico y otros resultados de exámenes sanguíneos.

 

Luego de tener en cuentas estos datos, los especialistas analizan las probabilidades de que el embarazo de esta mujer presente alguna anormalidad. En tal sentido, se indica inmediatamente la prueba. Sin embargo, la prueba de Alfa-Fetoproteína del Suero Materno, se le puede realizar a todas las embarazadas.

Factores de riesgo que activan la realización de la prueba AFPSM

Como hemos dicho anteriormente, cualquier mujer en estado de gestación puede practicarse esta prueba. No obstante, algunos factores de riesgo conllevan a que algunas mujeres la requieran con mayor urgencia. Entre los principales factores que consideran los médicos, tenemos los siguientes.

  • Mujeres mayores de 35 años
  • Antecedentes de defectos congénitos
  • Embarazadas que han consumido drogas o medicamentos antes y durante la gestación
  • Mujeres diabéticas
  • Embarazos múltiples

¿Cómo funciona la prueba?

La AFPSM, busca encontrar los niveles de la proteína conocida como Alfa-fetoproteína, AFP. La AFP se encuentra en el líquido amniótico y suero materno, donde comienza a producirse desde los primeros momentos de la gestación. Al principio se produce en el saco vitelino fetal, más adelante en el sistema gastrointestinal y luego en el hepático.

Se desconoce la verdadera función de esta proteína, sin embargo, la medición de sus niveles es necesaria. Al comparar los resultados con los factores antes mencionados, puede considerarse que hay riesgo de trastornos genéticos.

En tal sentido, se ha establecido que los niveles altos de la  AFP, pueden relacionarse con defectos en el tubo neural del feto. Riesgo de espina bífida o anencefalia, son sugeridos como trastornos potenciales ante esta medición. Otros defectos relacionados con elevados niveles de Alfa-fetoproteína, se hallan en el abdomen o esófago.

Por otro lado, cuando los niveles de la AFP están bajos, y al mismo tiempo hay anormalidad en los niveles de estriol y hCG; quizá el diagnóstico varíe. Con estos resultados, se puede hablar de casos de síndrome de Edwards, síndrome de Down u otras anomalías de tipo cromosómicas.

Los resultados

 

La Prueba de Alfa-Fetoproteína del Suero Materno no es un examen que arroja un diagnóstico. Por tal motivo, solo puede detectar si hay posibilidades de que esta mujer lleve un feto con trastornos. Se tiene entendido que de entre mil embarazos, solo de 25 a 50 arrojan resultados anormales.

Sin embargo, un máximo de 1 a 33, resultan acertados al final del proceso. Es decir, los casos donde la anormalidad estimada realmente se presenta, son muy pocos. Pese a ello, al menos el 90% de la proyección en defectos del tubo neural, es acertada.

Por otro lado, se cree que en la mayoría de los casos  la anormalidad detectada en la prueba AFPSM, se debe a la falta de precisión de la edad gestacional. Otro factor que impide los resultados normales, es que exista un embarazo múltiple

No obstante, una vez que los resultados parecen anormales se indica la realización de pruebas específicas de diagnóstico. También se puede volver a realizar la AFPSM o un ultrasonido de alta definición. Si se confirma el resultado, el siguiente procedimiento podría ser la amniocentesis.

 

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar