10 consejos para realizar una entrevista de trabajo si eres adolescente

Francisco María García · 9 octubre, 2018
En la etapa de la adolescencia y al dar los primeros pasos en el mundo laboral, uno de los momentos principales es el de la entrevista de trabajo. Para ello, hay algunas pautas importantes a tener en cuenta.

El hecho de acudir una entrevista de trabajo si eres adolescente puede parecer complicado. Realmente hay una sola palabra que define lo que se necesita en un caso así: actitud. La pregunta que muchos se hacen es: ¿Qué tipo de imagen debo dar?

En la práctica, la actitud adecuada es mostrarse como la persona que uno es, con su responsabilidad, inquietudes y deseos. En la siguiente lista, encontrarás todo lo que debes saber al respecto.

Realizar una entrevista de trabajo si eres adolescente

Antes de la entrevista

Para que tengas el éxito en una entrevista de trabajo, si eres adolescente, estos son los factores más importantes:

  • Infórmate acerca de la empresa y el puesto: Investigar el tipo de empleo que se ofrece es muy importante para acudir a la entrevista con confianza y seguridad.
  • Indagar acerca de la empresa en sí: Debes saber bien a qué se dedica, cómo genera ingresos, si tiene o no competencia en el mercado, cantidad de personal, si hay sucursales, y lo que se te ocurra. Los empleadores se darán cuenta enseguida que sabes perfectamente por qué y para qué estás en la entrevista.
  • Confecciona tu curriculum en base a lo investigado: Al realizar una entrevista de trabajo si eres adolescente, es probable que tu CV esté más bien en blanco, al menos en lo que a ‘experiencias laborales‘ se refiere. Sin embargo, puede servirte a modo de tarjeta de presentación si tiene un buen diseño.
  • Detalla en tu currículum tus cursos, habilidades y virtudes de la manera más elegante que puedas: Resalta en él los aspectos de tu vida que te convierten en un trabajador o trabajadora responsable. Si se complica, ¡pide ayuda!
  • Ensaya preguntas y respuestas: En toda entrevista de trabajo existen algunas preguntas enfocadas en conocer la actitud de los aspirantes. Debes poder responder con espontaneidad y soltura preguntas como ‘¿Por qué quieres este puesto?’; Además, tendrás que saber desenvolverte si te dicen: ‘Cuéntame de ti’.
Al asistir a una entrevista de trabajo si eres adolescente, tienes que demostrar confianza y conocimiento.

Durante la entrevista

  • El atuendo: Esta es una de las partes más complicadas al prepararte para realizar una entrevista de trabajo si eres adolescente. En este punto, debes seguir aquel refrán que dice que la primera impresión es la que cuenta. El truco es usar ropa elegante pero discreta; desde ya, hay que evitar jeans y camisetas.
  • Se puede ampliar la investigación inicial a este aspecto de la compañía: ¿Cuál es la imagen que la empresa desea dar al exterior? Por otra parte, hay que cuidar en extremo el aseo personal, el maquillaje y el peinado.
  • Un poco más que puntual: Si llegas a la entrevista entre diez y cinco minutos antes, puedes estar seguro que habrás sumado varios puntos ante el empleador.
  • Atención con las solicitudes: En muchas agencias de empleo te piden que llenes hasta dos o tres hojas de solicitud de empleo. No transmitas incomodidad ante la situación. Lee bien cada pregunta y responde de manera simple, con pocas palabras y la menor cantidad de adjetivos, cuantitativos y pronombres personales en primera persona.
  • La sal y la pimienta: Cuando estés en plena entrevista, demuestra una pizca de sentido del humor, una muestra gratis. Eso distiende y genera simpatía; intenta destacar alguna cualidad que tus amigos y familia amen de ti. Puedes mencionar algo interesante como el último libro que leíste, o los poemas que escribes en tu blog.
  • Lenguaje corporal: Recuerda ubicar los hombros ligeramente hacia atrás a la vez que el pecho ligeramente hacia arriba. Al hablar, mira a los ojos. Si el entrevistador habla, asiente de tanto en tanto para demostrar que lo escuchas. Por otra parte, sostén un paso firme y sonríe al entrar y las veces que sea pertinente.
Ser madre y estudiar requiere de mucha planificación.

“Debes poder responder con espontaneidad y soltura preguntas como ‘¿Por qué quieres este puesto?’; Además, tendrás que saber desenvolverte si te dicen: ‘Cuéntame de ti'”

Después de la entrevista

  • Feedback: Demuestra que estás 100% comprometido con el puesto haciendo tus propias preguntas. Si quieres saber sobre el salario y los detalles del puesto, puedes preguntar sobre las ‘condiciones generales’. No obstante, también puedes preguntar cuestiones más propias del puesto en sí.
  • Agradecer y estar atento: Algunos empleadores valoran las notas de agradecimiento después de una entrevista. Puedes hacer algo muy sencillo que haga saber en la empresa que realmente deseas el puesto. Si en diez días no se comunicaron contigo, puede llamar y demostrar tu interés de manera directa.

En conclusión, realizar una entrevista de trabajo si eres adolescente te abrirá la puerta hacia el mundo laboral, el mundo adulto. Sé espontáneo, confía plenamente en tí mismo y transmite esta confianza al empleador y, casi con seguridad, el puesto será tuyo.