15 preguntas que hacer al entrevistar a una niñera

Cuando tú no estés en casa, la niñera será tus ojos y la persona encargada de educar a tus hijos. Estas 15 preguntas no pueden faltar cuando se trata de entrevistar a una niñera. No olvides ninguna de ellas y apunta cada detalle.
15 preguntas que hacer al entrevistar a una niñera
Marisol Rendón Manrique

Escrito y verificado por la maestra Marisol Rendón Manrique el 10 Abril, 2019.

Última actualización: 10 Abril, 2019

Las personas que están a cargo de los niños cuando no estás en casa deben ser de tu total confianza. Cada familia necesita elegir a alguien capacitado, responsable, educado y que se adapte a las condiciones de vida del hogar.

Este listado de preguntas te guiará a la hora de entrevistar a una niñera y tomar decisiones adecuadas.

Lo primero que deberás consultar al entrevistar a una niñera es la información de contacto y la disponibilidad. Naturalmente, también es necesario saber cuáles son los costos y obtener dos o tres referencias de empleos previos.

Entrevistar a una niñera: lo que debes saber antes de contratarla

Con respecto a la experiencia

  • ¿Durante cuánto tiempo has estado cuidando niños? ¿Con qué rango de edades tienes más experiencia o te sientes más cómoda?
Una niñera puede convertirse en la mejor amiga de tus hijos.

  • ¿Has trabajado o estudiado en una labor diferente que te ayude a desempeñarte mejor al cuidado de los niños?
  • ¿Tienes entrenamiento en primeros auxilios? ¿Has ido a alguna clase o curso relacionado con la atención a la primera infancia? ¿Estarías dispuesta a hacerlo si fuera necesario?

    Hasta la mejor niñera necesita instrucciones. Antes de dejar a su hijo con una persona, asegúrate de que esa persona conoce la manera más adecuada de calmar al bebé, cuál es su juguete favorito, cómo le gusta dormir y en dónde se guarda la ropa y demás objetos que necesite.
    –Arlene, Heidi y Sandee Eisenberg–

Con respecto a las tareas

  • ¿Cómo de flexible es tu horario? ¿Con cuántos niños crees que puedes desempeñarte cómodamente? (Esto es fundamental si planeas reuniones familiares o si quieres recibir las visitas de amigos o compañeros de tus hijos).
  • ¿Qué actividades son tus favoritas para realizar con los niños? ¿Estarías dispuesta a preparar un cronograma de ejercicios y rutinas para las horas en las que estés a cargo?
  • ¿Hay alguna tarea o responsabilidad que no estés dispuesta a hacer?
  • ¿Te gustaría dar paseos cortos a lugares cercanos en el vecindario? ¿Podrías encargarte de preparar refrigerios y comidas para los chicos? ¿Tienes problema con estar al cargo de la mascota de la familia?
  • ¿Cómo logras reconfortar y disciplinar a los niños? ¿Tienes experiencia a la hora de manejar enfermedades, comportamientos inapropiados y pataletas?
  • ¿Te sentirías cómoda si tuvieras que acompañar a los niños en sus rutinas de sueño?

Con respecto a la personalidad

  • ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar con niños? ¿Qué aspecto consideras que es el más desafiante a la hora de hacerlo?
  • ¿Cuál ha sido tu momento más difícil o de más angustia en la labor de niñera? ¿Qué herramientas o estrategias usaste para resolverlo?
  • ¿Alguna vez durante tu trabajo se ha presentado una emergencia médica? ¿Qué hiciste y cuál fue el resultado?
  • ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
  • ¿Has tenido algún problema a la hora de seguir las instrucciones o direcciones relacionadas con la disciplina?
  • ¿Te sentirías cómoda a la hora de incorporar a tu trabajo rutinas o creencias específicas de la familia?
Averigua sobre los estudios e intereses al entrevistar a una niñera.

Otros aspectos que se deben tomar en cuenta

  • Si encontraste una persona que se adapta al estilo de vida y al ritmo de tu familia, debes informarla bien. Recuerda indicarle si se mantienen dietas especiales o si hay creencias religiosas que considerar.
  • También habla sobre  condiciones de desarrollo como el autismo o el déficit de atención, si es necesario. Para que la niñera les dé un trato apropiado a los niños, debe conocer sus necesidades y características.
  • Es indispensable que informes si hay alguna formulación médica o tratamiento que tus hijos deban seguir. Finalmente, no olvides decirle a la niñera si los chicos pasan por alguna situación adversa que deba tener en cuenta.
  • Desde el primer momento, aclara cuáles son tus condiciones en términos de tiempo y dinero. Así te evitarás procesos innecesarios. Solicita números de contacto o soportes que te permitan validar la experiencia profesional.
  • Antes de entrevistar a una niñera personalmente, contacta telefónicamente y verifica las referencias. De las primeras impresiones que obtengas a partir de estos dos puntos, puedes hacer una elección más precisa y eficiente.

Tómate el tiempo necesario para contactar con varias personas y definir con cuál se adaptarán mejor tus hijos. Cuando tú no estás en casa, la niñera será tus ojos y la persona encargada de la disciplina. Por eso es fundamental que haya una buena relación desde el comienzo.

Te podría interesar...
Diferencias entre au pair, niñera y canguro
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Diferencias entre au pair, niñera y canguro

A veces necesitaremos contratar a alguien que cuide de nuestros hijos. ¿Una niñera, canguro o una au pair? ¡No son lo mismo!


Título de Profesora de Preescolar y Básica Primaria (Escuela Normal Superior de Caldas, 2009). Licenciada en Lenguas Modernas (Universidad de Caldas, 2015).

Tiene experiencia de casi 10 años en la formación pedagógica desde los primeros grados del preescolar hasta los pregrados universitarios tanto en las áreas básicas como en las lenguas (español, inglés y francés). Ha trabajado en escuelas primarias del Gobierno de Colombia y actualmente es docente de español en el Departamento de Lingüística y Literatura de la Universidad de Caldas y de inglés en el Departamento de Idiomas de la Universidad de Manizales.