3 consejos para hacer baby led weaning en verano

El baby led weaning se puede hacer también en verano. Para ello, basta con tener claros ciertos conceptos para no fallar en el aporte nutricional ni en la hidratación.
3 consejos para hacer baby led weaning en verano
Saúl Sánchez Arias

Revisado y aprobado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 02 julio, 2023

El baby led weaning se puede plantear en cualquier época del año, incluso en verano. Se trata de un método de alimentación para los más pequeños que se basa en la elección y en la libre manipulación de los diferentes comestibles por parte de los bebés. Así, los bebés se familiarizan con las diferentes texturas y con las características organolépticas de los alimentos, lo que reduce los rechazos en el futuro.

Esta técnica de alimentación complementaria se ha puesto de moda en los últimos años y es muy recomendada por los expertos en nutrición. Ahora bien, siempre se exige un cierto grado de supervisión a la hora de ponerlo en marcha, a fin de evitar atragantamientos.

Ten en cuenta estos consejos para hacer baby led weaning en verano

A continuación, te vamos a mostrar los mejores consejos para poner en marcha el baby led weaning (o BLW) en la época estival. Así conseguirás que el bebé se sienta cómodo con los diferentes alimentos frescos y que se adapte, poco a poco, a comer de manera saludable y variada.

Las frutas y las verduras son excelentes alimentos para implementar el BLW el verano, ya que contienen líquido en su interior y favorecen a la hidratación del bebé.

1. Ofrece alimentos con alto contenido en agua

En el verano es determinante asegurar una buena hidratación, sobre todo en el caso de los más pequeños. De lo contrario, podrían deshidratarse y dañar su salud. Para ello, no hay nada mejor que ofrecer agua a demanda, además de alimentos que contengan bastante líquido en su interior. En este sentido, las frutas y las verduras son excelentes alternativas.

Por otra parte, es clave destacar que los vegetales concentran una cantidad elevada de fitoquímicos con capacidad antioxidante. Dichos elementos controlan los balances redox y de inflamación en el medio interno, lo que ayuda a prevenir el desarrollo de muchas patologías crónicas y complejas. Tal como lo confirma un estudio publicado en la revista European Journal of Medicinal Chemistry.

2. Olvídate de los horarios

Está claro que en el caso de los bebés siempre conviene llevar adelante una rutina. Sin embargo, durante el verano se puede permitir una mayor flexibilidad respecto a los horarios, debido a la mayor cantidad de horas de sol. En esta época, lo importante es cubrir las demandas diarias de energía y de nutrientes.

Para facilitar los procesos de alimentación siempre se pueden llevar papillas y potitos a cualquier parte. Esto conseguirá optimizar el aporte de vitaminas y de minerales, lo que ayudará a prevenir déficits que condicionen la salud. Eso sí, en el caso de adquirir dichas elaboraciones en un supermercado se deberán observar los etiquetados nutricionales. En ocasiones, estos productos cuentan con demasiados azúcares simples en su interior, lo que se ha demostrado que afecta negativamente al metabolismo.

3. Prioriza las recetas frescas y sencillas

Conviene evitar dar frutos secos enteros a los más chicos, ya que los trozos duros y pequeños los ponen en riesgo de atragantamiento.

Los bebés también agradecerán la comida fría en verano. Así, puede reducirse la sensación de calor y mejorar su bienestar. Además, de este modo, los pequeños de la casa nunca tendrán problemas a la hora de manipular los alimentos con las manos.

No obstante, a la hora de ofrecer comida a los bebés para poner en marcha el baby led weaning hay que asegurarse de que no cuentan con trozos pequeños y duros con los que puedan atragantarse. Por ejemplo, los frutos secos enteros y las legumbres redondas deberían evitarse. Estas últimas, en caso de ser incluidas, es mejor que se trituren de forma previa a su consumo.

Hacer baby led weaning en verano es posible y sencillo

Como has visto, es fácil poner en práctica el baby led weaning en verano si se sigue una serie de consejos prácticos como los que te acabamos de ofrecer. Esta alternativa resulta muy adecuada para conseguir que los más pequeños se acostumbren a las texturas y a los olores de los diferentes comestibles. Conseguir que se familiaricen con ellos desde las primeras etapas de la vida será fundamental para lograr plantear una dieta variada a futuro.

Para terminar, ten en cuenta que no toda la dieta del bebé debe ser administrada bajo este método. Es posible complementar con formas de alimentación tradicionales basadas en potitos, papillas y purés. Al fin y al cabo, la clave está en ofrecer un aporte de nutrientes óptimo para asegurar que el desarrollo del infante se lleve a cabo de la mejor manera.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Neha, K., Haider, M. R., Pathak, A., & Yar, M. S. (2019). Medicinal prospects of antioxidants: A review. European journal of medicinal chemistry178, 687–704. https://doi.org/10.1016/j.ejmech.2019.06.010
  • Yoshida, Y., & Simoes, E. J. (2018). Sugar-Sweetened Beverage, Obesity, and Type 2 Diabetes in Children and Adolescents: Policies, Taxation, and Programs. Current diabetes reports18(6), 31. https://doi.org/10.1007/s11892-018-1004-6

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.