Consejos para ayudar a tu hijo si recibe burlas de otros niños

Las burlas suelen ser un problema frecuente al que se enfrentan los niños en clases o en cualquier contexto social; parte del desarrollo es aprender cómo asumirlas, pues en general, los niños suelen ser espontáneos y transparentes en su comunicacion.

De allí que muchas veces escuchemos expresiones como “los niños son crueles”, puesto que dicen lo que piensan sin detenerse a valorar el impacto en su interlocutor. Asi pues, fácilmente un pequeño es capaz de decirle a otro cosas como “eres gordo”, “tu mamá es fea” o “no quiero jugar contigo porque no haces goles” sin tener la intención de ofenderlo.

Sin embargo, no es menos cierto que en oportunidades nuestros hijos también se encontrarán con otros pequeños con dificultades para socializar, representando esto un verdadero desafío para ellos, pues estos sí tienen la intención de hacerles daño y además suelen ser hábiles para ello.

De cualquier modo, es conveniente empoderar a nuestros hijos para que sepan afrontar las situaciones en las que son puestos a prueba por compañeros o amigos ya que de ello depende una mejor fluidez en sus relaciones sociales e incluso consigo mismo.

Algunas recomendaciones:

  • Enséñalo a ignorar y restar importancia a comentarios basados en hechos que no son reales. Por ejemplo, si alguien le ha dicho “eres tonto”, pregúntale “¿de verdad eres tonto? Si yo te digo que eres verde, ¿eso es cierto? “. Generalmente terminan riendo, sorprendidos por lo abdurdo de algunas acusaciones.
  • Fortalece su autoestima, ayúdalo a ser capaz de reconocer sus virtudes y capacidades, así se sentirá más seguro de sí mismo y dependerá menos de las opiniones de terceros.
  • Asegúrate que sepa que las diferencias individuales deben ser respetadas, que todos los seres humanos somos diferentes, con gustos y habilidades distintas. Ser distintos jamás puede ser motivo de burlas o discriminación.
shutterstock_167843546

  • En el caso que tu hijo cuente con una discapacidad física o de cualquier otro tipo infórmale sobre su condición con palabras que pueda comprender de acuerdo a su edad. Nuevamente, es importante que le hagas ver que las personas a su alrededor también son diferentes al resto en algún aspecto.
  • Ensayen en casa posibles respuestas cuando se sienta vulnerable, por ejemplo cómo pedirle al otro niño que pare, cómo buscar ayuda o cómo apartarse del lugar y enrolarse en otro juego con otros niños. Los ensayos conductuales son excelentes en estas situaciones porque les permiten sentirse en control de la situación.
  • En el caso de los más pequeños, puden recrear situaciones con títeres o muñecos, de modo tal que mediante el juego, pueda ir aprendiendo nuevas estrategias para relacionarse.
  • Finalmente, enséñale con el ejemplo. Coméntale situaciones en las que te hayas sentido maltratado o vulnerable y cómo lo resolviste; siempre es un alivio para ellos saber que otras personas pasan por situaciones similares, que no son los únicos. También ayuda si hacen lo mismo tíos, abuelos o primos mayores.

Para tener en cuenta:

Es importante que como madre recuerdes que no siempre podrás tener a tus hijos “bajo tu ala” por lo que la mejor manera de protegerlos y asegurarte de que siempre estarán bien es empoderarlos, hacerlos fuertes, autónomos e independientes para que puedan enfrentar al mundo y disfrutar de la vida como sea que esta se les presente.

Sé cuidadosa al supervisar los ambientes en los que se desenvuelve tu pequeño, no siempre las dificultades vienen dadas por dificultades de él, en ocasiones el entorno es realmente hostil y la situación amerita una intervención oportuna de tu parte.

Empoderar a tu hijo jamás significa someterlo a situaciones que lo vulneren como ser humano. Enséñale a escoger buenos amigos que tengan los mismos valores que enseñas en tu casa.

 

bullying-679274_640

Ayuda especializada

Si aun así consideras que tu pequeño sigue teniendo dificultades ante las burlas de otros niños, puedes buscar apoyo en algún especialista. Los psicólogos son los más apropiados para ello, procura acudir a uno con experiencia en niños, incluso hay algunos profesionales que ya comienzan a especializarse en este tipo de temas.

La mayoría de las escuelas cuentan con psicólogos y orientadores que podrán ayudarte en caso que la situación sea siempre en el contexto escolar. Puedes acudir a ellos con confianza.

Hoy en día existen muy buenas terapias de destrezas sociales que son oportunas cuando cuando los niños se ven sobrepasados en su capacidad de reacción y son empleadas en niños con dificultades para asumir las burlas como también para aquellos que las generan en exceso.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar