¿Conoces la historia de los Reyes Magos?

Arantza · 31 diciembre, 2018
Desde el Lejano Oriente, los Reyes Magos llegan a nuestras casas la noche del 5 de enero.

Melchor, Gaspar y Baltasar. Estos son nuestros protagonistas. Siempre que se habla de los Reyes Magos los asociamos inmediatamente a estos tres personajes del Lejano Oriente, pero ¿conocemos realmente la historia de los Reyes Magos? ¡Te la contamos en este artículo!

Caminito de Belén

‘Sus majestades’ iban siguiendo una estrella que les llevó hasta Belén —lugar del nacimiento de Jesús— para adorarle con unos presentes de mucho valor en aquella época.

Oro, incienso y mirra

  1. Oro. A Jesús se le ofreció oro porque era el presente con el que se obsequiaba a los reyes, como manera de representar naturaleza real.
  2. Incienso. Se le ofreció este presente porque era el obsequio de los dioses.
  3. Mirra. Este obsequio se utilizaba para embalsamar a los muertos. Querían representar con él que Jesús también era hombre y que iba a morir por todos nosotros.
Los reyes magos llevaban oro, incienso y mirra al niño Jesús.

No fue hasta el siglo III cuando se establece que son tres, por la cantidad de regalos con los que obsequian, ya que hasta ese momento se habían barajado números de entre dos hasta doce, como los apóstoles. También desde entonces se les comienza a llamar Reyes, ya que se creía que eran únicamente personas pudientes. Como anécdota, la palabra mago, proviene del persa y significa sacerdote.

En el siglo VI se los apoda con los nombres actuales: Melchor, Gaspar y Baltasar, al aparecer retratados en un mosaico italiano. Y en el siglo XV se entendió que representaban las tres razas que había en la Edad Media: Melchor a los europeos, Gaspar a los asiáticos y Baltasar a los africanos.

La tradición de la noche de Reyes

En España, no es hasta el siglo XIX cuando se inicia la tradición de la noche de Reyes y sus regalos en las casas. La primera cabalgata data de 1866 en la ciudad de Alcoy. Dependiendo del poder adquisitivo de cada ciudad, la cabalgata se compone de tres carrozas principales.

Las carrozas

En cada una de se encuentra un Rey Mago ataviado con su coronas y su capa y acompañado por su séquito.

En muchas ciudades, la historia de los Reyes Magos cuenta que en vez de llegar en camello llegaron en caballo, por lo que en vez de en carrozas las cabalgatas se celebran con los Reyes a caballo.

Además de las tres carrozas principales, la cabalgata suele contar con varias carrozas más dedicadas principalmente a los más pequeños. Sus temáticas son siempre infantiles y en ocasiones llevan a personajes también del mundo infantil, con muchas luces, sonidos y colores para llamar la atención de los más pequeños.

Es tradicional también que en estos desfiles se tiren caramelos para que los niños los recojan. Una vez terminada la cabalgata, es hora de irse a dormir para que los Reyes Magos, en la noche del 5 al 6 de enero, llenen las casas de regalos a los más pequeños como en su momento hicieron con Jesús.

El postre del día de Reyes

Otra tradición de la historia de los Reyes Magos —esta vez unida al día 6 de Enero— es comer el dulce típico del día: el roscón de Reyes. Es un bollo de forma redonda hueco en el medio, hecho con masa dulce y recubierto de trozo de fruta escarchada.

La tradición dice que el día de reyes hay que comer roscón.

En la antigüedad este bollo no tenía nada en su interior pero actualmente son muchos los roscones que están rellenos de crema, chocolate o nata.

Lo que sí ha tenido siempre en su interior son sorpresas, pues dentro de un roscón se esconden pequeños detallitos como figuritas de cristal o plástico.