¿Cómo tratar la dermatitis del pañal?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 22 mayo, 2019
La dermatitis del pañal suele ser originada por diferentes causas, sobre todo por el contacto de la orina y el pañal sobre el cuerpo del bebé. Hay algunas pautas que pueden tenerse en cuenta para prevenirla y también algunos remedios caseros para su tratamiento.

La dermatitis del pañal es una de las molestias más comunes que suelen padecer los bebés si no se tienen ciertos cuidados. Aún así, hay que saber que tiene tratamiento y que es posible superarla.

La piel de los niños es muy delicada y, dado que el pañal la roza de manera constante, es posible que se irrite con facilidad. Ahora, aunque muchos padres consideran que es difícil llevar a cabo el tratamiento, dado que la zona siempre está cubierta, saben que lo mejor que pueden hacer es no desesperarse.

Entre los 4 y los 16 meses de edad, los bebés pueden padecer la dermatitis del pañal. En muchos casos, el origen de esto es el contacto con la propia orina y la materia fecal durante un periodo de tiempo prolongado. En especial, cuando los pequeños han empezado a ingerir sólidos, que es cuando las heces comienzan a tener otras características, diferentes de aquellas de los primeros meses de vida.

En caso de que el bebé tenga diarrea es posible que la piel se irrite con mayor facilidad, pudiendo llegar a aparecer la dermatitis mencionada, entre otras molestias.

Diagnóstico

El diagnóstico lo realizará el médico (pediatra o dermatólogo infantil) tras una evaluación a simple vista de la parte inferior del cuerpo del bebé. Por lo tanto, lo más adecuado es que los padres acudan a consulta apenas noten signos atípicos y no administren ningún tipo de medicamento ni remedio natural al bebé sin consultar con un profesional.

Las zonas afectadas, principalmente aquellas en contacto con los bordes del pañal, puede presentar un sarpullido, manchas rojas o simplemente una irritación de tonalidades rosáceas oscuras.

Por otra parte, en cuadros avanzados o bien si el niño se rasca la piel, la irritación puede convertirse en una herida abierta y, por ende, en una vía de acceso fácil para hongos (como la candidiasis) o bacterias. En estos casos, la infección debe curarse antes de tratar la dermatitis del pañal de manera puntual.

Con estas sugerencias, aprenderás cómo cambiar un pañal correctamente.

Tratamiento

El primer paso para el tratamiento consiste en lavar con agua tibia y jabón neutro la zona en cada cambio de pañal. Hay que evitar los jabones de glicerina, dado que este componente puede afectar el pH de la piel del bebé.

Tampoco son recomendables los aceites y las lociones de limpieza para reemplazar el enjuague. Siempre que se pueda y se utilice agua tibia, basta con poner al bebé cerca del agua, tomar un poco de líquido con nuestras manos y dejarlo caer en la zona afectada suavemente.

El siguiente paso es el secado, que debe realizarse con mucha suavidad, preferentemente con tejidos de algodón y con movimientos pausados; es decir, con toques suaves, no restregando. Lo ideal es dejar al bebé un rato sin pañal para que la piel pueda respirar.

Hay padres temen que el bebé moje o ensucie la cama mientras está sin pañal, y por ello no suelen dejarlo mucho tiempo sin él. Sin embargo, lo más recomendable es brindarle a la piel un buen rato sin que tenga ningún tipo de prenda encima.

Cuando la piel esté seca, se aplica la pomada, el bálsamo o crema (que haya recetado el médico) para tratar la dermatitis del pañal. Hay varios productos tradicionales en este sentido; existen cremas específicas para hidratar y nutrir la piel.

Es fundamental seguir las recomendaciones del médico, ya que de lo contrario se podría empeorar el caso y dañar aún más la piel del bebé. Por ejemplo, si se escoge una crema al azar, puede que esta tenga óxido de zinc y cause una reacción desfavorable.

Otras medidas

Al bañar al bebé, se pueden colocar en el agua bolsitas de tela con avena instantánea. Otra opción es fabricar compresas con este ingrediente y colocarlas de manera más práctica, cómoda y sencilla en las zonas afectadas.

El último paso del tratamiento consiste en recordar que, al ser colocado, el pañal no tiene que ajustar demasiado. De este modo, el aire podrá seguir pasando. Para los padres que esperen demasiado antes de cambiar el pañal, han de conocer que esto incrementa las posibilidades de contraer la molesta y fastidiosa dermatitis del pañal.

La dermatitis del pañal puede ocasionar irritaciones en la piel del bebé.

En definitiva, lo importante para evitar irritaciones es la regularidad del cambio de pañales, el enjuague adecuado y el uso de un producto que mantenga la piel protegida todo el día. Con estos sencillos cuidados, tu bebé se mantendrá feliz, radiante y sin molestia alguna.

  • Azcona, L. Dermatitis del pañal. Farmacia Salud. Farmacia profesional. 2010; 24 (1): 60-62.
  • Zambrano E, Zamabrano A, Fernández T. Dermatitis del pañal. AEPED [En línea].