¿Cómo se organizan las familias numerosas?

Fernando Clementin 21 febrero, 2018
Cada persona o pareja es libre de elegir la composición de la familia que desea formar. Aquellos que deciden tener tres o más hijos se adentran en el camino de conducir una familia numerosa. 

En primer lugar, es apropiado especificar a qué nos referimos al hablar de las familias numerosas. Este concepto varía según el país y, por lo general, se estima de acuerdo al parámetro de cada Estado en cuanto a la cantidad media de hijos de cada pareja.

Por ejemplo, en España son consideradas numerosas aquellas familias que tienen tres hijos o más. Asimismo, también se incluyen a las familias monoparentales (por divorcio, viudez o cualquier otro factor) con dos o más hijos.

Estas se subdividen en dos categorías, familias numerosas de categoría general, hasta cuatro hijos, y familias numerosas de categoría especial, aquellas con más de cinco hijos.

Claro que esta condición no es ilimitada. Cuando los hijos alcanzan la mayoría de edad —21 años en la mayoría de los casos— o cuando se independizan económicamente, dejan de formar parte de la familia numerosa.

Por otra parte, para aquellos que cursan estudios universitarios o terciarios, el límite de edad es de 25 años. En el caso de las personas con discapacidad, no existe límite etario.

¿Cómo organizar una familia numerosa?

Un grupo familiar numeroso implica varios desafíos para los padres. La comida, los horarios y los gastos son todo un reto que debe ser cuidadosamente planificado y pensado. Además, cada uno puede tener su trabajo, por lo que la disponibilidad horaria se reduce.

El consejo básico para estos padres es delegar responsabilidades, en el buen sentido de la frase. Esto significa incorporar a los niños a las tareas hogareñas cuanto antes, siempre de acuerdo a su edad. Esto les inculcará valores como la responsabilidad, el compromiso y el respeto por el esfuerzo de los demás. No olvides felicitarlos por cumplir con sus asignaciones: así reforzarás su autoestima.

Por otro lado, también puedes considerar contar con una niñera o canguro. Esto te permitirá despreocuparte por algunas tareas para centrarte en aquellas más importantes y que solo los padres deben atender. Entre ellas, las reuniones escolares, visitas al médico o momentos de conversación sobre las preocupaciones de tus hijos.

La planificación es otro gran secreto en esta misión. Calendarios, agendas, recordatorios, alarmas en los móviles; utiliza todas las herramientas que tienes al alcance para que nada se te pase por alto.

Finalmente, como recomendación final, recuerda disfrutar de los momentos libres. No todo es trabajo y responsabilidades: una de las ventajas de tener una familia numerosa es que cuentas con una hermosa “tribu” con la que compartir maravillosos ratos de disfrute.

En muchos países, las familias numerosas son aquellas con tres o más hijos.

Beneficios para las familias numerosas

Los gobiernos de varios países han tomado cartas en el asunto de las familias numerosas. La finalidad es contribuir en aquellos casos en los que sea pertinente una ayuda económica para que todos los integrantes puedan llevar una vida digna y se cumplan sus derechos básicos.

Estos son algunos de ellos:

Exenciones fiscales

Se otorgan descuentos en los compromisos tributarios para aquellas familias que cumplan con los requisitos exigidos. En España, por ejemplo, estos descuentos pueden superar los mil euros en algunos casos y hasta los dos mil euros en las categorías especiales.

Asimismo, también se dan otras ventajas como el “cheque fiscal” para familias con hijos con alguna discapacidad o el incremento en los ingresos mínimos necesarios para acceder a la asignación económica de la Seguridad Social para hijos menores de 18 años.

“El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia”
—Gilbert Keith Chesterton—

Descuentos en servicios públicos

Las familias numerosas también obtienen beneficios en lo que respecta a las obligaciones de pago de los servicios que hacen a la “economía doméstica”. Entre ellas, se incluyen el agua, el gas y la luz.

Si se acreditan las condiciones necesarias, se puede acceder a las denominadas tarifas sociales. Los descuentos para estos casos llegan al 20% o 25%.

Beneficios educativos

En este plano, las ayudas estatales proveen preferencia en becas, libros y material didáctico, reducción en precios públicos en las matrículas de las universidades, subsidios en transporte y comedor, entre otros.

La educación es un derecho universal de todos los niños, por lo que es función indelegable de cada gobierno otorgar a las familias las herramientas para hacer que esto se cumpla.

Beneficios laborales

Los padres o madres de las familias numerosas también cuentan con ventajas en lo que respecta a sus trabajos. Estos van desde la extensión de los plazos de reserva de puesto de trabajo en caso de estar a cargo del cuidado de los hijos hasta descuentos al contratar a un cuidador.

Las familias numerosas requieren de planificación y compromiso de sus integrantes.

Otros privilegios

Además de los citados, las familias numerosas también poseen los siguientes beneficios:

  • Descuentos en transporte público.
  • Preferencia para acceder a planes de vivienda.
  • Descuentos en actividades recreativas de empresas privadas.
  • Exención impositiva parcial o total en la matriculación de vehículos, dependiendo el caso.

Entre obligaciones y beneficios, la vida de las familias numerosas suele ser algo más ajetreada que la de las familias no numerosas. Esto no es ninguna desventaja, simplemente son diferentes estilos de vida.

Grande o chica, la familia nunca deja de ser el primer núcleo social de toda persona. Los hermanos mayores se sienten protectores de los pequeños, que ven en sus pares un hermoso grupo con el que transitar el extenso camino de la vida. Algo está claro: nadie se sentirá solo rodeado de tantas personas amadas.

Te puede gustar