¿Cómo preparar a los niños para la vuelta al cole?

Corina González 14 septiembre, 2018
El estrés que causa el fin de las vacaciones se puede manejar de manera positiva si cumplimos con entusiasmo con los preparativos para comenzar las actividades escolares. ¿Conoces cuáles son?

Los días de sol y diversión llegan a su fin y, con ello, inician los arreglos necesarios para retomar la rutina de las actividades escolares. Decirle adiós a meses de vacaciones es difícil, tanto para los pequeños como para los adultos, por lo que debemos ser muy persuasivos a la hora de preparar a los niños para la vuelta al cole.

Es normal que toda rutina se haya perdido al entrar en temporada de asueto. Durante ese período, estaba permitido dormir hasta tarde, jugar con los amigos el tiempo que se quisiera, pasear entre semana sin pensar en obligaciones ni tareas. Sin embargo, ha llegado nuevamente la hora de reactivar los hábitos olvidados en estos días de relax.

Adaptarse de nuevo a los horarios y deberes no será sencillo. Por eso, es recomendable empezar poco a poco y al menos dos semanas antes de su primer día de clases, en especial en lo que respecta a tener que levantarse temprano. En este período de preparación, lo mejor es idear actividades divertidas referentes al regreso a clases en casa, ya que así motivamos la bienvenida a un nuevo año escolar.

Las emociones por el inicio del nuevo año escolar invaden

Llegó la hora de hablar con los niños sobre lo cerca que está el día de regresar al colegio; de seguro esto les traerá una mezcla de emociones.

Para evitar cualquier tipo de rechazo y problemas al iniciar nuevamente el cole, lo mejor es que le preguntes a tu hijo qué siente al respecto y, dependiendo de sus respuestas, ofrecerle consejos asertivos que le brinden confianza ante esta nueva etapa.

Algunas de las emociones que puede exteriorizar un niño por el regreso a clases son:

  • Alegría: Esta emoción le invadirá por el hecho de reencontrarse con sus amigos tras semanas sin verse.
  • Miedo ante lo desconocido: Una nueva maestra, nuevos compañeros, otros conocimientos que no sabe si logrará comprender, e incluso posibles regaños en el primer día de clases generan este temor.
  • Tristeza: Al darse cuenta que las vacaciones llegan a su fin para dar comienzo de nuevo a la rutina y a las tareas, el niño puede sentirse algo desganado.

El hecho de que el niño manifieste sus emociones es tanto positivo como necesario. Esto le brinda a los padres la oportunidad de orientarlo correctamente hacia lo positivo y divertido que trae consigo el regreso a la escuela.

Hay muchos mitos educativos que están lejos de ser ciertos.

De vuelta a los horarios

Uno de los hábitos que se deben retomar para preparar a los niños para la vuelta al cole es el del sueño. Irse a la cama temprano para tener las horas suficientes de descanso y levantarse con energía es fundamental para su rendimiento académico y el resto de las actividades que componen su rutina diaria, como la práctica de deportes u otra actividad extracurricular.

Adelantar en las vacaciones la rutina de enviarlos a la cama temprano y que se levanten como si fuese un día de clases les ayudará a adecuarse sin traumas al horario otra vez. Recordemos que los niños entre 7 y 12 años necesitan un aproximado de 10 horas de descanso para recuperarse y lograr tener un día pleno.

Mientras nos encontremos de vacaciones y se quieran retomar los horarios de sueño, una buena estrategia es preparar actividades en las el esfuerzo físico sea clave. Así, al caer la noche, el cansancio natural llevará a los niños a la cama a buena hora y ellos disfrutarán de un buen período de descanso.

Al día siguiente, se levantarán temprano nuevamente. Poco a poco, entonces, habrán habituado a su cuerpo a los tiempos requeridos para cumplir con la jornada escolar.

“Es recomendable empezar la adaptación poco a poco y al menos dos semanas antes de su primer día de clases, en especial en lo que respecta a tener que levantarse temprano”

Empieza a fomentar la rutina escolar

El orden y las rutinas son claves al preparar a los niños para la vuelta al cole. Podemos iniciar asignándoles responsabilidades sencillas en casa, como por ejemplo arreglar la cama y la ropa y demás implementos que van a usar al día siguiente en su jornada.

Con esta práctica diaria, el niño creará una rutina que, al momento de iniciar sus deberes escolares, facilitará su proceso de adaptación. Levantarse y encontrar ya preparado lo que necesita para su día le hará notar que haciéndolo ahorra tiempo; por ende, apreciará mantener sus cosas en orden para sus próximas actividades.

Preparar a los niños para la vuelta al cole hace más fácil su readaptación a este ámbito.

Refrescar conocimientos

Por otra parte, se recomienda también desempolvar los cuadernos y libros y repasar los conceptos más importantes del ciclo anterior para lograr un buen comienzo en esta nueva etapa de aprendizaje. Tomar una o dos horas de ejercicios académicos en la última semana de vacaciones les garantizará un buen arranque de año escolar.

Asimismo, verifica que la lista de útiles escolares del ciclo nuevo esté completa. Pídele ayuda al niño para identificar cada uno de los artículos y así afianzar su colaboración para que crezca su sentido de pertenencia y responsabilidad para con ellos.

Además, no dejes de llevarlo contigo para hacer estas compras. Que él seleccione el estilo de sus elementos escolares le dará una motivación extra por la vuelta a clases.

Como conclusión, preparar a los niños para la vuelta al cole con suficiente antelación les permitirá iniciar esa nueva etapa de manera exitosa y sin estrés. Por el contrario, al tomar esta previsión, los niños se cargarán de positivismo ante las nuevas e interesantes experiencias académicas y estarán ansiosos de vivir más aventuras junto a sus amigos.

Te puede gustar