Cómo la música potencia el desarrollo integral infantil

25 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
¿Sabes cómo se desarrollan los niños gracias al contacto con la música? Hablamos sobre cómo esta potencia el desarrollo integral infantil.

La música es una actividad maravillosa en la que los padres pueden participar con sus hijos. ¿Sabías que desarrolla a tu hijo física, intelectual, social y emocionalmente? Los beneficios de participar en actividades y juegos musicales con tu hijo pequeño son infinitos y deben formar parte de vuestro juego diario juntos. ¿Cómo potencia la música el desarrollo integral infantil? ¡No pierdas detalle!

La música potencia el desarrollo integral infantil

Bebé tocando un xilófono y haciendo música para potenciar el desarrollo integral infantil.

Desarrollo intelectual

La música tiene un gran impacto en el desarrollo cognitivo de un niño de muchas formas. Cuando los niños cantan y usan acciones junto con las palabras, desarrollan una comprensión del simbolismo que conduce al juego simbólico, una actividad importante en la primera infancia.

Los pequeños desarrollan una comprensión de conceptos como alto-bajo, rápido-lento, números, letras…, y se estimulan sus habilidades lingüísticas, lo que lleva a tener un mayor vocabulario. También aprenden acerca de las relaciones causa-efecto con movimientos simples.

Participar en actividades musicales guiadas por un padre es una excelente manera de mejorar la atención de los niños, así como la memoria, debido a la repetición de las canciones y la exposición constante a las letras.

Desarrollo emocional y social

La mayor ventaja emocional es que la música es una actividad con la que los más pequeños de la casa siempre sienten una sensación de éxito. No existe una forma correcta o incorrecta de hacer las cosas, por lo que la experiencia siempre es positiva.

Los niños se sienten felices cantando canciones simples, moviéndose al ritmo de la música, tocando un instrumento sencillos, como una campana, y haciendo que se use su nombre en una canción. Esto conduce a sentimientos de mayor valor, competencia y autoestima.

Muchos niños reservados descubren que pueden salir de su caparazón cuando cantan y bailan y tienen una manera de expresar sus sentimientos de una forma saludable. Muestran sus emociones moviéndose, escuchando, cantando y tocando instrumentos.

“La música es una forma de expresión creativa que desarrolla el sentido de identidad del niño”.

Desarrollo motivacional

La motivación proviene del interior de un niño y alimenta su impulso de aprender. Proviene del deseo de tener éxito y de la necesidad de asociarse positivamente con los demás. Durante estas actividades, los menores se sienten bien con ellos mismos, lo cual es importante incluso para los más pequeños.

En este sentido, durante un juego en el que los niños tienen opciones, desarrollan un sentido de voluntad al tomar sus propias decisiones y elegir qué hacer.

Aprenden el autocontrol y el control de los impulsos, lo que significa que piensan antes de actuar y se mantienen involucrados en una actividad en lugar de pasar de una a otra. La música, generalmente, relaja, energiza y motiva a los chicos.

Desarrollo motor

El desarrollo motor se refiere a cómo crece y se desarrolla el cuerpo. Las actividades musicales están repletas de oportunidades para el movimiento, como bailar, caminar, brincar, tocar y mover partes del cuerpo.

Las canciones de acción, los bailes, tocar instrumentos y todo tipo de juegos son excelentes oportunidades para mover el cuerpo. La música rara vez es una actividad estática.

También es importante que los niños aprendan a ejecutar los movimientos de forma correcta y controlada utilizando todo el cuerpo. Empiezan por desarrollar los músculos grandes (motricidad gruesa) y luego desarrollan los músculos pequeños de la mano (motricidad fina).

Padres bailando con su hija en el salón de casa.

Exploración del propio cuerpo a través de la música para potenciar el desarrollo integral infantil

Seguidamente, a través del movimiento en la música, descubren y exploran sus propios cuerpos y comprenden lo que estos son capaces de hacer. En los niños pequeños, las actividades musicales son una excelente manera de desarrollar la imagen corporal. Esto se aprende a través de canciones y rimas de acción que nombran partes del cuerpo.

Se desarrolla la coordinación ojo-mano y el sistema vestibular, responsable de casi todas las funciones motoras, también se ve implicado, entre otros. Además, mejora el estado de ánimo de los niños al escuchar y trabajar con la música. ¡Sienten las emociones más intensamente!

Asimismo, los pequeños pueden desarrollar sus habilidades auditivas y también visuales. La música puede verse, oírse y sentirse. Por eso, los niños que tienen contacto con la música en casa a través de juegos o bailes estarán ligados de manera más estrecha a sus beneficios.

Por último, si en casa no soléis estar acostumbrados a poner o disfrutar de la música, siempre es un buen momento para comenzar. Gozar de la música de la manera que más os guste a todos, así, los beneficios no solo serán para los niños, si no también para los adultos. ¿A qué esperas para llenar de música tu hogar y disfrutar con tus hijos?

  • Argenta, F. (2013) Pequeña historia de la Música. Editorial: Espasa Juvenil