Cómo jugar con el bebé

El juego es el mejor motor del aprendizaje en los niños, aún desde las etapas más tempranas. ¿Sabes cómo fomentarlo en los bebés? Te lo contamos.
Cómo jugar con el bebé
Nadia Yépez Suarez

Escrito y verificado por la neuroeducadora Nadia Yépez Suarez el 18 septiembre, 2021.

Última actualización: 18 septiembre, 2021

El juego de los pequeños es muy importante para su correcto desarrollo. A través de él, descubren su cuerpo y cómo funciona el mundo que los rodea. Por este motivo, es muy importante que dediques un tiempo del día para jugar con tu bebé y te entregues en cuerpo y alma a este preciado momento.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Entonces, no te pierdas la información que te brindaremos a continuación.

El bebé empieza a jugar con su propio cuerpo

Desde que nace, tu bebé empieza a descubrir el mundo a través de su piel: el contacto con tu pecho, tus caricias y los momentos en tus brazos favorecen el desarrollo de su percepción corporal.

Además, el pequeño reconoce los sonidos del ambiente y poco a poco identifica los objetos. La voz suave y calma que oye cuando le cantas o le hablas capta su atención y lo llena de información valiosa.

Sus ojos empiezan a percibir las formas de los objetos. Pero tus rasgos y los colores de tu rostro son sus imágenes favoritas, sobre todo cuando se asocian a los momentos de placer, como la hora del pecho.

Al principio, sus movimientos corporales son desorganizados y muy sencillos, pero con el correr de los días empiezan a cobrar más sentido. Así, de a poco comprenden que la mano llega a la boca, que los pies pueden hacer sonar un juguete colgante y que una caricia les hace cosquillas.

Todas estas acciones corporales son juegos para tu bebé y los puede repetir solo o con tu ayuda. Esto le da el estímulo para seguir aprendiendo.

Cuando lo veas jugar con su cuerpo, puedes acompañarlo con una frase: “¡Estás aplaudiendo con tus manos!”, “¡Qué rico abrazo!”, “¿Quieres mover el móvil con tus pies?”. De esta manera, enriqueces aún más el aprendizaje.

padres madre adre felices juegan bebe lactante regazo monerias muecas gestos sillon dia tarde

Los juegos motores traen beneficios de coordinación, afectivos y sociales.

La boca del bebé, ¡también le sirve para jugar!

Los bebés nacen con la capacidad innata de aprender su lengua materna, por lo que no es necesario enseñarles a hablar.

Si prestamos atención, desde muy pequeños intentan reproducir los sonidos que perciben del entorno, sobre todo los que emiten los humanos que los rodean. Las vocalizaciones y el balbuceo también son un juego y representan las bases del lenguaje hablado.

Según el lingüista y filósofo Noam Chomsky, el lenguaje es una habilidad innata y requiere muy poco input lingüístico para desarrollarse. Sin embargo, algunos psicolingüistas señalan que el lenguaje oral requiere de estímulos externos para decodificar y entender las expresiones y el significado de las palabras.

Como otros aspectos del desarrollo infantil, el lenguaje de los niños resulta de la combinación entre la genética y el ambiente.

A su vez, la boca del bebé le sirve para explorar su cuerpo y los objetos que lo rodean. Cuando logran llevarse sus manos o los juguetes a la boca, exploran todas sus características y se divierten de esta manera.



El juego del bebé con los objetos

Poco a poco tu bebé comienza a relacionarse con los objetos: el biberón, los móviles o los sonajeros le permiten interactuar con algo externo a su propio cuerpo. Ejercer un movimiento sobre ellos y observar su reacción ¡es toda una aventura!.

Por este motivo, puedes utilizar algunos de los siguientes elementos para elaborar opciones de juego sencillas y divertidas:

  • Elementos de encastre.
  • Cajas de permanencia.
  • Bloques para construir.
  • Juguetes para aplastar que emitan algún sonido.
  • Pelotas grandes o telas.
  • Objetos para cargar y trasladar, como un camión y algunos pompones de lana grandes.
  • Instrumentos musicales, como tambores o xilófonos.

Según la neuropsicopedagogía, los bebés aprenden rápidamente del mundo que los rodea a través de sus sentidos.

De esta forma, permitirle al niño tocar, oler, mirar, oír y probar, favorece el aprendizaje de los colores, las formas, los olores, las texturas y los sonidos. Y todas estas experiencias también se promueven en el juego.

Mamá juega con su niño en casa.

Acerca de la importancia de jugar con el bebé

En estos tiempos modernos, necesitamos de seguridad emocional, conocimientos, actitudes y valores para adaptarnos a vivir en sociedad. Todo esto podemos empezar a formarlo en tu bebé a través del juego, aún desde etapas muy tempranas.

El juego le permite al niño desarrollar su potencial, pues estimula todas sus habilidades a la vez: cognitivas, motoras, sociales, emocionales y de comunicación. Pero jugar no solo favorece el aprendizaje, sino que además ayuda a reforzar el vínculo con su familia o el entorno que lo rodea. Así que, pon la manta en el piso y ¡a jugar!

Te podría interesar...
El juego en la primera infancia: esto es lo que debes saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
El juego en la primera infancia: esto es lo que debes saber

A continuación, vamos a hablar sobre algunos aspectos importantes que debes saber sobre el juego en la primera infancia. ¡Toma nota!



  • Berko, J. (2010) El desarrollo del lenguaje: una revisión y una vista preliminar. Pearson, Madrid. pp. 1-35.
  • Barón, L., Múller, O. (2014) La teoría lingüista de Noam Chomsky: del inicio a la actualidad. En: Lenguaje. vol.42 no.2 Cali July/Dec
  • Díez, Mª del Carmen; Pacheco Sanz, Deilis I.; de Caso, Ana Mª; García, Jesús N.; García-Martín, Esther (2009). El desarrollo de los componentes del lenguaje desde aspectos psicolingüísticos International Journal of Developmental and Educational Psychology,  vol. 2, núm. 1, 2009, pp. 129-135
  • Fajardo, Z. I. E., Pazmiño, M. I. A., & Dávalos, Á. A. M. (2018). La estimulación temprana como factor fundamental en el desarrollo infantil. Espirales revista multidisciplinaria de investigación, 2(14).