Cómo hacer tizas de colores

Una tarde de estas, ¡que el juego sea ensuciarnos y divertirnos en familia!
Cómo hacer tizas de colores
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz.

Última actualización: 19 abril, 2022

Hoy te traemos un plan entretenido para una tarde en casa con los niños: te explicaremos cómo hacer tizas caseras, una manualidad muy fácil, económica y creativa.

Cuando llegan las tardes frías y el cuerpo pide quedarse adentro, es conveniente encontrar alternativas divertidas para entretener a los más chicos. En este sentido, la UNICEF ha elaborado una interesante guía de actividades a fin de “impulsar y facilitar el desarrollo mental, la creatividad y la motricidad de niñas, niños y adolescentes, en particular cuando las opciones de actividad física están limitadas”.

Por eso, vamos a planificar una manualidad que se hace con pocos elementos, pero que ofrece mucha diversión. Además de atractiva, esta propuesta es genial para acompañar a los niños en su desarrollo integral, pues promueve el aprendizaje de habilidades motrices y refuerza aspectos emocionales y cognitivos. ¡Manos a la obra!

¿Para qué sirve esta manualidad?

Hacer tizas caseras es una manualidad que sirve tanto como plan de esparcimiento, como juego y como aprendizaje. Al igual que toda actividad manual, aporta múltiples beneficios para los niños:

  • Estimula la creatividad: los niños pueden elegir las formas de las tizas, hacer diferentes modelos y colores para tener su colección personal.
  • Promueve el desarrollo de la motricidad fina: revolver, amasar, rellenar moldes, cortar y desmoldar, son actividades con las cuales sus manitos se fortalecen y aprenden a coordinarse para lograr el mejor resultado.
  • Brinda nuevos conocimientos: hacer tizas de colores te da la oportunidad de explicarle a los peques conceptos complejos de química y de arte. También de matemáticas, pues tienen que medir cantidades.
  • Ejercita la memoria: leer el paso a paso y recordarlo es un desafío que entrena la memoria.
  • Activa la imaginación: los niños pueden fabricar moldes con las figuras que quieran y tener tizas grandes, pequeñas, redondas, triangulares o de la forma que se les ocurra.
  • Genera un ambiente distendido para reírse, para compartir y para socializar: las manualidades, como el arte, crean momentos de distensión en los cuales los niños se divierten y comparten espontáneamente.
  • Permite expresar sentimientos y emociones: tener las tizas de colores para dibujar y colorear puede ser una gran oportunidad para que el niño materialice sus pensamientos en una figura o en un color.
  • Enseña a planificar y a llevar a buen destino un proyecto: tener los elementos para la manualidad, contar con las herramientas necesarias, hacer un plan y seguir las instrucciones, ayuda a los niños a organizarse para alcanzar una meta.
  • Apoya a los niños en la construcción de su autoconfianza y de su autoestima: al proponerse una meta, seguir una idea y  terminar un proyecto se fomenta la confianza en las propias capacidades.
dibujo de arcoiris de tiza en el piso con lentes y tizas
Las tizas permiten desarrollar la creatividad, materializar las emociones en un dibujo y estimular la motricidad fina y la coordinación.

Tizas caseras para hacer con niños

Lo bueno de esta actividad es que pueden hacerla los niños de cualquier edad y a todos les fascinará por igual. Principalmente, necesitan ganas de ensuciarse y de divertirse al mismo tiempo.

Materiales

  • Escayola fina o yeso de París (viene en envases de diferentes tamaños).
  • Agua.
  • Colorante alimentario o témperas de colores.
  • Moldes (de siliconas, vasos desechables o tubos de cartón).
  • Bol para mezclar.
  • Cuchara.
  • Espátula lisa.

Cómo hacerlo: paso a paso para tener tus tizas caseras

  1. Lee las instrucciones del envase de la escayola y prepara en recipientes distintos las cantidades necesarias de agua y del material principal.
  2. Antes de comenzar a mezclar, define cuántos colores vas a hacer.
  3. Colorea el agua con los tonos que prefieras. Si quieres varias opciones, tienes que prepararlos en recipientes separados.
  4. Agrega de a poco la escayola al agua coloreada, en general, con una proporción 1 a 1. Es decir, 1 kilo de material en 1 litro de agua.
  5. Une bien los materiales hasta tener una consistencia homogénea como la de un helado.
  6. Con una cuchara, coloca la mezcla coloreada en los moldes que elegiste.
  7. Retira el exceso con la espátula.
  8. Deja secar al menos 24 horas.
  9. Al día siguiente, desmolda con cuidado.
  10. ¡Ya tienes tus tizas para pintar y dibujar!
Madre e hija haciendo manualidades durante la cuarentena, una de las actividades que refuerzan a padres e hijos.
Compartir un tiempo de manualidades con tus hijos fomenta el vínculo afectivo entre ustedes. Además, es una estrategia para inculcarles a los pequeños muchos aprendizajes.

Hacer tizas caseras: una combinación entre química, manualidad y arte

Como habrás visto, es muy sencillo hacer tizas caseras y los materiales que necesitas para esto son muy baratos.

Además de divertir a los niños, con esta actividad puedes aprovechar para enseñarles las siguientes nociones:

  • Química: como la disolución y la solidificación.
  • Física de los materiales: con las manos exploran las distintas texturas y consistencias, mientras moldean a gusto.
  • Arte: al imaginar, dibujar y pintar dejan volar su cerebro creativo.

Por último, recuerda que pasar tiempo de calidad con los niños es una de las cosas más reconfortantes para las familias. Hacer cosas divertidas y vivir experiencias juntos es la mejor forma de generar recuerdos de felicidad, de amor y de armonía que perdurarán por siempre. 

Te podría interesar...
3 manualidades fáciles y divertidas para niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
3 manualidades fáciles y divertidas para niños

Utiliza estas manualidades fáciles y divertidas para niños como recurso educativo. Se pueden llevar a cabo tanto en casa como en la escuela.