Cómo afecta jugar a ensuciarse al desarrollo infantil

Descubrir cómo afecta jugar a ensuciarse al desarrollo infantil nos muestra una nueva dimensión para aprender que el hecho de que los peques se manchen, al contrario de lo que muchos piensan, no solo no es malo, sino que es incluso positivo.
Cómo afecta jugar a ensuciarse al desarrollo infantil
Pedro González Núñez

Escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez el 05 abril, 2021.

Última actualización: 05 abril, 2021

Muchos padres piden (algunos incluso lo exigen) que sus niños, cuando son recogidos tras la escuela, estén perfectamente peinados y con la ropa limpia. Entonces, ¿es posible jugar a ensuciarse? No del todo, ya que, en muchos casos, los adultos, cuidadores y monitores están más pendientes de que los pequeños no se manchen y menos de que de verdad disfruten como lo que son, niños.

¿Cuántas veces hemos escuchado a madres y padres decir a sus hijos “no te sientes en el suelo; ten cuidado que te vas a ensuciar la ropa o te has puesto perdido? De hecho, es tan común que nos hemos acostumbrado e incluso nosotros mismos lo hacemos.

Sin embargo, ¿realmente es bueno evitar a todas horas que nuestros hijos se ensucien y que tengan que estar pendientes de no mancharse la ropa? Es seguro que papás y mamás lo hacen por el bien del niño, pero ¿es necesario y bueno en realidad? Veamos a continuación.

Jugar a ensuciarse

Niña saltando en los charcos porque sabe que el equilibrio entre orden y creatividad es muy importante.

Si bien la higiene es importante siempre, también lo es disfrutar sin preocupaciones. Recordemos que durante la etapa del desarrollo infantil una de las formas que tiene el niño para aprender es a través del juego.

El juego por parte de los pequeños incluye diversos elementos, entre los que destaca la exploración. Como se dice popularmente, “para hacer una tortilla hay que romper algunos huevos”. En este caso, podemos decir que ocurre algo parecido. Para que el pequeño explore, curiosee y aprenda, es necesario que se manche, que se ensucie, que meta las manos en harina.

Así pues, la suciedad va a formar parte del desarrollo infantil. Y es que, ¿conoces algún niño que no se manche cuando come, cuando pinta, cuando hace cualquier cosa por primera vez?

Es normal que los chicos sean curiosos, se ensucien, se tiren al suelo, se lleven objetos a la boca… Nosotros, como padres, debemos estar pendientes de que lo que hagan no sea peligroso, no así tanto de que no se estropeen la ropa o se la manchen, ya que eso forma parte de su desarrollo, de su aprendizaje y, en definitiva, de su felicidad.

¿Cómo afecta al niño jugar a ensuciarse?

Sin duda, los efectos son positivos siempre. Un niño que se ensucia, ya que no está pendiente de que su ropa esté bien, se lo ha pasado en grande. Por eso, encontramos diversos beneficios.

Exploración

El niño es explorador por naturaleza. Es su forma de curiosear y aprender. Por eso, si el pequeño se ha puesto perdido jugando con barro, con pintura, incluso con comida u otros elementos, ha estado, a su vez, aprendiendo.

Diversión

Sin duda, es divertido para él. El pequeño juega despreocupado por mancharse o estropearse la ropa. Eso suele ser sinónimo de haberlo pasado en grande disfrutando del juego.

Creatividad

Además, esta despreocupación también favorece al niño desde un punto de vista creativo. Prueba, intenta, toca, se mancha… Todo ello le faculta en la potenciación de su creatividad.

Protección

Curiosamente, al permitir que los niños se ensucien, toquen a un animal o hagan este tipo de cosas, también logramos que su salud mejore, ya que su sistema inmunitario se va reforzando.

Ahora bien, hemos de entender este aspecto como lo que es. O sea, es eficiente si se hace con sentido común. No es bueno que los niños estén siempre sucios o que puedan hacer de todo. Simplemente hay que saber que, si se cría con mascota, difícilmente desarrollará alergia al pelo de animales, por ejemplo. Pero al final del día necesitarán su ducha correspondiente.

Niña pintando y explorando su creatividad.

En lo que a jugar a ensuciarse respecta…

En definitiva, respondiendo a la pregunta, podemos decir que es positiva la forma en que afecta jugar a ensuciarse al desarrollo infantil de los niños, ya que se sienten más libres para experimentar, curiosear y, en definitiva, aprender.

Por eso, consideramos interesante, siempre que la ocasión lo facilite y desde un punto de vista lógico y con sentido común, permitir que los pequeños manchen la ropa sin sufrir preocupaciones y demás.

Asimismo, siempre tenemos la opción de dejar que los chicos usen ropa rota, vieja o prendas que se puedan manchar mientras juegan y se divierten. O, en su defecto, también podemos optar por los clásicos babis, que siempre fueron útiles para que los pequeños no estropeen sus atuendos de diario.

Te podría interesar...
Cómo evitar las infecciones por hongos en los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo evitar las infecciones por hongos en los niños

Las infecciones por hongos son posibles de evitar. Aunque los hongos están por todas partes, existen ciertas medidas de prevención que debes conoce...



  • Aucouturier, B. (2018). Actuar, jugar, pensar. Puntos de apoyo para la práctica psicomotriz educativa y terapéutica. Barcelona: Editorial Graó.