5 tips de salud e higiene para bebés

Los bebés requieren cuidados especiales de higiene para mantener su salud en óptimas condiciones. Si deseas saber cómo atenderlos correctamente, no te puedes perder las recomendaciones que te presentamos a continuación.

Los cuidados del bebé, al igual que su correcta alimentación, son uno de los factores que más inciden en el bienestar del niño. Esto ha conllevado a que los padres siempre estén alertas para conocer y aplicar tips de salud e higiene para bebés, pues sabemos que labores como limpiar y curar el ombligo pueden ser demandantes.

Si bien el pediatra proporciona una lista amplia con la información relacionada a la higiene del bebé, a la hora de la práctica se puede sentir un poco de desconcierto o miedo por la fragilidad que tiene el niño en sus primeros meses de vida.

Para simplificarles un poco las tareas de la higiene a los padres, les ofrecemos a continuación una lista con cuidados básicos y sencillos de aplicar.

5 tips de salud e higiene para bebés

El primer consejo vinculado a la salud e higiene para el bebé va, en realidad, dirigido al aseo de los padres. Resulta indispensable que antes de tocar al bebé, darle de comer o cambiarlo, los padres tengan las manos limpias.

Esto se debe a que los recién nacidos y los bebés durante su primer año de vida tienen las defensas bajas. Entonces, podemos ser nosotros, los adultos, los que perjudiquemos su salud.

Una vez considerada esta advertencia, es importante saber que cada parte el cuerpo del niño requiere una atención particular. Por eso, te hablaremos de cada una de ellas específicamente.

1. Cuidado y aseo de la piel del bebé

La piel del bebé es muy delicada. Siempre se deben usar productos especiales para la limpieza del niño, muchos de ellos no incluyen jabón para evitar ser abrasivos. Se deben limpiar con especial cuidado los pliegues de su piel, el pecho, los brazos, las piernas y la cola.

Para lavar su cabeza, debes usar una cantidad muy pequeña de champú para niños, teniendo especial cuidado en que no caiga en sus ojos. Es muy importante que retires muy bien los restos de jabón y champú de su cuerpo.

Los tips de salud e higiene para bebés te ayudarán a saber como proceder para su baño.

Al sacarlo de la bañera, asegúrate de secarlo muy bien, aplica una crema hidratante y evita ponerle colonias o perfumes en su cabello y su piel. Esto puede generarle irritaciones o incluso molestias olfativas. Si de todas formas deseas hacerlo, esparce la colonia sobre su ropa.

2. Cambio del pañal

La limpieza correcta de la cola del bebé garantiza su bienestar. Esa zona, con la humedad que se produce con el uso del pañal y las deposiciones, está expuesta a sufrir irritaciones.

Uno de los tips más importantes para evitar irritaciones es tratar de disminuir en lo posible el uso de toallas húmedas por esponjas con agua tibia; si no, directamente procede a hacer el lavado de la zona.

En el caso de las niñas, la limpieza debe ser siempre de adelante hacia atrás, para evitar depositar los residuos de las heces fecales en su vagina. Es también muy importante limpiar bien el área de los labios vaginales.

3. Limpieza de las orejas

Contrario a lo que muchos padres pueden pensar, la idea más importante vinculada a la higiene de las orejas es evitar usar hisopos o bastones de algodón.

La limpieza debe dirigirse a secar la humedad posterior al baño siempre en la parte superficial de la oreja.  El introducir el hisopo puede conducir más bien a hundir el cerumen más profundamente; de este modo, se crean tapones e infecciones.

“Resulta indispensable que antes de tocar al bebé, darle de comer o cambiarlo, los padres tengan las manos limpias”

4. Cuidado de las uñas

Queda claro que las manos de los bebés son muy frágiles; por eso, cortarle sus delicadas uñas puede causar temor. Si este es tu caso, se recomienda utilizar una lima que no sea muy abrasiva y reducir el tamaño de la uña con mucho cuidado. Dale una forma recta y mantén un tamaño apropiado.

Muchas madres no saben precisamente cuándo cortar las uñas del bebé.

5. Limpieza del ombligo

Los restos el cordón umbilical que quedan adheridos al ombligo suelen desprenderse antes del primer mes de vida del bebé. No obstante, para que su cicatrización sea correcta, se recomienda limpiar el área dos veces al día con una gasa o, en su defecto, algodón que esté impregnado de alcohol bajo en porcentaje.

Los tips más importantes con respectos a esta área son: tener especial cuidado al cambiar el pañal para que no se contamine con los desechos del niño y dejar que caigan naturalmente los restos de piel muerta sin forzarla o tratar de desprenderla.

Ya pueden ver que los cuidados básicos vinculados a la higiene del bebé, aunque al principio pueden parecer demandantes o todo un reto, se convertirán en una rutina que podrán realizar sin mucho esfuerzo con el pasar de los meses.  

Categorías: Consejos para cuidar a tu bebé Etiquetas:
Te puede gustar