¿Cuáles son las mejores posturas para amamantar el bebé?

Mervis Romero · 3 mayo, 2018
Muchas de las mejores posiciones para amamantar son realmente sencillas; solo se debe vigilar que el bebé este succionando la leche correctamente.

Para las madres primerizas es todo un desafío saber cómo alimentar a su pequeño. Por lo tanto, si eres una de ellas, seguramente te servirá conocer cuáles son las mejores posturas para amamantar el bebé. Te contamos desde cómo posicionarlo hasta cómo debes estar sentada a la hora de darle de comer.

4 mejores posturas para amamantar el bebé

Existen distintos tipos de posturas; la que elijas dependerá de tu estado físico y de cómo te sientas más cómoda para darle de mamar. Además, podrás variar la posición del bebé de manera que él también se sienta a gusto.

Independientemente de la posición que elijas, verifica que el bebé agarre bien el pecho para que succione de forma correcta. Por ejemplo, la boca debe estar abierta, la lengua sujetando el pezón por debajo y los labios hacia afuera. Además, tanto la barbilla como la nariz deben tocar el seno.

Postura ventral o biológica

Es la postura más común en cualquier mamífero; es también una buena idea para los seres humanos, para que el bebé busque por sí mismo el pecho y pueda cambiar al otro cuando lo requiera.

Para esta postura deberás estar con la espalda reclinada o semiacostada. Sitúa al bebé sobre ti, acostado boca abajo y con la cabeza entre tus senos. Como el pequeño queda con todo su cuerpo pegado al tuyo, no es necesario que lo sostengas, solo debes estar pendiente de él.

Existen varias opciones entre las mejores posturas para amamantar a un bebé.

Un bebé recién nacido puede tardar encontrando el pecho entre 10 y 60 minutos, pero a medida que vaya creciendo se le hará mucho más fácil encontrarlo; luego, tardará menos de 10 minutos.

Postura de la madre sentada

Cuando la madre se mantiene sentada o semireclinada, existen varias opciones para colocar el bebé. Entre ellas están:

  • El bebé estirado. La madre se sienta y mantiene la espalda recta, mientras que sostiene a la criatura girada hacia el pecho y con los pies colocados hacia el otro pecho. Si el bebé rechaza la posición en alguno de los senos, colócale los pies hacia el lado contrario, pues tal vez sienta que está mamando del seno que él acepta.
  • Estilo balón de rugby. Es cuando el bebé está acostado boca arriba mamando del seno con el cuerpo que pasa por debajo del brazo y los pies hacia la espalda de la madre. Esta es, sin duda, una de las mejores posturas para amamantar el bebé. Más si diste a luz por cesárea, pues el bebé no hará presión en la herida. Además, con esta posición es posible desaguar los conductos que están en el pecho y evitar obstrucciones por retención de leche.
  • Verticalmente o como caballito. Para esta postura, la madre se sienta y coloca al pequeño también sentado en una de sus piernas. De este modo, él queda en posición vertical. Esta posición favorece el contacto visual y evita que los bebés se atraganten cuando maman muy rápido. Para esto, es recomendable que el pezón esté apuntando hacia arriba, de modo que quede una buena porción del pecho por debajo y que el bebé pueda sostener.

Postura acostada de lado

En esta posición, el bebé se recuesta en la cama y queda estirado a tu lado. De esa manera, puedes descansar mientras lo amamantas.

Esta también es una de las mejores posturas para alimentar al bebé. Por ejemplo, cuando ya esté muy pesado o cuando tú tengas las molestias por el parto. Esta postura puede aplicarse con los pies del bebé apuntando hacia tu cabeza o hacia el estómago.

“La postura que la madre elija dependerá de su estado físico y de cómo se sienta más cómoda para darle de mamar a su bebé”

Postura en cuatro patas

Aunque no es muy usual, es una buena opción cuando la madre este sufriendo de mastitis aguda, pues así se facilita el vaciado de ese conducto. Para realizar esta postura, debes colocar al bebé mirando hacia arriba y tus piernas de rodillas cerca de su cabeza. Después, te inclinas hacia él y le acercas el pecho a su boca.

La mamá y su hijo deben elegir entre las mejores posturas para amamantar el bebé.

¿Qué debes tomar en cuenta a la hora de amamantar el bebé?

Es importante que te prepares y tengas a la mano varias cosas que necesitarás, debido a que las horas que pases amamantando serán muchas. Algunas de las cosas que deberías tener cerca son:

  • Un buen sillón donde darle de mamar.
  • Cojines para descansar los brazos mientras sostienes al pequeño y otros también para la zona cervical y lumbar, así como para la zona donde se curvan las rodillas.
  • Libros para leer, pañuelos, un vaso de agua y otras cosas que puedas precisar, para que no necesites levantarte a cada momento.

En fin, ahora que has ampliado el abanico en cuanto a las mejores posturas para amamantar el bebé, puedes usar la que más te guste o con la que ambos se sientan más cómodos. Y, como último punto, toma en cuenta que la lactancia es un vínculo perfecto de amor, que hace feliz, fuerte y sano a tu hijo.