Cómo hacer un teatro de sombras en casa

18 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
Elaborar un teatro de sombras en casa es más sencillo de lo que parece. ¿Quieres aprender cómo se hace? Presta atención a este artículo.

¿Quieres pasar un buen rato en familia realizando algo diferente y especial? ¿Y si os proponéis hacer un teatro de sombras en casa? ¡Seguro que a los más pequeños les encantará la idea! En este artículo te explicamos los pasos a seguir y los materiales necesarios para llevar a cabo esta maravillosa actividad. 

El hecho de elaborar y utilizar un teatro de sombras no solo sirve para divertirse y entretenerse durante horas, sino que, además, es un recurso didáctico ideal para el desarrollo integral de los niños.

Esto es porque a través de la realización de esta actividad, trabajan la expresión corporal, la expresión verbal, la motricidad fina y gruesa, la observación, la capacidad visoespacial, la creatividad, la imaginación, las habilidades sociales, la capacidad de cooperación, etc.

Asimismo, se puede decir que se trata de una forma perfecta para introducir a los niños en el mundo del teatro y la dramatización, el cual se caracteriza por la ilusión, la magia y las enseñanzas enriquecedoras que transmiten sus historias.

“Es una fusión: el Teatro es el cuerpo, el Narrador es la voz y la historia ilustrada en Papel el corazón”.

-Mukashi,Mukashi-

Silueta de una bruja para el teatro de sombras en casa.

Cómo hacer un teatro de sombras en casa

El teatro de sombras es un espectáculo que consiste en la creación de efectos ópticos a partir de una fuente de luz y una superficie clara, como una pantalla, una pared, una tela blanca, etc., de modo que se proyectan las sombras de diversos personajes y objetos, hechos con las manos, figuras planas o marionetas, y sus respectivos movimientos, para interpretar y representar una historia.

Se considera una de las formas más antiguas de hacer teatro de títeres, pero, a pesar de haber pasado muchos años desde su origen, este tipo de arte sigue siendo muy entretenido para grandes y pequeños.

Materiales necesarios

Se puede construir un teatro de sombras en casa utilizando materiales muy básico. ¿Cuáles? Presta atención a la siguiente lista en la que especificamos todo lo que necesitas:

  • Varios palos de madera.
  • Una caja de cartón, preferiblemente de zapatos.
  • Una lámpara.
  • Cinta adhesiva.
  • Barra de pegamento.
  • Una tela blanca.
  • Tijeras o cúter.
  • Varias cartulinas, preferiblemente negras.
  • Cintas, hojas, algodón u otros materiales que sirvan de adorno.

Pasos a seguir para hacer un teatro de sombreas en casa

Una vez hayas conseguido todos los materiales necesarios, es el momento de ponerse manos a la obra y comenzar a elaborar un teatro de sombras en casa. Para ello, hay que seguir estos pasos:

Animales en el teatro de sombras hecho en casa.
  1. Dibujar sobre las cartulinas siluetas de animales, personas, objetos, etc.
  2. Recortar las siluetas de cartulina y pegar cada una de ellas en un palo de madera, utilizando cinta adhesiva. Para que estas queden más bonitas y vistosas, se pueden añadir cintas de colores, hojas, algodón, trozos de cartulina u otros materiales que sirvan para adornar las siluetas.
  3. Abrir la caja de cartón y en el fondo de la misma cortar un rectángula, haciendo, así, una ventana. Esta caja se puede colorear y decorar para que el resultado final sea más llamativo y original.
  4. Cubrir la ventana que se ha hecho con una tela blanca y pegarla con cinta adhesiva para que se sujete bien.
  5. Colocar una lámpara frente a la caja y encenderla, de forma que la luz se dirija hacia el interior del teatro.
  6. Apagar el resto de las luces, coger los personajes previamente creados y utilizarlos para comenzar la función de teatro de sombras. Y…¡a disfrutar!

Sobre el teatro de sombras

¿A qué estás esperando para realizar esta manualidad junto a tus hijos en casa? Seguro que les hace mucha ilusión inventar historias o representar cuentos utilizando un teatro de sombras elaborado por ellos mismos y, sobre todo, pasar tiempo con su familia.

  • Curti, A. (2000). Juguemos con la ciencia. Barcelona: Círculo de Lectores, S.A.