¿Cómo hacer que la habitación de mi hijo sea segura?

Francisco María García · 27 marzo, 2019
La preparación de la habitación adecuada para el bebé es una de las medidas necesarias en la planificación familiar. Se trata de distribuir los muebles y mantener la máxima seguridad para el pequeño.

La personalización de un lugar para el pequeño de la familia es una tarea que necesita de planificación. Además de los motivos infantiles, hay que pensar en que la habitación de tu hijo sea segura.

El estilo y la distribución de los muebles y juguetes adquieren un papel muy importante. Muchos accidentes domésticos pueden evitarse con solo seguir algunos consejos.

Tips para lograr que la habitación de mi hijo sea segura

Acondicionar la cuna

Se debe elegir una cuna firme y que pueda adaptarse para cada etapa del crecimiento. En los primeros meses es mejor tener el colchón más alto, ya que esto permite visualizar y manipular al niño con mayor facilidad. Después de unos meses, cuando el bebé adquiere movilidad, hay que bajar un poco dicha altura.

Si se prefieren protectores laterales para evitar golpes, es conveniente que sean movibles. Esto impide que el niño los utilice para hacer pie y trepar. Además, se aconseja comprar aquellos protectores de malla para que no obstaculice la entrada de aire.

La cuna debe estar alejada de armarios, ventanas y libre de otros objetos. Los tentadores peluches dentro de ella pueden provocar alergias e incluso asfixias. Lo más simple es lo más saludable para el niño.

Muebles personalizados para que la habitación de mi hijo sea segura

Cada uno de los muebles que se coloque en el lugar debe estar previamente preparado para las travesuras de un niño. Cuando los pequeños comienzan a trasladarse por sus propios medios no tienen buen dominio de la distancia.

Otro detalle importante es que las puntas tienen que ser redondeadas para evitar cortes u otras lesiones. No es necesario comprar todo, ya que es posible reciclar antiguos armarios y convertirlos en los más seguros. ¿Cómo hacer que la habitación de mi hijo sea segura?

El espacio debe ser lo más lineal posible cuando los niños comienzan a dar sus primeros pasos. Por ello, cuantos menos obstáculos tengan, más sencilla será su rutina. Además, es importante verificar que no puedan abrir fácilmente sus puertas o trepar en ellos; es la manera de evitar que un mueble caiga encima.

Tapar o esconder las tomas de corriente

Los niños son curiosos por naturaleza y necesitan experimentar para conocer. No tienen noción de los peligros y los enchufes libres son una gran tentación. Cada una de las tomas de corriente de la casa debe permanecer fuera de su alcance.

Está claro que no siempre es posible, pues algunas están a una altura accesible. Por ello, es imprescindible colocar una tapa en cada enchufe para no ser detectados por el pequeño.

Aberturas adecuadas para que la habitación de mi hijo sea segura

La prevención de caídas por las ventanas parece una lógica común. Sin embargo, muy a menudo se ven y escuchan noticias de este tipo de accidentes. Además de no dejar muebles debajo de la ventana que sirvan como apoyo para trepar, hay que asegurarlas.

Lo más adecuado es colocar trabas y protecciones a prueba de niños, así como rejas. Asimismo, hay que estar seguros de que el diseño de las rejas no permite que su cabeza ingrese; podría quedar trabado allí en un intento de salir.

Otro consejo muy importante es no dejar nunca la llave de la puerta del lado interior de la habitación. Es muy probable que la giren y luego no puedan abrirla más; el pequeño corre riesgos de quedar encerrado con todo lo que ello implica.

Evitar los materiales tóxicos o que faciliten la acumulación de suciedad

Es muy divertido y satisfactorio elegir los colores y elementos decorativos para la habitación del niño. En esa búsqueda no pueden faltar los principios de seguridad. Antes de adquirir una pintura hay que confirmar con el vendedor que no tenga componentes tóxicos. De igual modo, debemos que evitar los barnices de la cuna y muebles alrededor.

Con respecto a los suelos, es mejor dejar de lado las alfombras. Algunas familias las consideran un elemento bello y cómodo para andar descalzos. Sin embargo, son un elemento que favorece la acumulación de ácaros, por lo que diferentes enfermedades podrían afectar al pequeño.¿Cómo hacer que la habitación de mi hijo sea segura?

Consejos finales para que la habitación de mi hijo sea segura

Estos tips finales pueden ser muy positivos para conseguir la máxima seguridad en el pequeño:

  • Mantener la habitación iluminada y con buena ventilación.
  • No excederse en el uso de los sistemas de calefacción.
  • Comprar un monitor para bebé que permita tener el control de sus movimientos y descanso constantemente.
  • Estar atentos a cada llamada del pequeño y ofrecerle mucho amor. Es la mejor forma de que ellos crezcan seguros.