¿Cómo funciona el cerebro de los niños con TDAH?

Se trata de un trastorno diagnosticado en la infancia y que puede persistir en la vida adulta. En este artículo, te invitamos a descubrir cómo funciona el cerebro de los niños con TDAH.

El TDAH, o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, es un trastorno neuropsiquiátrico común que se produce en la infancia y en la adolescencia. Se caracteriza por una severa hiperactividad, impulsividad y falta de atención que impiden que el niño se desenvuelva adecuadamente en el medio social, académico y doméstico.

Generalmente diagnosticado en la infancia, este trastorno a menudo continúa manifestándose en la edad adulta. Si no se identifica y no se trata de forma temprana, puede tener consecuencias para toda la vida.

El cerebro de los niños con TDAH muestra anomalías en ciertas áreas involucradas. Para saber más sobre este trastorno, debemos distinguir entre los diferentes tipos y descubrir cómo puede funcionar el cerebro de los niños con TDAH.

3 tipos de TDAH en niños: ¿cuáles son las diferencias?

Existen tres clases principales de TDAH, que difieren según los síntomas más comunes:

1. TDAH combinado (inatento/hiperactivo/impulsivo)

Este es el tipo más común de TDAH. El niño muestra un comportamiento impulsivo e hiperactivo, además de distraerse fácilmente y luchar para mantener la atención.

2. TDAH predominante hiperactivo/impulsivo

En este tipo menos común de TDAH, los niños muestran conductas impulsivas e hiperactivas, pero en su mayoría pueden prestar atención.

3. TDAH inatento

En este caso, los niños no son demasiado activos. No interrumpen en el aula u otras actividades, por lo que es posible que sus síntomas pasen desapercibidos.

Ciertas áreas del cerebro de los niños con TDAH están particularmente involucradas en la aparición de los síntomas.

¿Cómo funciona el cerebro de los niños con TDAH?

En este apartado, nos dedicaremos a profundizar en los diferentes aspectos que hacen al funcionamiento del cerebro de los niños con TDAH:

1. Áreas del cerebro involucradas

Los especialistas usan muchas tecnologías modernas enfocadas en imágenes cerebrales para comprender mejor el funcionamiento del cerebro de los niños con TDAH. Gracias a ellas, ahora sabemos que el TDAH es la evidencia de un mal funcionamiento de ciertas áreas del cerebro del niño. 

Según los investigadores, dos áreas del cerebro de los niños con TDAH están particularmente involucradas en la aparición de los síntomas:

  • El lóbulo frontal, que normalmente es responsable de la inhibición, organización y modulación de las respuestas. Estas tres funciones están ausentes en los niños hiperactivos.
  • El núcleo estriado, un área del cerebro relacionada con la función motriz fina y las interacciones sociales.

“El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender”
–Plutarco–

2. La importancia de los neurotransmisores cerebrales

El TDAH produce problemas en los circuitos reguladores que comunican las dos zonas del cerebro de los niños con TDAH mencionadas anteriormente. Estas áreas se comunican a través de la dopamina y la noradrenalina.

La dopamina parece ser la más importante. El sistema dopaminérgico está involucrado en procesos de motivación y refuerzo. 

Por su parte, la norepinefrina también es esencial; este neurotransmisor juega un papel en los procesos de aprendizaje, memoria y estado de alerta.

La aparición del TDAH está vinculada a una producción insuficiente de estos dos neurotransmisores, que son sustancias químicas cuyo objetivo es producir una correcta comunicación entre las neuronas.

Para que esto se lleve a cabo, debe existir una cantidad adecuada de dopamina y noradrenalina. En el niño con TDAH, la producción de estos dos neurotransmisores es irregular.

Perfil del niño con TDAH

Los niños con TDAH muestran signos de falta de atención, hiperactividad e impulsividad de maneras específicas. Los siguientes síntomas generales son los más comunes en lo que respecta al TDAH:

1. Síntomas de falta de atención

  • Se distraen fácilmente.
  • No parecen escuchar.
  • No siguen las instrucciones y no terminan las tareas escolares o domésticas.
  • Tienen dificultad para organizar sus actividades.
  • Evitan o hacen las tareas de mala gana.
  • Pierden los objetos.
  • Se distraen fácilmente por fuentes externas de estimulación.
  • Olvidan cosas.

“La aparición del TDAH está vinculada a una producción insuficiente de dopamina y noradrenalina”

2. Síntomas de hiperactividad o impulsividad

  • Están en constante movimiento.
  • Tienen problemas para jugar en silencio.
  • Hablan de forma excesiva.
  • Interrumpen a los otros.
  • Tienen dificultad para controlar sus acciones y palabras en momentos de estrés.
  • Presentan cambios de humor.
La hiperactividad en niños es un trastorno muy frecuente.

Sin embargo, cada niño puede experimentar este trastorno de manera diferente. Es posible presentar estos síntomas parte del tiempo y no tener TDAH.

El TDAH generalmente aparece antes de los 5 años, pero el diagnóstico será difícil de analizar porque la motilidad y la falta de atención son comunes en los niños antes de esta edad. Estos son parte integral del desarrollo psicomotor normal y no son necesariamente problemáticos.

Una evaluación general del niño es esencial porque algunos síntomas similares a los del TDAH pueden reflejar diversas causas. Los problemas de salud física pueden producir los mismos síntomas que el TDAH. Además, algunos problemas de salud mental, como la depresión o la ansiedad, a veces pueden tener los mismos síntomas que el déficit de atención.

En definitiva, es importante consultar a un médico para llevar a cabo un control de salud completo. De esta manera, entonces, se puede favorecer una intervención eficaz y a tiempo.

Categorías: Enfermedades infantiles Etiquetas:
Te puede gustar