¿Cómo elegir la pasta de dientes adecuada para tu hijo?

¿Quieres elegir la pasta de dientes para tu hijo, pero tantas ofertas te abruman? Descubre lo que debes considerar para optar por el mejor producto.
¿Cómo elegir la pasta de dientes adecuada para tu hijo?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 11 septiembre, 2023

Elegir la pasta de dientes adecuada para tu hijo es una decisión importante para cuidar su salud bucal desde edades tempranas. Encontrar un producto seguro, con beneficios y que le guste a tu pequeño puede resultar un tanto difícil ante la gran variedad de opciones que ofrece el mercado.

Para seleccionar la mejor pasta de dientes para niños, es importante que sepas a qué factores debes prestar atención. En este artículo, te proporcionamos una guía completa que te ayudará a tomar una decisión informada.

Aspectos a considerar para elegir la pasta de dientes de tu hijo

Los primeros dientes de los niños comienzan a aparecer alrededor de los 6 meses de edad. Desde ese momento, ya deben comenzar a usar pasta dental para cuidarlos. A medida que tu pequeño crece, su boca cambia y el uso de los productos de higiene oral deben ajustarse a estas modificaciones.

Por este motivo, elegir la pasta de dientes adecuada para tu hijo tiene un papel clave en el cuidado de su salud bucal. Veamos en detalle lo que debes considerar para optar por el mejor producto.

1. Selecciona un producto acorde a la edad de tu pequeño

La edad de tu hijo es un factor esencial a la hora de elegir la pasta de dientes adecuada. En general, los fabricantes indican en el empaque del producto para qué edades está dirigido.

Pastas de dientes para bebés y niños menores de 3 años

Debido a que los niños de esta edad no saben escupir, las pastas poseen ingredientes seguros si se las tragan. Además, el contenido de flúor es el recomendado para estas edades e incluso existen productos libres de este mineral. Los sabores son suaves y agradables para el paladar de los más pequeños.

Dentífricos para niños de entre 3 y 6 años

Contienen la concentración de flúor indicada para estas edades y vienen con diseños atractivos para que los pequeños se involucren en el cuidado de su boca. Los sabores a fruta o chicle son los más habituales.

Dentífricos para niños mayores de 6 años

A partir de los 6 años, el contenido de flúor de las pastas dentales es mayor. Los diseños con personajes infantiles, colores atractivos y sabores agradables persisten en los productos. Si lo desean, alrededor de los 9 o 10 años, los pequeños pueden usar el mismo dentífrico que los adultos.



2. Presta atención al contenido de flúor

De la mano del apartado anterior, es importante prestar atención a la cantidad de flúor que contienen las pastas dentales. La concentración del mineral se indica entre los ingredientes del producto en partes por millón (ppm) o en miligramos (mg).

El uso de este mineral en los niños, a veces, suele ser motivo de controversia. La ingesta excesiva del elemento durante la formación de los dientes puede provocar fluorosis. Por eso, algunos padres, e incluso algunos profesionales, prefieren las pastas libres de flúor.

Sin embargo, lo cierto es que este elemento ayuda a prevenir las caries en los niños y fortalecer el esmalte. Tanto la Asociación Dental Americana (ADA) como la Sociedad Española de Odontopediatría recomiendan el uso de pastas dentales fluoradas desde la erupción del primer diente.

Para evitar la ingesta excesiva, no es necesario evitar el mineral, sino dosificar la cantidad de pasta dental de manera adecuada.

Concentración ideal de flúor en la pasta dental para niños

Para elegir la mejor pasta de dientes para tu niño, debes prestar atención a la concentración de flúor que contenga y seleccionar la adecuada para la edad de tu pequeño.

  • Desde la salida del primer diente hasta los 3 años: elige pastas dentales de hasta 1000 ppm (partes por millón) y coloca en el cepillo una porción del tamaño de un grano de arroz.
  • Desde los 3 a los 6 años: continúa usando pastas de dientes con 1000 ppm de flúor y coloca una porción del tamaño de un guisante en el cepillo.
  • A partir de los 6 años: las pastas dentales deben tener una concentración de flúor de 1450 ppm y la medida a usar es la de un guisante.


3. Busca un sabor agradable

El sabor de la pasta de dientes es un factor muy importante a la hora de elegir el producto más adecuado para tu hijo. Los sabores suaves y dulces, como fresa, chicle o sandía, suelen ser más agradables y mejor aceptados por los pequeños.

Una encuesta realizada en 787 niños de entre 5 y 12 años concluyó que los niños prefieren que sus pastas dentales sean de color rojo, con olor afrutado y sabor dulce.

Un artículo publicado en el International Dental Journal destaca que los sabores de las pastas dentales percibidos como agradables se han relacionado con un mayor tiempo de cepillado. Disfrutar del sabor del dentífrico puede contribuir al desarrollo de buenos hábitos de higiene oral.

Por otro lado, un estudio en Drug Invention Today señala que a algunos niños les puede estimular el sabor agradable de la pasta dental a ingerirla. Por ello, es importante explicar a tu pequeño la importancia de escupir el dentífrico y mantenerlo fuera de su alcance para evitar su ingesta.

4. Elige pastas de dientes con etiquetas y certificaciones

Al elegir la pasta de dientes para tu hijo, busca productos que cuenten con la aprobación de organizaciones dentales reconocidas y certificaciones gubernamentales, así como normativas ISO. Presta atención a los sellos que indiquen que el producto es seguro para niños y cumple con estándares de calidad.

Como explica la Asociación Dental Americana (ADA) en su sitio web, los productos que obtienen el sello de aceptación de la ADA cumplen con los requisitos específicos de seguridad y eficacia.

5. Verifica los ingredientes

Antes de elegir, tómate el tiempo para leer con detenimiento la lista de ingredientes que contiene la pasta dental para tu hijo. Esto te permitirá tomar una decisión informada y garantizar que el producto seleccionado sea seguro y adecuado para sus necesidades dentales. Al revisar los ingredientes, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Si tu pequeño sufre de aftas, evita las pastas de dientes que contengan lauril sulfato de sodio (SLS). Como explica una revisión publicada en el Journal of Oral Pathology & Medicine, este detergente puede asociarse a la aparición de llagas en la boca.
  2. Es aconsejable evitar las pastas que contienen ingredientes muy abrasivos, como el carbonato de calcio o el sílice. Como señala un artículo publicado en el Journal of Applied Oral Science, pueden desgastar la superficie del diente y provocar cambios de color y rugosidad en el esmalte de tu hijo.
  3. Para mejorar el sabor de las pastas dentales, los fabricantes suelen agregarles endulzantes como la sacarina, el sorbitol y el xilitol. De ser posible, prefiere los productos que contienen este último ingrediente, ya que, como expone un artículo publicado en Clinical, Cosmetic and Investigational Dentistry, posee propiedades antimicrobianas que favorecen el control de la placa bacteriana.

Una decisión valiosa para la salud de tu pequeño

Elegir la pasta de dientes adecuada para tu hijo es fundamental para el cuidado de su salud bucal. Además de buscar un empaque atractivo que motive a tu pequeño a cuidar su dentadura, hay varios aspectos clave que debes considerar.

Si tienes dudas acerca de cuál es la mejor pasta dental para tus hijos, es recomendable buscar el asesoramiento de su odontopediatra. Este profesional conoce las necesidades particulares de tu pequeño y podrá recomendarte el producto más indicado para mantener su salud bucal en óptimas condiciones.

La orientación de un experto puede marcar la diferencia en la elección de la pasta de dientes adecuada para tu hijo y en el establecimiento de buenos hábitos de higiene dental desde una edad temprana.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.