Cómo elegir estudios superiores

21 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez
Anota esta serie de claves importantes para saber cómo elegir estudios superiores o cómo ayudar a tus hijos para que encuentren su rumbo profesional.

Seguro que siendo niño te preguntaron muchas veces qué querías ser de mayor. En aquella lejana época era normal apostar por profesiones como las de médico, enfermera, profesora e incluso policía. Para ello, había que elegir estudios superiores, pero en las primeras etapas del desarrollo poco nos importaba la ruta formativa.

Sin embargo, el tiempo pasa y, con edades que van de los 16 a los 18 años, llega el momento fatídico en el que la respuesta a qué se quiere ser de mayor no puede ser una fantasía, sino una realidad, ya que la carrera que se elija definirá nuestro futuro.

Es comprensible que sea una responsabilidad que pueda generar tensión el tener que hacer una elección tan importante siendo tan jóvenes. Por fortuna, cada día más personas entienden que elegir estudios superiores a estas edades ya no es definitivo, hecho este que rebaja la presión sobre los alumnos.

Aun así, existen métodos y claves que se pueden aprovechar para elegir una carrera o un estudio superior que se adapte a los gustos, necesidades, experiencia vital significativa y expectativas de cada uno.

Chico adolescente estudiando en su habitación y pensando en cómo elegir estudios superiores.

Elegir estudios superiores: el momento clave

Una vez llega el momento clave, el joven ha de elegir carrera universitaria, formación profesional, etc. Puede ser un proceso estresante que provoque frustración si no se siente apoyado en su toma de decisiones. Por eso, es importante que los chicos tengan apoyo constante en esta fase de su vida.

¿Qué debería saber el joven antes de elegir qué desea estudiar? Veamos algunas preguntas que los chicos deben responder con sinceridad en el momento de tomar decisiones cuyas consecuencias los acompañarán por siempre.

  • ¿Es realmente esta la profesión que deseo ejercer toda mi vida?
  • ¿Esta profesión cumplirá con mis expectativas laborales?
  • ¿Soy consciente de lo que abarcan estos estudios y las posibles salidas laborales futuras?
  • ¿Tengo los requisitos necesarios para ingresar en esta carrera?
  • ¿Estoy dispuesto a estudiar en una ciudad lejos de mi familia?
  • ¿Soy capaz de pagar los gastos de estos estudios?
  • ¿Existen suficientes oportunidades laborales una vez tenga mi título?
  • ¿Es muy larga esta carrera para lo que yo quiero y necesito?

Análisis personal para elegir estudio superiores

A continuación, merece la pena realizar un análisis personal que ayude a tomar la decisión correcta en el momento de elegir estudios superiores. Veamos sobre qué es interesante meditar en este caso.

Puntos fuertes y débiles personales

Merece la pena hacer un pequeño análisis personal para descubrir cuáles son las fortalezas y debilidades que posee cada uno. Si a tu hijo se le dan bien los idiomas, por ejemplo, la Filología podría ser una buena salida, pero tal vez la carrera de Química no tanto, ¿verdad?

Afinidad y gustos

También es importante tener muy claros los gustos y las afinidades personales. Es muy triste estudiar algo que no se disfruta. Si no soporta las matemáticas, obviamente será mejor no seguir por caminos formativos en las que estará esta materia constantemente.

Salidas profesionales futuras para elegir estudios superiores

¿Qué deparará el futuro? Nadie lo sabe, pero es algo que se debe tener en cuenta. Las salidas laborales una vez se obtenga el título también serán importantes para decidir qué estudiar. Además de que a tu hijo le guste la formación, también debería disfrutar ejerciendo su profesión, pero ¿qué tal es la oferta laboral?

Duración

¿Tu hijo es una persona paciente? Piensa que muchas carreras se pueden terminar en cuatro años. Sin embargo, algunas como Medicina podrían durar una década, ya que, acabados los estudios, toca hacer dos años de especialización, preparación del MIR o prueba similar, residencia en hospitales, etc.

Dificultad

Aunque todo estudio superado te permite conseguir un título, no todos son igual de sencillos. No será lo mismo optar por Telecomunicaciones o Matemáticas, por ejemplo, que por Periodismo o Marketing. Recuerda que las ciencias puras y las ingenierías suelen ser más exigentes y difíciles.

Modas

Es importante que no guiarse por las modas en el momento de tomar una decisión. Que unos estudios sean elegidos por miles de alumnos no implica que sea una formación que le vaya a gustar o motivar a tu hijo.

Chica adolescente pensando en cómo elegir sus estudios.

Conoced cada ciclo formativo

Es importante que tu hijo sepa de qué se trata cada estudio. Es decir, qué asignaturas tendrá, qué aprenderá, qué salidas profesionales permite… Ahondad bien en todas aquellas carreras que le interesen antes de elegir.

Hablad con orientadores para elegir estudios superiores

Un orientador puede servir para encontrar la verdadera vocación del chico. Le ayudará a elegir según su talento, sus necesidades y sus posibilidades. Solventará todas sus dudas y actuará como guía.

Investigad el centro

Analizad el centro formativo en el que se imparten los estudios que le interesan. También la universidad o instituto serán instituciones clave en su formación de futuro.

Test vocacional para elegir estudios superiores

Puede hacer un test vocacional. Este tipo de pruebas le ayudan a desvelar qué estudios se le darán mejor y cuál es su verdadero talento. Así, sabrá qué ruta formativa elegir.

Si tienes dudas sobre cómo puedes ayudar a tu hijo a elegir estudios superiores, aprovecha todos estos consejos y buscad aquella ruta que de verdad le emocione.

  • Shapiro, D.A., Leider, R.J. (2001). El trabajo ideal, descubre tu verdadera vocación. Paidós Ibérica: Barcelona.