¿Cómo detectar el ciberacoso en la adolescencia?

Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
· 27 abril, 2019
El ciberacoso o cyberbullying es una problemática social difícil de identificar. En este artículo te explicamos cómo detectar las señales del acoso cibernético.

El ciberacoso, o cyberbullying, es una problemática social cada vez más frecuente en nuestros días. En la actualidad, en un mundo en el que las redes sociales adquieren cada vez más relevancia para los más jóvenes, debemos prestar una rigurosa atención al uso que hacen de ellas.

Debido a un enorme aumento de agresiones realizadas a través de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), detectar el ciberacoso en la adolescencia se ha vuelto una responsabilidad cada vez más necesaria.

¿Qué es el ciberacoso?

El ciberacoso consiste en el uso de las TIC para llevar a cabo las agresiones y el acoso entre iguales. El acoso a través de las redes cibernéticas adquiere una dimensión absolutamente diferente al resto de variedades de acoso.

Los responsables del Protocolo de Actuación Escolar ante el Ciberbullying aprecian el ciberacoso como un tipo de acoso indirecto. Para ellos, existen tres tipos de ciberacoso:

  • El hostigamiento o el envío de imágenes o vídeos denigrantes sobre una persona.
  • La exclusión o la difusión de comentarios despectivos con el fin de provocar una respuesta expansiva.
  • La manipulación o la utilización de información encontrada para difundirlas de modo no adecuado entre los miembros de diversas redes sociales.¿Cómo detectar el ciberacoso en la adolescencia?

«Las personas que atacan tu confianza y tu autoestima son conscientes de tu potencial, incluso si tú no eres consciente.»

-Wayne Gerad Trotman-

Consideraciones sobre el ciberacoso en la adolescencia

El Equipo Multidisciplinar de Investigación sobre Ciberbullying (EMICI) ha elaborado un protocolo en el que desarrollan una serie de consideraciones relevantes sobre el acoso a través de las TIC.

1. Escenarios del ciberacoso en la adolescencia

La primera de ellas trataría la transcendencia de los escenarios virtuales respecto a los tradicionales. Los escenarios virtuales se pueden volver verdaderos invasores de la intimidad del espacio personal de la víctima, lo cual afecta a largo plazo al adolescente a todos los niveles de su vida personal.

2. El anonimato del ciberacoso

La segunda consideración se enfoca en el anonimato. Esta es una de las características más relevantes del acoso cibernético, ya que beneficia profundamente al acosador para poder seguir actuando sin necesidad de desvelar sus identidad.

3. Lugar en el que se realiza el ciberacoso

La tercera consideración se centra en el carácter privado o público de la agresión. Es decir, si las situaciones en las que se realizan las agresiones se suceden en un ámbito en el que únicamente se encuentran agresor y víctima, o en un ámbito público, siendo esta más frecuente.

4. Roles del ciberacoso

Otra consideración relevante serían los diferentes roles que intervienen en el ciberacoso, y en el que los autores del EMICI diferencian seis roles:

  • Agresor.
  • Reforzador del agresor.
  • Ayudante del agresor.
  • Defensor de la víctima.
  • Participante ajeno.
  • Víctima.

¿Cómo detectar el ciberacoso en la adolescencia?

Detectar que tus hijos pudieran estar sufriendo ciberacoso es una tarea complicada, especialmente cuando se trata de adolescentes, pues es una etapa en la que se vuelven más reservados con respecto a sus intimidades.

De hecho, en los inicios, detectar el ciberacoso en la adolescencia cuando aún se está fraguando es una misión casi imposible. Sin embargo, poco a poco irán surgiendo señales que, como padres, debemos de tener en cuenta y mantenernos en alerta en todo momento. ¿Cómo detectar el ciberacoso en la adolescencia?

Señales para detectar el ciberacoso en la adolescencia

En primer lugar, prestar atención a su uso del móvil, ordenador u otros dispositivos, y observar si ha cambiado el tiempo que tu hijo dedicaba a ellos. Es posible que su humor haya cambiado tras usar internet, o quizás está accediendo a las redes sociales cuando tú no estás cerca.

Por otro lado, y en segundo lugar, analiza cómo se comporta respecto al instituto, su grupo de amigos o su conducta social en general. Por ejemplo, si de repente comienza a bajar su rendimiento escolar, busca excusas para no ir a clases o pierde el interés en salir con sus amigos, es muy probable que esté ocurriendo algo grave en la vida de tu hijo relacionado con su grupo de iguales.

Por último, y lo más importante, presta atención a su estado de ánimo. Aunque es frecuente que los adolescentes intenten ocultar cómo se sienten, o realmente es que no saben cómo expresarlo, las emociones son la mejor pista para detectar si tu hijo está teniendo problemas.

Si tu hijo cambia de estado de ánimo de repente y se enfada o irrita en casa de forma inusual, probablemente esté desahogándose en casa de lo que le está ocurriendo fuera.

Para finalizar, abogamos por la importancia de saber escuchar a nuestros adolescentes cuando más lo necesitan. Muchas veces, lo más efectivo resulta mostrarse sensible a las preocupaciones de tus hijos y prestar la atención adecuada a sus necesidades. Hacedles saber que cuentan con tu apoyo y que pueden compartir sus problemas contigo para solucionarlos juntos.

  • Del Rey, R., Flores, J., Garmendia, M., Martínez, G., Ortega, R. y Tejerina, O. (EMICI) (2010). Protocolo de Actuación Escolar ante el Ciberbullying.