¿Cómo empezar a dar comida sin triturar a un bebé?

Te vamos a enseñar cómo introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé de una forma muy sencilla y bien aceptada. Los tiempos de las papillas han quedado atrás.
¿Cómo empezar a dar comida sin triturar a un bebé?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 16 diciembre, 2021

Llega un momento en el que hay que comenzar a darle comida sin triturar al bebé. Puede parecerte un paso difícil, pero realmente es algo muy natural e intuitivo. Con una serie de consejos clave, conseguirás atravesar esta etapa sin mayores complicaciones.

De todos modos, recuerda que hasta los 6 meses el mejor alimento para tu hijo es la lactancia exclusiva. A partir de aquí se puede iniciar la alimentación complementaria, que no reemplaza al pecho, sino que le suma otros ingredientes y nutrientes a la dieta del pequeño.

Muchos padres optan por empezar con las papillas, pero otros inician directamente con los trocitos. Si estás en el segundo grupo, ¡toma nota!

¿Cuándo comenzar a dar comida sin triturar a un bebé?

Niño comiendo mediante el baby led weaning.

Desde hace varios años, los pediatras recomiendan dar comida sin triturar al bebé ya desde el inicio de la alimentación complementaria, alrededor del sexto mes. Pues a esta altura de la vida, el niño cuenta con la capacidad de masticar trozos blandos. No obstante, es preciso vigilarlo en todo momento para evitar accidentes.

Este cambio en el modo de ofrecer los alimentos se ha puesto muy de moda en la última década, bajo el nombre de baby led weaning (o BLW). Este método es mucho más que una técnica de alimentación, pero en gran medida sostiene que los niños son capaces de comer solos desde el inicio de la alimentación complementaria. Así lo evidencia un estudio publicado en la revista Current Nutrition Reports. 

De este modo, se consigue familiarizar al niño rápidamente con las diferentes texturas, los colores y los sabores y que manipule él mismo sus comestibles. Esto favorece a la aceptación de los alimentos y reduce los rechazos o la selectividad a futuro. Dicho logro es de vital importancia, pues mantener una dieta variada a lo largo de la vida ayuda a prevenir muchas enfermedades.

Pautas a seguir para dar comida sin triturar a un bebé

A la hora de incluir los alimentos sin triturar en la dieta es importante que se cumplan una serie de condiciones básicas, a fin de garantizar la seguridad del niño. Estas son las siguientes:

  • El niño ha de tener más de 6 meses.
  • Debe ser capaz de sujetar la cabeza por sí mismo y mantener su tronco erguido, aunque necesite el apoyo de un respaldo.
  • Manifestar interés por la comida que comen los adultos.
  • No presentar el reflejo de extrusión de la lengua.
  • Poder manipular los alimentos con sus manos y ser capaz de llevarlos a la boca.

Si se cumplen todos estos requisitos, se podrán ofrecer los primeros alimentos en trozos sin problemas. Eso sí, conviene comenzar por frutas fáciles de masticar o verduras cocidas.

La clave está en lograr una consistencia blanda pero firme (que no se desarme al agarrar) y realizar determinados cortes sobre el alimento, para que este pueda ser tomado por la mano del bebé. El objetivo principal es que el pequeño experimente con él y también, que se lo lleve a la boca para conocerlo y probarlo.

Hay que tener en cuenta que durante las primeras etapas de la vida, es positivo incluir en la dieta tantas variedades de verduras como sea posible. El consumo regular de estos productos ha demostrado reducir la mortalidad a futuro, por lo que conviene acostumbrar a los bebés a sus características organolépticas desde pequeños.

¿Qué pasa si el bebé aun no tiene dentadura?

No debes preocuparte si tu bebé todavía no ha comenzado el proceso de dentición, pues es capaz de masticar los alimentos blandos con las encías. De hecho, la ausencia de dientes en la boca no es una contraindicación para comenzar con la alimentación complementaria no triturada.

Eso sí, en el caso de que se sienta molesto por la salida de sus dientes, prioriza la oferta de comestibles blanditos y fríos. Estos le brindarán un alivio inmediato.

Padre dando de comer a su hijo con alimentación complementaria.

A partir de los 6 meses se pueden introducir los alimentos sin triturar en la dieta del bebé

Según hemos comentado, a partir de los 6 meses de vida es posible comenzar a incluir productos sin triturar en la dieta del bebé. De hecho, los expertos aconsejan no retrasar este momento más allá de los 10 meses, ya que podría generar un mayor número de rechazos alimentarios en un futuro. En contraparte, es positivo acostumbrar al niño a las distintas texturas y sabores desde pequeñito.

De todos modos, si tienes dudas al respecto siempre puedes consultar con tu pediatra. La mayoría de las dificultades que reportan los padres en este proceso están relacionadas a las molestias de la dentición, por lo que simplemente habrá que adaptar la dieta a este proceso.

Recuerda que lo más importante de la alimentación complementaria es aumentar la variedad de nutrientes y en este sentido, conviene plantear una dieta equilibrada y amplia desde el inicio.

Te podría interesar...
Peso y estatura del bebé: qué debes saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Peso y estatura del bebé: qué debes saber

Las tablas de percentil orientan al pediatra acerca del crecimiento del bebé, basados en indicadores como el peso y la estatura.