Cómo cuidar los pies de los niños

Óscar Dorado · 23 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 24 enero, 2019
Los pies de los niños necesitan un cuidado especial. Por ello, en el siguiente artículo te contamos cómo puedes lograrlo.

Cuidar los pies de los niños ayudará a proteger a los más pequeños de problemas en ellos durante la vida adulta. Por este motivo, queremos aprovechar el siguiente artículo para mostrarte cómo cuidar los pies de los niños de manera sencilla y rápida.

Ciertamente, el dolor en la espalda, rodillas y tobillos se debe, en su mayor parte, a un problema en los pies. Por fortuna, no lleva mucho tiempo ni esfuerzo realizar un buen mantenimiento a los pies de los niños.

Y es que el cuidado de estos asegurará que luego eviten cualquier tipo de problema añadido. En cualquier caso, a continuación te damos algunas pistas para que sepas cómo cuidar los pies de los niños. ¡Toma nota y escoge tu favorito!

¿Cómo cuidar los pies de los niños?

1. Lava los pies todos los días

El primero de los consejos para cuidar los pies de los niños es que deben lavarse y secarse muy bien todos los días, especialmente entre los dedos. Es que es muy fácil para los pequeños desarrollar una infección por hongos, como el pie de atleta, si sus pies están constantemente sudorosos y húmedos.

Por ello, cuando llegue la hora de la ducha, debes prestar especial atención a lavar sus pies de la mejor manera posible. También puedes usar una pizca de talco para ayudar a mantenerlos secos y saludables. Solo debes asegurarte de sacudir el exceso de polvo para que no se amontone entre sus dedos.Cómo cuidar los pies de los niños.

2. Consigue el tamaño de zapato correcto

Tan pronto como sospeches que los zapatos de tu hijo son demasiado pequeños, ¡no esperes! Reemplaza los zapatos que ya no se ajustan de inmediato para evitar dañar los pies de tu niño. De hecho, comprar el tamaño correcto es realmente importante. Por ello, te recomendamos buscar una tienda con un profesional de calzado que pueda asegurarse de obtener el tamaño correcto para el pequeño.

Debe haber suficiente espacio en el área de los dedos para que los pies puedan crecer. En este sentido, revisa sus zapatos presionando suavemente la parte superior de la punta mientras los tiene puestos.

3. Utiliza los calcetines adecuados para los pies de los niños

Los calcetines hechos de algodón y lana mantendrán calientes los pies de tu hijo y le darán espacio para desarrollarse. Por ello, es necesario verificar regularmente que esté usando el tamaño correcto, especialmente si secas los calcetines en una secadora.

Ten en cuenta que los calcetines pueden encogerse y, si quedan demasiado ajustados, esto puede restringir el crecimiento de los pies del niño. Incluso si tu hijo aún no camina, asegúrate de que cualquier calzado suave que use también tenga mucho espacio para que los dedos se muevan libremente.

4.-Corta sus uñas en línea recta

Cortar las uñas de los pies en línea recta para evitar que se encarnen es uno de los consejos más importantes para cuidar los pies de los niños. Las uñas encarnadas suceden cuando las uñas crecen en la carne circundante. Pueden causar que la piel que se encuentra al lado de la uña del pie se vea enrojecida o inflamada, y el dedo del pie puede sentirse muy dolorido.

En este sentido, debes tener cuidado con la forma en que se cortan las uñas del niño para evitar que se encarnen. Incluso, puedes usar cortauñas y limar los bordes afilados si es necesario. Nunca cortes el lado de las uñas de los pies de tu hijo ni las cortes demasiado cortas.

5.-Haz que vayan descalzos

Por último, te recomendamos alentar a los niños a caminar descalzos en casa, siempre que sea posible. Así que, a medida que el niño aprenda a caminar, déjalo estar descalzo en el interior. Esto le permite a sus pies desarrollarse y fortalecerse sin restricción. Sólo asegúrate de que el suelo esté limpio y libre de algún elemento que ponga en riesgo su seguridad.Cómo cuidar los pies de los niños.

Y es que, aunque pueda parecer contradictorio, caminar descalzos es una de las mejores cosas que puedes hacer para el crecimiento de los pies del pequeño. Entre otras cosas, ayuda a que los músculos se desarrollen y se vuelvan más fuertes. Además, permite que el aire circule alrededor de todo el pie.

Antes de finalizar, te recordamos que los zapatos toman la forma de los pies que los usan. Si bien puede ser tentador ahorrar dinero en la compra de zapatos, unos de baja calidad pueden llegar a ser perjudiciales para los pies de tu niño.

En cualquier caso, siempre te recomendamos seguir nuestra lista de consejos para asegurar el cuidado de los pies de los niños. ¿A qué estás esperando para implantar estos hábitos?

  • Rosselli, P. (2002). Pie Plano. El Pediatra Eficiente, (6), 538–539.
  • Morin, C., Chrestian, P., & Ilharreborde, B. (2015). Infecciones osteoarticulares del pie en el niño. EMC – Podología17(4), 1–7.