¿Se puede comer mayonesa en el embarazo?

Durante el embarazo hay que limitar o evitar el consumo de ciertos alimentos por su riesgo microbiológico. La mayonesa casera es uno de ellos. Te contamos por qué.
¿Se puede comer mayonesa en el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 09 noviembre, 2022

La mayonesa es una de las salsas más consumidas a nivel mundial. Se elabora con huevo como ingrediente principal, por lo que en algunos contextos su ingesta puede conllevar riesgo microbiológico. De este modo, te vamos a comentar si realmente cabe la opción de comer mayonesa en el embarazo o si se trata de un alimento que se debería restringir.

Hay que tener en cuenta que durante el período de gestación hay que limitar la presencia de determinados productos en la dieta. Una intoxicación de carácter alimentario podría generar problemas de salud graves en el bebé e incluso incrementar el riesgo de sufrir un aborto.

El riesgo microbiológico de la mayonesa

Muchos de los alimentos de origen animal, cuando se consumen crudos, cuentan con bacterias en su interior que podrían generar intoxicaciones. Por este motivo, los lácteos siempre se someten a un proceso de pasteurización. En el caso de los huevos, la mayor parte de los patógenos se concentran en la cáscara, pero podría producirse una contaminación en el interior del comestible.

Además, las malas prácticas de conservación del producto pueden aumentar los riesgos. Por ejemplo, no introducir la salsa en el frigorífico y dejarla a temperatura ambiente genera un caldo de cultivo óptimo para el crecimiento bacteriano. Más aún en épocas de calor.

No se debe comer mayonesa en el embarazo porque se trata de una preparación capaz de causar intoxicaciones. Solo se podría consumir la de tipo industrial que ha sido pasteurizada, aunque no es un alimento de buena calidad nutricional.

Principales bacterias presentes en la mayonesa

Las bacterias más frecuentemente presentes en la mayonesa son las del género Salmonella. Su ingesta podría generar diarreas, gases, dolor abdominal, hinchazón, vómitos y fiebre. Si bien un consumo de las mismas condiciona negativamente la salud de la madre, también pone en riesgo la vida del feto que se desarrolla en su interior. Así lo evidencia un estudio publicado en Case Reports in Obstetrics and Gynecology.

Además, cuando la sintomatología se presenta en una forma grave, se incrementa el riesgo de sufrir un episodio de deshidratación, lo que también afecta de manera alarmante al bebé. En estos casos, se experimenta una reducción del flujo sanguíneo, lo que condiciona negativamente el aporte de oxígeno a los tejidos del feto.

Por este motivo, es fundamental evitar el consumo de mayonesa en el embarazo, sobre todo la casera. Ahora bien, hay una versión de esta salsa que sí se podría consumir durante el período de gestación sin riesgos.

La mayonesa que sí se puede consumir durante el embarazo

La industria alimentaria ofrece una mayonesa que ha superado un proceso de pasteurización previo. En concreto, se elabora a partir de huevos sometidos a este tratamiento térmico, lo que elimina el riesgo microbiológico. El calor consigue reducir las poblaciones de bacterias, lo que vuelve completamente seguro el alimento para las mujeres embarazadas. De todos modos, hay que comprobar la verificación de calidad en el envase.

De igual forma, el consumo de mayonesa en el embarazo debería limitarse, ya que se trata de un producto con alta densidad energética. Aunque la ingesta de grasas no se considera negativa, un aporte excesivo de las mismas podría condicionar una situación de sobrepeso. A partir de aquí, es más probable que se desarrolle la diabetes gestacional, según una investigación publicada en la International Journal of Molecular Sciences.

El huevo cocido sí se puede consumir durante el embarazo, ya que cuenta con nutrientes de alta calidad, como la vitamina D.

Beneficios del consumo de huevo

Que haya que limitar la presencia en la dieta de la mayonesa elaborada con huevo crudo no quiere decir que los huevos cocidos no sean beneficiosos para la mujer gestante. Estos cuentan con una gran cantidad de nutrientes con alta calidad que ayudarán a garantizar el buen desarrollo del feto.

Además, son de los pocos alimentos que aportan vitamina D, un nutriente deficitario en la población general que modula el estado de salud. Mantener los niveles adecuados del mismo evita problemas diversos como las enfermedades autoinmunes y otras patologías crónicas.

Cuidado con la mayonesa durante el embarazo

Como has podido comprobar, hay que tener cierto cuidado a la hora de introducir mayonesa en la pauta durante el embarazo. Incluso, la salsa preparada en casa está totalmente prohibida por su riesgo microbiológico. En cambio, sí se puede consumir la de tipo industrial que ha sido elaborada por medio de huevos pasteurizados, aunque no siempre hablamos de un producto de buena calidad nutricional.

No olvides que garantizar un buen aporte de nutrientes en la etapa de gestación será determinante para asegurar la salud futura del bebé. Por eso, es conveniente evitar déficits que puedan condicionar negativamente su desarrollo.

Te podría interesar...
¿Cuál es la función de los dientes de leche?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cuál es la función de los dientes de leche?

Conocer la función de los dientes de leche ayuda a tomar conciencia sobre la importancia de cuidarlos. Entérate aquí cuál es su rol.



  • Guirguis, G. F., Patel, K., Gittens-Williams, L., Apuzzio, J. J., Martimucci, K., & Williams, S. F. (2017). Salmonella enterica Serotype Typhi Bacteremia Complicating Pregnancy in the Third Trimester. Case reports in obstetrics and gynecology2017, 4018096. https://doi.org/10.1155/2017/4018096
  • Plows, J. F., Stanley, J. L., Baker, P. N., Reynolds, C. M., & Vickers, M. H. (2018). The Pathophysiology of Gestational Diabetes Mellitus. International journal of molecular sciences19(11), 3342. https://doi.org/10.3390/ijms19113342