Comer en el colegio: beneficios y dudas

En cuanto comienza el colegio los padres tienen que decidir si dejan a comer o no a sus hijos en el comedor escolar. Muchos padres tienen dudas sobre cuál es la mejor opción para los niños. Les preocupa si sus hijos seguirán tomando a diario una alimentación sana y equilibrada como hacen en casa. Y muchas veces no están convencidos de dejarles en el comedor por motivos nutricionales.

Muchas veces los padres por su trabajo, sus horarios  y sus obligaciones diarias no tienen más opción y tienen que dejar a los hijos en el comedor del colegio. En este artículo vamos a intentar analizar los beneficios y las dudas que podemos tener sobre los comedores escolares. Esperamos que te ayude a  tomar esta decisión tan importante para nuestros hijos. 

Ventajas del comedor escolar

La gran ventaja de los comedores escolares es que tienen que ofrecer una alimentación equilibrada y variada. Los comedores escolares están sometidos a estrictos controles de seguridad alimentaria por normativa que todos tienen que respetar.

Los menús además suelen ser establecidos por nutricionistas que valoran que los niños tengan todos los días una alimentación equilibrada. Los colegios normalmente facilitan el menú mensual del comedor escolar para que los padres lo tengan en cuenta para las cenas familiares. En muchos menús escolares también recomiendan lo que deberían cenar para promover una alimentación equilibrada.

Otra de las ventajas es que normalmente los niños suelen aprender a comer de todo ya que en el comedor los niños no pueden pedir una comida u otra. Los niños tienen que comer lo que les ponen en el plato y tienen que seguir las reglas de orden y disciplina del comedor. Normalmente en los comedores escolares se controla por el personal lo que comen los niños y se avisa a los padres cuando los niños no están comiendo bien.

comedor

Los niños además suelen establecer parte de sus relaciones de amistad con sus compañeros en el comedor y suelen disfrutar con sus amigos en la hora del recreo posterior a la comida.

Son muchos los niños que quieren quedarse en el comedor escolar para disfrutar del juego con sus amigos o para apuntarse a las actividades extraescolares que oferta el colegio en esa franja horaria. Muchos colegios prefieren establecer las actividades escolares después de la comida en vez de a la salida de la jornada escolar.

Las ventajas de comer en casa

Cuando los niños van a casa rompen la rutina del colegio y desconectan un rato de sus tareas. Además pueden compartir un rato del día con sus padres y hermanos. A muchos niños les viene muy bien este descanso en la jornada escolar.

También comer en casa suele ser la mejor opción para los padres de niños alérgicos o con alguna intolerancia. Aunque gracias a los controles a los que están sometidos los comedores escolares actuales, está asegurada la seguridad de los alimentos que consumen los niños, algunos padres de niños alérgicos dudan si dejarlos en el comedor.

Siempre los padres de los niños alérgicos estarán más tranquilos si los niños no están expuestos a alimentos que tienen en el comedor y que les puede crear alguna alergia. Los niños alérgicos suelen ser conscientes de su enfermedad desde muy pequeños y no suelen comer alimentos que les pueden afectan aunque se encuentren a su alcance.

Lo mismo ocurre en el caso de los niños con alguna enfermedad crónica para los que pueda suponer el comedor o el tiempo que pasan en el recreo un problema para su salud. Por ejemplo, los niños con problemas respiratorios pueden constiparse en los días de frío porque será una buena opción que coman en casa o apuntarles a actividades extraescolares para que no pasen frío en el patio..

Otro tema que también los padres tienen que valorar es el impacto económico que puede tener el gasto del comedor para la familia. Además si se tienen varios hijos puede ser un  gasto considerable para la economía familiar.

Consejos para comer fuera de casa en familia

Una decisión en familia

Lo que tienes que tener claro es que es una decisión que se debe tomar en familia valorando los horarios, los problemas médicos de los niños  y las posibilidades económicas de la familia. Los padres tienen que valorar cuál va a ser la mejor opción para el niño o la niña y obran en consecuencia.

Los comedores escolares actuales ofrecen a los padres la seguridad de que por normativa tienen que ofrecer una comida sana y equilibrada, pero en ocasiones para muchos niños la mejor opción es que coman en casa con su familia.

 

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar