Claves para prevenir que nuestros niños sean víctimas de bullying

Si tu hijo es víctima de bullying, aquí tienes algunas claves que te van a servir para que puedas ayudarlo a evitar esto. Siempre es importante que tus hijos se sientan bien, por lo que debes enseñarlos. Descubre aquí cómo hacerlo.
Claves para prevenir que nuestros niños sean víctimas de bullying

Escrito por Jhorelis Aguilera, 17 noviembre, 2021

Última actualización: 17 noviembre, 2021

El acoso escolar es conocido como una forma de violencia con los niños. Este es un gran problema en la sociedad mundial, lo cual debe ser resuelto desde todos los ángulos. Es necesario que se empleen estrategias de prevención. Esto debe comenzar desde la familia, ya que son el mayor apoyo que tienen los pequeños para evitar ser víctimas de bullying.

Esta situación no es solo “algo de jóvenes”. Aunque pienses que no es posible, se comienza a presentar temprano, desde la infancia. Son muchos los casos que se conocen de infantes que han presentado acoso, los cuales están entre los 3 años y la adolescencia.

Lo mejor es que los enseñes a cómo actuar ante el bullying, para evitar que sean intimidados por otros compañeros. Y es que a todo padre y madre les preocupa que sus hijos sean víctimas de acoso, y que al presentar esto no puedan defenderse. Es por ello que hay que ayudarlos a atacar la situación.

Acoso escolar

Algunas claves que te ayudarán a prevenir que tus hijos sean víctimas de bullying

Son muchas las alternativas que puedes emplear desde el hogar, con la intención de que ayudes a tus chicos cuando están ante una situación de intimidación de acoso escolar. Aquí tienes algunas de ellas:

1. Conocer las conductas inapropiadas

Hay que estar alertas sobre las conductas inapropiadas, para no dejar pasar situaciones que pudieran llegar a ser peores. Es muy recomendable que hables con tus niños, para que ellos sepan comunicar e identificar actitudes fuera de lugar de sus compañeros.

El mayor problema que tienen los pequeños que son muy buenos, es que no logran detectar este tipo de inconvenientes, puesto que les parece algo normal y no les llegan a molestar.

Sin embargo, es necesario que sepan que hay acciones y comentarios que no se deben realizar, que no están bien. Y aunque esto les parezca algo tonto (como esconder la mochila o tirar la goma de borrar), son señales de que existe un posible acoso.

Niño intimidado

2. Debes enseñarles a que digan NO

Esto es algo bastante difícil de inculcar en los jóvenes, ya que muchos adultos tampoco pueden ponerlo en práctica. Pero ellos tienen que saber que decir “NO”, siempre y cuando sea necesario, va a ser una gran lección que les durará durante toda la vida. Y es más importante aún que lo hagan cuando están chicos.

Por lo general, los acosadores piensan que sus víctimas nunca los va a contradecir, debido al miedo que les pueda tener. Es por ello que los niños deben aprender a decir “NO”, de forma clara y alta, cuando existan situaciones que no les agranden.

Víctimas de bullying

3. Explícales cómo defenderse

No se quiere manifestar que les enseñes a dar golpes, para nada. La violencia no debe ser reparada con más violencia. Tienes que explicarles cómo deben defenderse, sin tener que quedar expuestos a ser maltratados de forma física.

Lo mejor es que hables con tu hijo sobre esto. Hay muchos libros y herramientas fundamentales que te van a servir. Trata de dejarles claro qué pueden hacer si están sufriendo acoso. Aquí tienes algunos consejos que lo ayudarán a que se defiendan de su acosador:

  • No prestarle atención al agresor: Lo mejor es que no intente contraatacarlo o enfrentarlo por ningún motivo, eso hará que su conducta de intimidación se vea reforzada.
  • Prevenir estar solo: Se aconseja que siempre esté acompañado por otros compañeros o, en su defecto, por profesores. Que busque compañía en el baño, en el patio o al momento de comer.
  • Informar lo que sucede: Tienes que enseñarle a que informe a sus profesores y compañeros la situación por la que está pasando.

4. Buscar que refuercen la confianza en ellos mismos

Son muchos los niños que no tienen actitudes agresivas, por lo que se les hace hasta imposible matar una mosca. Algunos son tímidos y retraídos, lo que logra que se conviertan en un blanco fácil para cualquier agresor. Sin embargo, esto no quiere decir que ellos lo sean. Ningún pequeño tiene por qué ser víctima de un intimidador.

Para este caso, lo mejor es que puedan aumentar la confianza en ellos. Esto lo pueden hacer dependiendo de la forma en que les hables y de las acciones que tengas con ellos. De este modo, podrán elevar su autoestima y socializar mejor con sus compañeros.

Mamá hablando con hija

Comunícate mucho con tus hijos para que eviten ser víctimas de bullying

La comunicación siempre es la clave de toda relación, y más cuando se trata de padres e hijos. Esto hará que los peques se sientan en un lugar seguro cuando te quieran contar sus cosas.

Es fundamental que hables con ellos de forma frecuente. Escúchalos, pero no los juzgues ni hagas mínimos sus problemas. Gracias a esto, ellos podrán acudir a ti para poder hablarte si están siendo víctimas de bullying. ¡Presta mucha atención a tus hijos y comunícate siempre!

Te podría interesar...
Cómo afecta el bullying al cerebro de los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo afecta el bullying al cerebro de los niños

El bullying es un problema que afecta al cerebro de los niños y que, desgraciadamente, sigue muy vigente. Entre todos hay que poner remedio.