10 claves para prevenir las arrugas prematuras

Las arrugas son el signo de envejecimiento más notorio. No solo son ocasionadas por la edad, sino que influyen otros factores. ¿Cómo prevenirlas? Aquí te lo detallamos.
10 claves para prevenir las arrugas prematuras
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 18 mayo, 2022

Prevenir las arrugas prematuras suele ser una de las consultas más frecuentes en la dermatología estética. Si bien son la consecuencia inevitable del envejecimiento cutáneo, las causas de su aparición son variadas.

Con el paso del tiempo, las capas de la piel se modifican. Algunos componentes esenciales, como la elastina y el colágeno, disminuyen día a día y esto genera que la piel pierda gran parte de la elasticidad, de la firmeza y de su estructura habitual. ¿Cómo se pueden prevenir las arrugas prematuras? A continuación, te lo contamos.

Puedes prevenir las arrugas prematuras con estas claves sencillas

Las arrugas son signos inevitables del paso del tiempo y por lo tanto, las medidas preventivas solo sirven para retrasar su aparición. No obstante, de acuerdo a la publicación de la American Academy of Dermatology Association,los cuidados básicos de la dermis están indicados en todas las edades. ¡Ponlos en práctica!

1. Protección solar ante la exposición a los rayos solares

La causa más importante del envejecimiento cutáneo es el daño que generan los rayos ultravioletas del sol. Por eso, se aconseja la aplicación de protector solar con FPS mayor o igual a 50, incluso en los días nublados. Asimismo, en aquellos casos en que la exposición se prolongue, es necesario aplicar nuevamente el producto cada dos horas.

2. Ingestas suficiente de agua todos los días

Beber al menos dos litros de agua al día es vital para que el organismo se mantenga hidratado y que la piel luzca suave y esplendida. Además, el cuerpo requiere mantener los niveles adecuados de hidratación para que todas sus funciones se ejecuten de forma perfecta.

Las gafas y los sombreros de ala ancha son los complementos perfectos para potenciar los efectos de las pantallas solares. ¡Cuida tu piel de los rayos UV para prevenir el envejecimiento prematuro!

3. Complementos de la protección solar

Otros complementos importantes de protección solar son los sombreros de ala ancha y las gafas solares con filtro UV. El hábito de utilizarlos es clave, pues el bronceado puede lastimar tu piel. De hecho, algunos estudios de la revista Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology describen que la exposición a los rayos ultravioletas sería la causa del 80 % de los signos de envejecimiento y arrugas prematuras del rostro.

4. Limpieza de cutis diaria

Cuando la piel se encuentra sucia durante los períodos de descanso nocturnos, se imposibilita su oxigenación y regeneración. Además, los poros adoptan un aspecto más dilatado y poco higiénico.

Es por esto que se recomienda incorporar el hábito de desmaquillar y limpiar la piel del rostro cada noche como una estrategia para prevenir las arrugas prmaturas.



5. Uso de los productos adecuados

Los productos que se emplean en las rutinas de cuidado de la piel deben ser dermocosméticos y estar testeados y avalados por profesionales idóneos. Además, no se debe descuidar la forma de utilizarlos ni la calidad de los mismos.

Optar por productos inadecuados para el tipo de piel o la edad de la persona puede provocar reacciones indeseadas y cuadros inflamatorios posteriores.

6. Incorporación del ácido hialurónico

La cantidad de ácido hialurónico comienza a descender su concentración a partir de los 4o años. Esto mismo puede provocar que la piel se pierda la turgencia y la elasticidad características e incluso, luzca deshidratada y con arrugas.

Las cremas hidratantes de la rutina de cuidado de la piel atrapan el agua que esta posee y le otorgan un aspecto más juvenil y radiante.

7. Bajo consumo de alcohol y tabaco

Ambos hábitos, además de ser bastante perjudiciales para el cuerpo, también lo son para la piel. Los cigarrillos contienen toxinas que afectan a los pulmones, al corazón y al proceso de oxigenación de las células de la piel.

De hecho, un estudio realizado por International journal of Dermatology determinó que aquellas personas que tienen el hábito de fumar, además de tener mayor probabilidad de sufrir cáncer de piel, tienen mayores signos de envejecimiento prematuro con respecto a las que no fuman.



8. Ejercicio físico

Además de ayudar a disminuir el estrés cotidiano, hacer actividad física segrega endorfinas y contribuye a retrasar el envejecimiento cutáneo. La contracción de las fibras musculares liberan mioquinas, sustancias con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Incluso, la actividad física moderada estimula el sistema inmunitario y mejora la circulación sanguínea.

9. Posiciones apropiadas para descansar

Esta comprobado que dormir boca abajo genera más arrugas en el rostro que otras posiciones. Esto se debe por la presión del rostro en la almohada y las torsiones de las sábanas y fundas.

Incluso, si se tiene el hábito de dormir de costado o con los brazos cruzados, la persona presentará arrugas en forma de abanico en la región del escote.

mujer duerme de costado en la cama
La posición al dormir también es clave. Pues, aunque no lo parezca predispone a la aparición de arrugas en cara y en la zona del escote.

10. Evitar algunas expresiones faciales

Al realizar expresiones faciales, los músculos del rostro se contraen en reiteradas oportunidades y esto puede generar arrugas que quedan marcadas en la piel.

El uso gafas solares, como mencionamos anteriormente, puede contribuir a disminuir las líneas provocadas por entrecerrar los ojos por las molestias del sol.

La importancia de la prevención

A pesar de que en la actualidad hay diversas opciones terapéuticas para las arrugas, lo aconsejable es postergar su aparición y prevenirlas.

Ser constante con las limpiezas diarias y la hidratación ayuda a tener una piel joven y sin arrugas durante mucho más tiempo. A su vez, es ideal complementarlo con un descanso óptimo, con adecuada protección solar y con una buena alimentación.

Te podría interesar...
Cremas anti-edad, ¿debemos usarlas antes de los 30?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cremas anti-edad, ¿debemos usarlas antes de los 30?

A partir de los 30 años, comienza a disminuir el colágeno y elasticidad en la piel. De allí, que surja la duda de cuándo usar cremas anti-edad.



  • 11 ways to reduce premature skin aging. [Internet] Disponible en: https://www.aad.org/public/everyday-care/skin-care-secrets/anti-aging/reduce-premature-aging-skin
  • Flament F, Bazin R, Laquieze S, Rubert V, Simonpietri E, Piot B. Effect of the sun on visible clinical signs of aging in Caucasian skin. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2013;6:221-232. Published 2013 Sep 27. doi:10.2147/CCID.S44686
  • Palma L, Marques LT, Bujan J, Rodrigues LM. Dietary water affects human skin hydration and biomechanics. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2015 Aug 3;8:413-21. doi: 10.2147/CCID.S86822. PMID: 26345226; PMCID: PMC4529263.
  • Koh JS, Kang H, Choi SW, Kim HO. Cigarette smoking associated with premature facial wrinkling: image analysis of facial skin replicas. Int J Dermatol. 2002 Jan;41(1):21-7. doi: 10.1046/j.1365-4362.2002.01352.x. PMID: 11895509.