Células del bebé pueden regenerar tejidos de sus madres

Amanda3 13 septiembre, 2016

Hace unos años se pudo descubrir que las células del bebé pueden pasar a la madre y viceversa, pero todavía no se sabía que podían provocar la regeneración de tejidos en ellas. Este proceso es conocido como microquimerismo fetal, el cual hoy en día ha revelado nuevos hallazgos, pues entre madre e hijo se produce un intercambio celular capaz de traer numerosos beneficios a ambos.

En esta ocasión, vamos a hablar sobre la capacidad que tienen ciertas células del bebé para regenerar tejidos de sus madres, esta es una propiedad que fue descubierta recientemente, cuando se puso en evidencia la pluripotencialidad celular de estas. Este proceso implica que algunos órganos maternos puedan ser regenerados a través de las células del bebé, pero también se considera un riesgo en algunos casos.

Según estudios, son muchos los beneficios que pueden aportar a las madres las células de sus bebés, incluso se asocia a la prevención del Alzheimer, el cáncer y otros trastornos. Hasta el momento, la regeneración celular por esta vía se ha asociado también a los tejidos del hígado, el corazón y los riñones, además, su condición de pluripotentes, le permite más opciones que aún están por descubrirse.

¿Qué son las células pluripotentes?

La principal cualidad de las células pluripotentes, es que estas pueden convertirse en cualquier célula que el cuerpo necesite, pues aún no han definido de qué tipo van a ser. El valor de estas células es muy alto, pues tienen la capacidad de regenerar tejidos en los órganos que más lo requieran, lo cual permite una transformación en el cuerpo de la madre.

Se tiene evidencia de que algunas mujeres mejoraron su diagnóstico en cuanto a cardiopatías, algo que pudo cerciorarse debido a que se encontraron células con el cromosoma Y en su sus corazones. En tal sentido, la presencia de este cromosoma masculino, se relaciona con que estas experimentaron el embarazo de un varón.

Este proceso es relacionado científicamente con la supervivencia humana, pues, de alguna manera se garantiza el mantenimiento y recuperación de la madre para que esta pueda asegurar la vida de su hijo. Estas células se han identificado en órganos como los riñones y el hígado, plenamente identificadas por haber venido de un “donante” masculino o por no encontrar una función específica de ellas.

Foto do ensaio de gestante realizado no Parque Barigui em Curitiba.
Foto do ensaio de gestante realizado no Parque Barigui em Curitiba.

Pueden regenerar tejidos del cerebro

En estudios realizados al cerebro de distintas mujeres, se ha encontrado presencia del cromosoma Y en al menos el 60% de las muestras revisadas. El procedimiento aplicó en la autopsia de más de 50 mujeres, donde aquellas que padecieron Alzheimer, tuvieron una cantidad menor de células con cromosoma Y; lo que condujo a una investigación que intentó relacionar la cantidad de estas células con la aparición de este trastorno.

No obstante, surgieron interrogantes que pretendía establecer el efecto reparador de las células del bebé en sus madres, en especial para reparar los tejidos del cerebro. En el caso de las muestras que presentaron células con el cromosoma Y, eran sencillas de identificar, pero no así, si estas no habían tenido hijos varones; por lo cual en su cerebro podía haber células de sus hijas, que por tener cromosoma X, no serían fácil de diferenciar.

En tal sentido, se realizaron nuevas investigaciones, esta vez en animales; los resultados fueron sorprendentes. En el año 2015, los científicos pudieron determinar que las ratas jóvenes tenían más posibilidades de regenerar sus tejidos hasta en un 82%, sin embargo, cuando se trataba de ratas en estado de gestación, incluso aquellas que eran mayores aumentaban su capacidad regenerativa hasta en un 96%.

0b68055c4be43b097fabe17b4df0c051

En otras palabras, el embarazo en animales condicionó que la regeneración celular fuese más alta. Del mismo modo, a raíz de esta investigación surgió una nueva línea: el microquimerismo fetal puede afectar positivamente el sistema inmune de la madre. Al respecto, existen investigaciones transcurriendo, porque lastimosamente han revelado la posibilidad de que deriven en tumores cancerígenos.

En este sentido, se tiene entendido que el organismo de la madre podría reaccionar en contra de las células del bebé, porque aunque son muy parecidas a las propias, son un 50% extrañas, porque esta otra mitad pertenece al padre de su hijo. Esta situación podría provocar que el sistema inmunológico por medio de  las células microquiméricas actúe para detener el cáncer o acentúen el proceso.

Te puede gustar