Características del aprendizaje ubicuo

6 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga María Matilde
En la actualidad, podemos aprender en todo momento gracias a la tecnología y a los dispositivos móviles. Esto es lo que se denomina aprendizaje ubicuo.

El aprendizaje ubicuo se trata de una modalidad de formación posibilitada por las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) y los dispositivos portátiles. Esto nos permite acceder a los conocimientos en cualquier momento y desde cualquier lugar. Con lo cual, ni la distancia ni el tiempo son un impedimento para poder aprender.

Concepto y características del aprendizaje ubicuo

Gracias a la evolución de las TIC y su incorporación en los procesos de enseñanza aprendizaje, es posible acercar el aprendizaje a los contextos más cercanos de los aprendices. Se produce, así, un aprendizaje contextual mediado por las tecnologías (dispositivos electrónicos móviles, redes inalámbricas de comunicación, aplicaciones de software).

Entonces, el concepto de aprendizaje ubicuo hace referencia a la facilidad de poder adaptar la enseñanza a las necesidades y al contexto particular de cada alumno. Es decir, hace referencia a la posibilidad de generar procesos de aprendizajes permanentes, más informales y no limitados por un espacio físico.

Con lo cual, la ubicuidad tiene relación con la omnipresencia, con la posibilidad de estar en todas partes al mismo tiempo. Lo que permite la flexibilidad y adaptación con la que puede diseñarse y desarrollarse una propuesta de enseñanza-aprendizaje, en función de la situación, el tiempo, el espacio y los objetivos concretos planteados para cada estudiante.Niño estudiando con el ordenador mediante el aprendizaje ubicuo.

Una modalidad educativa adaptada a todos

Un aprendizaje ubicuo se constituye en una modalidad educativa que permite el aprendizaje a cualquier persona en distintas circunstancias, ya que son los mismos entornos digitales los que facilitan los recursos necesarios para la enseñanza.

El aprendizaje ubicuo, por un lado, complementa, mejora y hace más efectivos los procesos de enseñanza-aprendizaje formales. Y, por el otro, permite todo tipo de estudios y aprendizajes más personales. En todo caso, se trata de una modalidad educativa que permite una educación permanente y durante toda la vida. 

Entonces, el aprendizaje ubicuo facilita tanto la enseñanza guiada por docentes, como aprendizajes más autodidactas, gracias a que existen infinidad de aplicaciones de conocimientos y de estudio que hacen posible el aprendizaje, tanto en solitario como compartido. Además, el contacto aprendiz-información es inmediato, y la interacción alumno-profesor, profesores-padres, o entre los mismo alumnos es constante.

Ventajas y desventajas del aprendizaje ubicuo

En innegable que el uso de las tecnologías en nuestros días para aprender es imprescindible. Pero también es verdad que deben darse determinadas condiciones, tanto materiales como humanas, que permitan un aprendizaje significativo. Con lo cual, entre las ventajas y desventajas del aprendizaje ubicuo destacamos las siguientes:

Ventajas

  • Accesibilidad. Toda persona tiene la posibilidad de aprender desde cualquier lugar y en cualquier día y horario.
  • Adaptabilidad. Se trata de aprendizajes adaptados a todas las condiciones y situaciones de todos. Incluso para personas con diversidad funcional.
  • Personalización. Precisamente por su adaptabilidad, un aprendizaje ubicuo es personalizado según las necesidades, perfil, e intereses de cada uno.
  • Interactividad. Permite una constante interacción con los otros, tanto de forma sincrónica como diacrónica.
  • Comunidad. Fomenta la construcción de comunidades de aprendizaje en red.
  • Motivación. Al adaptarse a todas las circunstancias, un aprendizaje ubicuo es un aprendizaje más motivado, más relacionado con necesidades y propósitos de cada uno y en cada momento.
  • Atractivo. Dado que se produce en entornos virtuales, puede resultar más atractivo e innovador.

Desventajas

  • Son necesarios mínimos recursos para poder acceder a entornos de aprendizaje ubicuos. La conexión a internet y la disponibilidad de dispositivos portátiles es imprescindible.
  • Se requieren competencias digitales específicas. Es decir, habilidades concretas para poder conocer el funcionamiento de los dispositivos digitales sobre los que se asienta esta modalidad de aprendizaje.Niños en clase con una tablet estudiando con el método del aprendizaje ubicuo.
  • Su eficacia deberá ser evaluada considerando las edades y los niveles educativos de los estudiantes.
  • En contextos formales de educación, es fundamental que los maestros y profesores tengan una formación digital y pedagógica competente, de forma tal que puedan diseñar, desarrollar y dirigir procesos de aprendizaje basados en las tecnologías, que sean significativos.
  • Si bien se trata de un aprendizaje que se caracteriza por su constante interacción con los demás, no deja de ser, en ocasiones, un aprendizaje en solitario. El contacto cara a cara seguirá siendo un plus en todo proceso de aprendizaje.

Conclusión

La educación y el aprendizaje ubicuo son conceptos en desarrollo, y para conseguir una educación ubicua que genere aprendizajes significativos se requiere aún mucho trabajo, tanto desde el punto de vista tecnológico y material, como humano y de formación. Aún así, el que una persona pueda aprender desde cualquier sitio del mundo y en cualquier día y hora es cada vez más posible. La educación apoyada en la tecnología lo posibilita.

Toda persona gracias al aprendizaje ubicuo puede aprender según sus propias necesidades y estilos de aprendizaje. Tiene la posibilidad de aprender desde su propio entorno, contexto o situación particular de vida. Y, además, al mismo tiempo, está en contacto con otras miles de personas en situaciones de aprendizaje singulares.

Por lo tanto, una educación apoyada en la tecnología y en los dispositivos electrónicos es una educación universal y singular a la vez, y permite un aprendizaje ubicuo que proporciona la libertad de aprender como uno mismo.