¿Por qué cambia el tono de piel de los bebés?

Luego de nacer, la piel del lactante puede cambiar de coloración. No obstante, existen ocasiones que requieren de intervención médica.
¿Por qué cambia el tono de piel de los bebés?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 10 septiembre, 2022

Durante los primeros días de vida cambia el tono de piel de los bebés. De hecho, las alteraciones en la coloración suelen deberse a procesos que se desarrollan en el propio organismo. Incluso, algunos de ellos pueden ser manifestaciones de problemas de salud que deben ser tratadas. La tonalidad permanente de los recién nacidos puede observarse al cabo de varios meses luego del nacimiento.

¿Por qué cambia el tono de piel de los bebés?

Al nacer, las alteraciones de la coloración de la piel de los bebés se encuentran relacionadas con su salud y con el entorno que los rodea. Se trata de condiciones del recién nacido que pueden llegar a ser normales, salvo que se prolonguen con el transcurso del tiempo. De hecho, ciertos cambios en el tono de los pequeños pueden indicar un problema de salud que requiere de atención médica. A continuación, veamos algunos de los motivos.

Piel amarilla, el tono más frecuente de la piel de los bebés

La coloración amarilla de la esclerótica de los ojos y la piel se denomina ictericia. En general, el tono amarillento comienza en el rostro y, luego, se propaga hacia el resto del cuerpo, al pecho, el abdomen y las piernas.

Estos cambios en la pigmentación del recién nacido se desarrollan por la degradación de glóbulos rojos por parte del propio cuerpo, que es un proceso fisiológico en el lactante. Por ende, el producto resultante de esta descomposición es la bilirrubina, que da origen al tono amarillo al ser metabolizada por el hígado. Si bien suele desaparecer de forma espontánea y rápida, existen casos en los que el hígado es incapaz de metabolizar la bilirrubina con la velocidad suficiente.

La bilirrubina da origen al tono amarillo de la piel de los bebés. De todas formas, suele desaparecer rápidamente y de forma espontánea.

Manos y pies azules

La tonalidad azul de las manos y los pies del recién nacido se denomina acrocianosis. Esta condición es habitual luego del nacimiento y suele presentarse en el transcurso de las primeras horas de vida. Se desarrolla debido a que la sangre y el oxígeno priorizan su distribución hacia otras partes más importantes del cuerpo, como el cerebro, los pulmones y los riñones, en lugar de irrigar las manos y los pies.

Con el transcurso del tiempo, el cuerpo del recién nacido comienza a acostumbrarse a la dinámica de la circulación sanguínea que mantendrá en el futuro. Sin embargo, este estado puede manifestarse de forma temporal cuando el bebé tiene frío, por ejemplo, después de un baño.



Piel rosada o rojiza

Los recién nacidos se caracterizan por tener una piel con tonalidad rosada o clara. Esta coloración es provocada por la visualización de los capilares sanguíneos a través de la fina y delicada superficie cutánea del bebé.

Por lo tanto, esta coloración no será la definitiva, sino que luego se generará una mayor cantidad del pigmento natural que le brindará color a la piel. A su vez, los bebés recién nacidos también pueden tener marcas de nacimiento de color bermellón, como las manchas de vino de Oporto.

Uñas y labios morados

De acuerdo con una publicación de la Revue medicale de Liege, el síndrome del bebé azul es una condición que se presenta en los primeros meses de vida o al momento del parto. Su manifestación más característica es la coloración violácea general de la superficie cutánea, que se denomina cianosis. El lecho ungueal, los labios y los lóbulos de las orejas son las áreas más notorias de esta tonalidad en los bebés debido a que presentan la piel más fina.

La cianosis es una condición que puede manifestarse alrededor de la boca, la cara o en todo el cuerpo. De hecho, esto se debe a que los glóbulos rojos no distribuyen la cantidad suficiente de oxígeno a los tejidos u órganos. Por este motivo, es necesario consultar de forma inmediata a su médico.

Si la tonalidad violácea no desaparece después de un ataque de llanto o presenta cianosis en la piel, puede ser un signo de un problema respiratorio o inmadurez del sistema circulatorio. Asimismo, los defectos cardíacos generan cianosis en los bebés, ya que los valores de oxígeno séricos son más bajos de lo que deberían.



El síndrome del bebé azul o cianosis, se puede presentar al momento del parto o en los primeros meses de vida del bebé. Podría tratarse de un problema respiratorio o inmadurez del sistema circulatorio

Coloración muy pálida de la piel

El sistema de circulación sanguínea de los recién nacidos se encuentra subdesarrollado, por lo que suele ser frecuente que se presenten alteraciones en el tono de la piel de los bebés a causa de ello. De hecho, según una revisión de la Experimental Dermatology, los capilares y la microvasculatura continúan con su desarrollo y evolución durante 4 meses.

Incluso, las capas que componen todos los estratos de la superficie cutánea no se encuentran desarrollados en su totalidad, lo que no les brinda la cantidad suficiente de melanina, el pigmento natural de la piel, para dar color.

Además, los recién nacidos poseen una menor concentración de pigmento natural en la piel respecto de los adultos que se expone a los rayos solares.

El tono de piel de los bebés y su falta de madurez

La tonalidad de la superficie cutánea de los bebés se modifica a medida que avanza su maduración y cambia su sistema circulatorio inmaduro. A su vez, cuentan con una piel muy fina y sensible a las temperaturas extremas.

Después del año, la piel inicia su proceso para adquirir la funcionalidad y madurez suficiente. Es decir, se torna más gruesa y ejerce su función de aislamiento natural.

Te podría interesar...
¿El color de pelo del bebé puede cambiar?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿El color de pelo del bebé puede cambiar?

El color de pelo del bebé puede puede cambiar con el transcurso de los meses. En este artículo te contamos al respecto.



  • Mitra S, Rennie J. Neonatal jaundice: aetiology, diagnosis and treatment. Br J Hosp Med (Lond). 2017 Dec 2;78(12):699-704. doi: 10.12968/hmed.2017.78.12.699. PMID: 29240507.
  • Piazza J, Douin C, Bodson L, Ghuysen A, D'Orio V. Le cas clinique du mois. Syndrome du bébé bleu: la vérité cachée au fond du puits [Blue baby syndrome: the source of the truth]. Rev Med Liege. 2014 Apr;69(4):175-9. French. PMID: 24923096.
  • Fluhr JW, Darlenski R, Taieb A, Hachem JP, Baudouin C, Msika P, De Belilovsky C, Berardesca E. Functional skin adaptation in infancy - almost complete but not fully competent. Exp Dermatol. 2010 Jun;19(6):483-92. doi: 10.1111/j.1600-0625.2009.01023.x. Epub 2010 Mar 23. PMID: 20353516.
  • Steinhorn RH. Evaluation and management of the cyanotic neonate. Clin Pediatr Emerg Med. 2008 Sep;9(3):169-175. doi: 10.1016/j.cpem.2008.06.006. PMID: 19727322; PMCID: PMC2598396.