¿Por qué es bueno llevar un diario del embarazo?

Pedro 29 julio, 2017

Si estás en estado o piensas en quedarte embarazada, te damos una serie de razones por las que iniciar un diario del embarazo. Probablemente estés ante la etapa de tu vida en la que tu cuerpo va a experimentar más cambios, de ahí su importancia.

La etapa del embarazo es algo que se vive una o dos veces, por lo general, en nuestra vida. De hecho, es una época cargada de emociones diversas. Cada mujer vive esta etapa de una manera distina. Además, no hay un solo embarazo igual, así que es importante tenerlo en cuenta.

¿Por qué hacer un diario del embarazo?

A través de algo tan íntimo y personal como un diario del embarazo tendrás siempre a mano bonitos recuerdos de todo lo que viviste en esa etapa. Además, durante el propio período puede ser un buen modo de llevar el registro de todo lo vivido en esos días, una especie también de historial médico.

Si ya te has decidido a iniciar un diario durante tu embarazo, ahora es el momento de pensar cómo lo vas a hacer. Puedes optar por escribirlo de tu puño y letra.

Consejos para el diario del embarazo

diario del embarazo 2

Elige un tipo de diario que, preferentemente, sea de tapa dura. Así lograrás que sobreviva mejor en el tiempo y lo conservarás en buen estado.

Por otro lado, otra de las posibilidades que puedes tener es crearte un blog en Internet. Este blog puede ser una gran opción.

Disfruta de cada día de tu embarazo, el tiempo pasa rápido y es una sensación única

-Anónimo-

En este sentido, existen distintas plataformas como WordPress o Blogger, que te permitirán tener tu propio blog de manera gratuita. Para empezar con él, lo único que tendrás que hacer es registrarte y arrancarte a escribir.

Otra opción es hacerte un diario a base de vídeos. Esta posibilidad es muy recomendable para todas aquellas personas que sientan que la escritura no es su punto fuerte. Además, te ayudará a ver por ti misma la evolución de tu barriga.

Exprésate con libertad y sinceridad en tu diario de embarazo

Una vez que tengas claro también el formato que vas a elegir para hacer tu diario, tendrás que ver cómo expresarte en él y qué es lo que vas a decir. Lo más recomendable es que en primer lugar te presentes. Di quién eres, a qué te dedicas, cuáles son tus gustos y pasatiempos, etc.

Recuerda que cuando una se convierte en madre, a veces olvida un poco todas estas cosas. No está de más tenerlas en cuenta para no acabar perdiendo el horizonte. Por eso tenerlo guardado para verlo en un futuro te hará recordar que te mereces un tiempo para ti.

Un bonito modo de empezar, por ejemplo, es contar cómo te enteraste de la noticia de tu embarazo. Recuerda que en ese momento empieza todo y se experimentan una mezcla de sensaciones de lo más variadas que vale la pena recordar y tener en cuenta. No te olvides de explicar qué sentiste o a quién fue la primera persona que se lo contaste.

Objetivos del diario de embarazada

Uno de los objetivos en todo momento a la hora de realizar un diario de estas características es saber plasmar cómo te sientes. Con el tiempo, la precisión de los detalles se va perdiendo. Pero, si logras escribir un diario en el que detalles todo esto, se preservará mucho mejor.

No te olvides de contar en el diario lo que sientes, qué esperas durante tu embarazo, tus ilusiones, miedos y preocupaciones. Ante todo, debes ser consciente de que estás ante un momento trascendental en tu vida que recordarás siempre.

Todas las mujeres tienen recuerdos, por muchos años que pasen, de su etapa de embarazadas. Así que, si lo plasmas en un diario, podrás todavía mejor explicar esta mezcla de sentimientos que seguro te acechan constantemente.

diario del embarazo 3

Estos son solo algunos de los muchos motivos por los que iniciar el diario de tu embarazo. Pero no te preocupes, porque seguro que conforme vayas realizándolo tú misma, te darás cuenta que hay cientos de cosas que puedes incluir en él, y por las que vale la pena seguir con este proyecto. Desde contar qué tal van tus citas médicas y qué has sentido cada vez que has visto a tu pequeña, hasta tus antojos.

Y, no olvides pasar por los cambios en tu cuerpo, el desarrollo de tu bebé mes a mes, sus movimientos, las primeras compras para tu futuro hijo, etc. Será una experiencia única que, además, plasmarás en papel para toda la vida.

Te puede gustar